Los hijos del coltán

María Olga Santisteban Otegui Zalla - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Desconocía yo hasta hace bien poco qué era eso del coltán y lo indispensable que es (ahora ya lo sé: un mineral) que formado por otros dos, la columbita y la tantalita, se utiliza para fabricar los condensadores que llevan la mayoría de los smartphones, que usamos en el mundo occidental, para nuestras comunicaciones. Este preciado mineral tiene la mayoría de sus reservas en un país azotado por las guerras y las miserias en la República Democrática del Congo, desarrollada entre 1998 y 2003 y que costó más de cuatro millones de muertes, con trabajadores expoliados en su mayoría en yacimientos ilegales, por mafias o pequeños ejércitos, y que con suerte algunos cobrarían un euro por catorce horas diarias o más por un trabajo esclavo y cruel. Las grandes multinacionales, al servicio no se sabe muy bien de qué oscuros intereses, son también las grandes culpables de la explotación criminal, que provoca un auténtico exterminio en aquel país y que recuerda viejas prácticas coloniales, cuando diversas potencias europeas fueron amos y señores de buena parte del continente africano, y que dejaron tras su marcha un recuerdo difícil de olvidar. En estos días que tanto se habla de inmigración, acordémonos del coltán, cada vez que consultemos nuestros smartphones y la historia que tienen detrás, para que gobiernos e instituciones competentes -y algún que otro político sobresaliente- den una salida y solución más que digna a los hijos del coltán.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120