Enclave individual

Las victorias de Ezkurdia y Elordi en cuatro y medio y mano a mano dan al equipo kolitza el triunfo en la final del Torneo Bizkaia por equipos

Igor G. Vico - Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Artola alcanza un pelotazo al ancho de Irribarria en el estelar de parejas disputado ayer en el frontón Bizkaia.

Artola alcanza un pelotazo al ancho de Irribarria en el estelar de parejas disputado ayer en el frontón Bizkaia. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Artola alcanza un pelotazo al ancho de Irribarria en el estelar de parejas disputado ayer en el frontón Bizkaia.

Duración: 60:27 minutos de juego.

Saques: 5 de Irribarria (tantos 2, 6, 10, 11 y 18) y 2 de Artola (tantos 17 y 18).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 506 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 3 de Irribarria, 14 de Artola y 1 de Albisu.

Errores: 1 de Irribarria, 4 de Rezusta, 6 de Artola y 6 de Albisu.

Marcador: 0-1, 1-1, 2-1, 2-2, 2-6, 3-6, 3-8, 7-8, 7-11, 8-11, 8-14, 12-14, 12-18, 13-18, 13-19, 18-19, 18-20, 20-20 y 20-22.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Ezkurdia (con Irribarria-Rezusta) y Víctor (con Artola-Albisu).

Apuestas: Se cantaron posturas de salida de 100 a 70 a favor de Irribarria-Rezusta.

Incidencias: Final del Torneo Bizkaia por equipos disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. 640 espectadores. En el primer partido, Ezkurdia ganó a Víctor (22-10). En el tercero, Elordi venció a Erasun (22-10).

Bilbao- Tal y como sucedió en 2017, los individualistas fueron los responsables de sellar el triunfo final en el Torneo Bizkaia por equipos. La historia se repite. La llave está en los especialistas. Joseba Ezkurdia, en el cuatro y medio, y Aitor Elordi, en el mano a mano, desentrañaron el puzzle del festival por el cetro. Los componentes del equipo Kolitza ganaron sus encuentros y devolvieron la fe a Irribarria-Rezusta, que volvieron a caer frente a Artola-Albisu, comandantes del bloque Anboto, al que le fallaron los costados.

Fue Elordi, el único vizcaino en liza en la batalla por el trofeo, el que puso el triunfo final en el casillero de los de Aspe. El mallabiarra entró en sustitución de Darío Gómez, que tiene la mano derecha lesionada, y estuvo a gran nivel ante un manomanista nato como Jon Erasun, actual finalista del Manomanista de Segunda. El delantero impuso sus artes en los cuadros alegres e hizo un roto con el saque a su adversario. El zaguero de Zizurkil se tragó siete, lo que dio alas a un rival peligroso pero que no gozó de la confianza de la cátedra de salida. Se cantaron posturas de doble a sencillo a favor del fiable guardaespaldas guipuzcoano.

En cualquier caso, un 5-0 de salida, en el que se incluyeron tres saques, pusieron en órbita a Elordi. El de Mallabia sumó algún error, pero mantuvo controlada la contienda a dentelladas (22-10).

También reinó Joseba Ezkurdia dentro del cuatro y medio frente a Víctor. La violencia en el pelotazo y el primer disparo fueron claves. Endosó al ezcarayense un 22-10 en 186 pelotazos. El inicio espectacular del arbizuarra (10-1), tuvo respuesta (12-10), pero el navarro no tuvo piedad en una tacada de diez tantos que firmó el 22-10.

En cualquier caso, Elordi tuvo que salir al rescate después de que Irribarria-Rezusta no sellaran una remontada ante Artola-Albisu. El partido estelar terminó 20-22 a pesar del dominio en casi toda la contienda de la combinación de Asegarce. Iñaki y Jon Ander, timoratos en algunos saques, exhibieron una gran capacidad para mandar y terminar el tanto, pero sufrieron un cortocircuito a apenas unos palmos de la victoria. Dos caras en una moneda.

Y es que, siendo Artola amo de los cuadros alegres, defendiendo pelotas increíbles, activo, rematador, unos saques al ancho de Irribarria con el 13-19 en el marcador convirtieron su propuesta en una madeja de errores. Si bien Albisu había comenzado tranquilo, respondón ante un Rezusta con zurda de plomo, el camino se transformó en una montaña rusa complicada de digerir. Llegaron a empatar a veinte. La supervivencia llegó de manos de Artola, el más entonado de toda la contienda.

Ocurre que el crecimiento del alegiarra es notable. Después de varios meses de dudas, las certezas le han llegado todas a la vez. En Gasteiz ya empezó a sacar a la luz una imagen efervescente, en el Villa de Zarautz, que terminó ganando junto a Albisu, estuvo grandilocuente y ayer en el Bizkaia de Bilbao rayó a gran nivel, a pesar del tramo de errores que acabó penando su balance de cuentas. En cualquier caso, el guipuzcoano tuvo los arrestos necesarios para romper el partido tras el veinte iguales. La inspiración llegó a su zurda y cruzó un gancho estratosférico, veloz, ajustado, que hizo que el público del Bizkaia de Bilbao se rompiera. No era el primero. Firmó un total de catorce remates y dos saques. Después, el punto final llegó en un tanto de mucha tensión en el que Irribarria no encontró remates -solo terminó tres tantos en jugada-. Después de 46 pelotazos, un cortadón de Artola puso el empate global en la final del Torneo Bizkaia. No sirvió de nada en un enclave individual.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120