REAL MADRID 2-4 ATLÉTICO DE MADRID

Diego Costa lleva la supercopa a Neptuno

El delantero colchonero fuerza la prórroga y el Madrid cae en una final 18 años después

Iñaki Dufour - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La plantilla del Atleti celebra en Tallin su victoria ante el Madrid.

La plantilla del Atleti celebra en Tallin su victoria ante el Madrid. (EFE)

Galería Noticia

La plantilla del Atleti celebra en Tallin su victoria ante el Madrid.

REAL MADRID: Keylor Navas;Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo;Casemiro (Min. 76, Dani Ceballos), Kroos (Min. 102;Borja Mayoral);Isco (Min. 83, Lucas Vázquez), Marco Asensio (Min. 57, Modri), Bale, y Benzema.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak;Juanfran, Savic, Godín, Lucas;Lemar (Min. 90, Thomas), Rodri (Min. 71, Vitolo), Saúl, Koke;Griezmann (Min. 57, Corre) y Diego Costa (Min. 108, Giménez).

Goles: 0-1: Min. 1;Diego Costa. 1-1: Min. 27;Benzema. 2-1: Min. 62;Sergio Ramos, de penalti. 2-2: Min. 78;Diego Costa. 2-3: Min. 98;Saúl. 2-4: Min. 104;Koke.

Árbitro: Szymon Marciniak, polaco. Amonestó a Marco Asensio, Marcelo y Dani Ceballos, por el Real Madrid, y a Correa y Diego Costa, por el Atlético de Madrid.

Incidencias: Unos 12.500 espectadores en el estadio Lillekula de Tallin.

tallin- Rescatado por un gol de Diego Costa en el minuto 78, resolutivo en la prórroga con dos tantos y oportuno en cada error defensivo del Real Madrid, el Atlético de Madrid conquistó su tercera Supercopa de Europa, mejor en los detalles que un rival vulnerable, que tuvo el título en su mano.

Desde que marcó el 2-1 de penalti Sergio Ramos en el minuto 60 y desde que se apropió del partido sin aparente respuesta rojiblanca, tan convencido de su victoria que Marcelo se permitió un lujo innecesario, del que renació el Atlético agarrado a Diego Costa, a un gol directo al tiempo extra.

Su partido fue sensacional, por sus tantos, por su entrega, por su despliegue, porque sin él, probablemente, el éxito habría sido imposible, como sin el golazo de volea de Saúl en la primera parte de la prórroga, que desequilibró ya invariablemente un encuentro que sentenció instantes después Koke, con la frustración del Real Madrid, derrotado en una final 18 años después.

Ni siquiera el verano ni una pretemporada tan condicionada aligeran ni la dimensión ni la emoción ni las vibraciones ni la pasión ni la tensión del derbi más grande de Europa, menos aún en estos tiempos. Son dos equipos para luchar por todo, para disputar cada título, para reinar en Europa... Y no admiten ninguna excusa.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120