Biribilketa

Mi única patria, la mar...

Por Iñaki González - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

EL verso de Espronceda viene a retratar algo que el poeta no imaginó pero que está marcando este comienzo de siglo. Las corrientes migratorias son una constante en la historia desde que el primer habitante del continente europeo llegó desde África algunos miles de años atrás. Las vías comerciales han sido las venas de ese tránsito desde los tiempos de la ruta de la seda hasta las grandes migraciones del siglo XIX desde el continente europeo al americano, cuando el fenómeno se volvió masivo en aquellas regiones del Viejo Continente castigadas por la hambruna o la guerra o la persecución sectaria. Irlandeses, vascos, alemanes, españoles, anglosajones, italianos, judíos, eslavos, nórdicos... No hay etnia asentada en la Europa de aquellos tiempos que no contribuyera al crisol de razas que hoy es Estados Unidos. El actual fenómeno migratorio no es tan diferente. Del sur hacia el norte donde antes se viajaba de este a oeste. Nueva tierra de oportunidad, mismos motivos: huir de la persecución o de la guerra o mejorar la calidad de vida, cuando no directamente huir del hambre. Y sí, genera fricciones interculturales. No hay ámbitos, naciones, estados ni regiones étnicamente puras ni es ese un factor de desarrollo. Pero somos refractarios al fenómeno en base a presunciones que no responden a la verdad y solo retratan nuestra propia debilidad e inmadurez social. Hoy, ya no es el pirata romántico de Espronceda el que descubre que su única patria es la mar. Son los cientos de atrapados entre el hambre, la persecución o la guerra en sus países de origen y la ausencia de un puerto amigo al norte. El verdadero efecto llamada lo produce la muerte segura de la que huyen.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120