festividad de la asunción de la virgen

El calor no funde la tradición más arraigada

Miles de fieles acudieron a a la basílica para honrar a la Virgen
El obispo recordó a los que huyen del hambre

Sandra Atutxa - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Festividad de la Virgen de Begoña con el tradicional aurresku del alcaldeVER VÍDEOReproducir img

(Eforta Nafarrate)

Galería Noticia

Festividad de la Virgen de Begoña con el tradicional aurresku del alcaldeReproducirLa basílica de Begoña se quedó pequeña para miles de feligreses que hicieron frente al calor estoicamente o con sus abanicos. Reportaje fotográfico: Pablo Viñas y Borja López

GaleríaGalería: Peregrinación a la Amatxu de Begoña

  • El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto (c) y el resto de la corporación municipal se han congregado junto a miles de personas hoy en la Basílica de Begoña.
  • Juan Mari Aburto ha bailado un aurresku.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Peregrinación a la Amatxu de Begoña.
  • Miles de personas llenan la basílica de Begoña
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Bilbao- Ni un alfiler. La basílica de Begoña se quedó pequeña ante la llegada masiva de miles de peregrinos, unos 150.000 según la Cofradía, que desde diferentes puntos del territorio vizcaino honraron ayer -día de la Virgen- a la Amatxu de Begoña. La tradición consigue todos los años que la temperatura suba, tanto dentro del templo como en los alrededores, hasta el punto de que el abanico se convierte en una herramienta imprescindible. “Menos mal que me puedo abanicar porque de lo contrario esto no hay quien lo aguante”, dijo Marisol, quien aguardaba el comienzo de la misa mayor desde las primeras filas. El Samur atendió alrededor de medio centenar de personas que sufrieron desmayos por bajadas de tensión o por golpes de calor. “Una señora se ha caído en las escaleras y como le dolía la cadera ha sido trasladada al hospital de Basurto”, aclaró un enfermero del servicio sanitario.

Lo cierto es que pese a esos percances de poca gravedad la jornada se desarrolló en un ambiente festivo. Antes de las 4.00 de la madrugada comenzaron a llegar a la colina de Artagan los primeros peregrinos a pie procedentes de diferentes puntos de Bizkaia. El goteo de fieles, -bastón en mano y chaleco reflectante- no cesó a lo largo de toda la noche. Aunque el templo permaneció abierto toda la madrugada, la primera misa de ofició a las cuatro de la mañana. José Manuel, Anabel y Luis este año tenían una promesa. “Este año hemos venido andando desde Durango. Le pedimos una cosa a la Amatxu y nos ha ayudado. Lo prometido, es deuda”. Así que sin prisa, pero sin pausa llegaron a tiempo para misa de 11.00. Reto conseguido. “Una vela a la Amatxu, escuchamos la misa y después un talo con chorizo”, explicó a DEIA Luis. Maite y Lourdes, de Derio, tampoco fallan a la Virgen. Siendo niñas recuerdan que solían ir con sus padres y ahora siguen conservando la tradición.

Las calzadas de Mallona, que unen el centro de la villa con la basílica en una subida que supera las 300 escaleras, fue a lo largo de la jornada festiva el recorrido más concurrido para acceder hasta el templo donde aguardaba la Virgen, vestida con su manto blanco. “Está preciosa. Me encanta verla así”, explicó Rosa Mari, de Plentzia, otra devota de la patrona de Bizkaia que, según relató, solo ha dejado de ir una vez cuando estuvo ingresada por una operación de cadera.

El aroma a rosquillas de anís se entremezcló con el sonido del txistu y del tamboril de la Banda Municipal que acudió a recibir a la corporación municipal. Pasadas las o11.30 horas comenzaron a llegar las autoridades y fue el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, quien encabezó la representación municipal. Junto a él acudieron concejales del PNV, PSE y el PP. La representación institucional se completó con la presencia de la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui.

Misa mayor En un ambiente festivo la corporación llegó al templo y fue recibida por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y por los sacerdotes que participaron en la misa mayor. Durante la homilía, Iceta recordó a las familias, a los enfermos, a las personas ingresadas en hospitales y residencias, a quienes no encuentran trabajo y también a quienes “vienen huyendo del hambre y guerras” en un mundo con “tantos desafíos y dificultades”. Asimismo, el obispo indicó la necesidad de devolver la “esperanza a todos los que la han perdido”.

Una vez finalizada la eucaristía, el alcalde de Bilbao, acompañado del representante de la Iglesia de Bizkaia explicó que el día de la Amatxu es una jornada de “alegría, de convivencia y tradición” y confesó lo que le había pedido a la Virgen: “Le he pedido por las necesidades de los bilbainos, por los más vulnerables, por los que peor lo están pasando”. El alcalde de Bilbao quiso rendir un “homenaje especial” al grupo de danzas Beti Jai Alai, en su quincuagésimo aniversario, y a su fundador, Jon Pertika, fallecido el pasado febrero.

Las misas se celebraron hasta las 21.00 horas y el movimiento de devotos se prolongó hasta bien casi finalizar la jornada. Esta peregrinación anual es una de las tradiciones religiosas más arraigadas en Bizkaia, ya que desde antes de 1300, fecha de la fundación de Bilbao, ya acudían en peregrinación los primeros fieles de la Amatxu.

La Cofradía de Begoña que es una de las entidades con más peso en la organización del evento ha repartido unas 30.000 estampas con la imagen de la Virgen, y enviará los donativos que hayan recaudado a la Parroquia de Nuestra Señora de Begoña en Almáciga. El objetivo es finalizar las obras del templo de Tenerife, y cuyo inauguración está prevista el 29 de abril de 2019, fecha en la que se cumplen setenta años de que la imagen de la Amatxu llegó a la isla en el interior de una botella.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120