DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Mari Puri Herrero, Artista

“Dirijo todo, elijo las telas y lo que va a llevar Marijaia;después ya no es mía”

Mari Puri Herrero es la madre del icono de Aste Nagusia. Poco dada a entrevistas, sin embargo, ha hablado con DEIA para recordar el origen y trayectoria de la muñeca

Rosana Lakunza - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mari Puri Herrero.

Mari Puri Herrero.

Galería Noticia

Mari Puri Herrero.

Bilbao. A Marijaia le queda una semana de diversión, salió a la calle limpia, bonita y vestida para enamorar, cómo acabe será otra cuestión. Hace cuatro décadas, en julio del 78, Mari Puri Herrero, una reconocida artista vasca, recibió la visita de la comisión de fiestas y con ella el encargo de hacer una figura que representará el espíritu festivo de Bilbao. Era un encargo secreto y una sorpresa, solo para ese año, y, sin embargo, ahí sigue. A Herrero no le gusta hablar mucho de ella, piensa que es propiedad de los que disfrutan la fiesta.

No le gusta mucho hablar de esta mujer que embruja Aste Nagusia.

-Hace tiempo que no lo hago, es cierto. Lo he dicho todo y no me gusta repetirme demasiado sobre lo que durante años he comentado. Marijaia está ahí y ya está, es de todos.

Le ha dado más de una alegría.

-Más de una sorpresa, pero también alegrías. Yo no soy muy de fiestas, me gusta la tranquilidad. Suelo ir a dar una vuelta si quedo con alguien, pero no soy muy fiestera.

Toño Valdivielso lleva años a su lado colaborando en la elaboración de Marijaia. ¿Cuál es ahora su papel?

-Dirijo y elijo todo, las telas y lo que va a llevar. Después ya no es mía, es de todos los que están en las fiestas alrededor de ella.

¿Por qué Marijaia?

-Fue el nombre que me dieron, lo demás fue mío, pero los de la comisión me dijeron que se llamaría así. Así que, por el nombre, tenía que representar a una mujer.

¿Pensó que iba a ser eterna?

-Ella nació para un año, 1978, gustó y se ha quedado. Eterno no hay nada.

Cuarenta años…

-Sí, pero las cosas pueden cambiar, de momento ahí sigue y ya veremos.

¿No la hubiera liberado en alguna ocasión del fuego?

-Cuando recorre las calles Marijaia ya no es mía, es otra cosa. Nunca se me ha ocurrido pensar en ello. El fuego es un buen final, fue concebida así.

¿Ha envejecido Marijaia?

-No creo, ¿qué sé yo? Es el espíritu de unas fiestas. Es la misma, no cambia en su espíritu, siempre sonríe…

¿Cuántos metros de tela se habrán utilizado en la elaboración de la ropa de Marijaia?

-Ni idea, muchos. Cada año lleva una ropa diferente, pero en esencia es la misma. Como te digo, me gusta muy poco hablar de ella. Ten en cuenta que son 40 años y en ese tiempo creo que he comentado todo.

Fue un encargo muy apresurado.

-Tuve muy poco tiempo para pensarla. En cinco días estuvo hecha porque no había demasiados días y era también una sorpresa, el secreto de aquellas primera fiestas para Bilbao.

Cambiemos de tema. ¿En qué está trabajando ahora?

-Estoy pintando, es en lo que más trabajo, y también me estoy dedicando a poner orden en mi estudio. Lo que me está llevando mucho trabajo. Tengo cantidad de dibujos, muchos papeles y me he propuesto organizarlo este verano. Tengo mucho papel.

¿Cuántos años en el mundo del arte?

-Desde que tengo recuerdos, me gustaban mucho las estampas de los libros, por ahí entré de pequeña en este mundo. Abría los libros e iba a buscar las imágenes, era lo que más me gustaba. (Además de gustarle en su infancia las imágenes de los libros, a Mari Puri Herrero le gusta leer y es una actividad a la que dedica una parte importante de su tiempo).

Ha pasado el tiempo y de aquellas estampas que admiraba, se ha convertido en una artista reconocida.

-Dedicándome al arte, no hay queja. Me fui a estudiar a Madrid y en el 63 hice la primera exposición. He trabajado mucho y disfruto muchísimo con el papel. El papel, tiene una condición que lo pierdes, lo traspapelas y hay que tener orden. Por cierto, me está quedando muy bien organizado.

¿Cómo lleva a cabo esa labor?

-Lo voy poniendo por décadas, antes quizá lo ordenaría por años;ha pasado el tiempo y ahora va por décadas, es una manera de situarme.

¿Cuántas obras ha creado?

-¿En papeles? Con el orden, se puede calcular muy bien y hasta contarlos, pero no me he puesto a ello. Cuando salgo fuera traigo papeles, pero ahora aquí también los hay estupendos;por ejemplo, los orientales son una maravilla.

¿Prefiere el papel al óleo?

-No. Son complementarios. Para mí el papel es como si fuera un pensamiento, es lo más inmediato;de la cabeza a la mano va directo. Es tan inmediato que permite tener ideas y plasmarlas rápidamente. El lienzo lo vas elaborando poco a poco y la idea tiene que ser más concreta. En papel haces cualquier cosa que te venga a la cabeza, si no te gusta lo rompes. El papel es pensar y trabajar al mismo tiempo.

las claves

“Hemos utilizado muchos metros de tela, cada año lleva una ropa diferente, pero en esencia es la misma”

“Los de la comisión me dijeron que se llamaría Marijaia. Así que tenía que representar a una mujer”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Aste Nagusia

ir a Aste Nagusia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120