DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
La actualidad

Comparsas con Bocatas de label sanitario

El Ayuntamiento corrobora que las condiciones higiénico-sanitarias de las txosnas son “excelentes”
Cada una es objeto de tres inspecciones en fiestas

Ane Araluzea - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Iker Martín muestra a Jon Uribarri que en Bizizaleak se cumplen todas las condiciones higiénico-sanitarias.

Iker Martín muestra a Jon Uribarri que en Bizizaleak se cumplen todas las condiciones higiénico-sanitarias. (Oskar González)

Galería Noticia

Iker Martín muestra a Jon Uribarri que en Bizizaleak se cumplen todas las condiciones higiénico-sanitarias.

BILBAO. ¿Les suena la historia del adolescente que, tras una noche de parranda, vomita al llegar a casa y relata, ante la mirada escéptica de sus padres, la milonga de que el bocadillo de las txosnas le ha sentado mal? Es un clásico tan falso como el del niño cuyo perro le ha comido los deberes del colegio. Las rigurosas inspecciones que deben pasar las txosnas cada Aste Nagusia hacen prácticamente imposible que pueda colarse algún alimento en mal estado. Este año, de hecho, el resultado de ese examen higiénico-sanitario ha sido “excelente” según aseguraron ayer desde el Ayuntamiento de Bilbao.

“Cumplimos con todo lo que nos marcan, tenemos mucho cuidado con los alimentos que manejamos”, aseguraba ayer Clara Ginés, comparsera de Mamiki, quien concretó que hay muchos aspectos que, por evidentes que parezcan, no lo son tanto. “El pan no puede guardarse al lado de los licores, procuramos separar las cosas por espacios”, especificó. A lo largo de los años, además, han ido puliendo todos los detalles a medida que la normativa se ha hecho más estricta. Es más, Clara Ginés asevera que la importancia que otorgan a su oferta culinaria es tal que trabajan con productos de kilómetro 0. “Tenemos pan de masa madre y pimientos de Zeberio”, concretó la comparsera.

Hacia el mediodía, mientras El Arenal rezumaba el apetecible aroma de los chipirones, Oscar Blas agitaba una gigantesca cazuela que llamó la atención de los transeúntes frente a la txosna de Altxaporru. “Estoy preparando una paella para los 200 comparseros. Hoy es el único día que se sientan todos”, relató este profesor de cocina, quien reivindicó la importancia de “elaborar todo a la vista y no esconder nada”, ya sea en las comidas que preparan para consumo propio como las que están destinadas a la venta. “No hacemos distinciones”, aseguró.

Quienes abrieron la trastienda de su comparsa para mostrar lo que se esconde en su cocina fueron los comparseros de Bizizaleak, donde el Ayuntamiento de Bilbao realizó ayer una inspección a la vista de los medios. “Hemos hecho una apuesta importante por el mediodía y por el tema culinario, la noche no daba más de sí”, relató Iker Martín, miembro de esta comparsa ecologista. “Todos los años mejoramos cosas. Hace poco redistribuimos los espacios, para optimizarlos, e invertimos en materiales que facilitan el cocinado y cumplen el registro sanitario”, explicó. Además, desde hace tres años Bizizaleak oferta alimentos veganos, especialización que les ha llevado a introducir algunas novedades. “Separamos en planchas y freidoras diferentes los productos de origen animal y los que no son de origen animal”, concretó.

Inspección ‘in situ’

El resultado de la inspección realizada en Bizizaleak no pudo ser mejor. En palabras de Yolanda Díez, concejala de Salud y Consumo, “es una de las txosnas en las que no ha habido que corregir nada”. Por ello, felicitó a sus integrantes así como al resto de las comparsas, ya que la excelencia es una máxima generalizada. “Son espacios que se montan en poco tiempo y que realmente respetan todas las condiciones higiénicas que les ponemos”, aseveró sobre los requisitos que “son muy estrictos”. Según expuso la edil, se realizan al menos tres inspecciones a lo largo de la semana después de que cada comparsa entregue “una memoria sanitaria en la que informan de lo que van a vender y de la instalación”.

A su lado, Jon Uribarri, jefe de subárea de Seguridad Alimentaria, corroboró que “este año han subido un peldaño más y prácticamente no ha habido ninguna corrección”. Entre otros aspectos, analizan que los materiales sean de fácil limpieza. “En este caso utilizan acero inoxidable y tienen superficies de melamina”, indicó sobre Bizizaleak. Por otra parte, es importante la “dotación de agua, para que las tareas de limpieza se hagan en el momento”. Además, supervisan la temperatura de las cámaras y comprueban el origen legal de los alimentos a través del etiquetado. “Y todos los manipuladores de alimentos asisten a un curso impartido por el Consistorio cada año”, reveló.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Aste Nagusia

ir a Aste Nagusia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120