DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
viajó ayer a Madrid

Agur Kepa

El Chelsea abonará hoy los 80 millones de la cláusula de rescisión del portero

Arkaitz Aramendia - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Kepa Arrizabalaga, ayer durante el que pudo ser su último entrenamiento en Lezama. Al fondo, Iago Herrerín. Foto: Juan Lazkano

Kepa Arrizabalaga, ayer durante el que pudo ser su último entrenamiento en Lezama. Al fondo, Iago Herrerín. Foto: Juan Lazkano

Galería Noticia

Kepa Arrizabalaga, ayer durante el que pudo ser su último entrenamiento en Lezama. Al fondo, Iago Herrerín. Foto: Juan LazkanoEl de Ondarroa, en Loiu antes de coger el vuelo a Madrid.

bilbao- La relación entre Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, 3-X-1994) y el Athletic tocará a su fin durante la jornada de hoy, cuando el Chelsea firme la documentación pertinente en la sede de LaLiga previo pago de los 80 millones de euros que marcan la cláusula de rescisión del guardameta vizcaino, quien no ha dudado en apostar por el club británico en una operación relámpago motivada por el inminente cierre del mercado en Inglaterra, que bajará la persiana mañana a las 18.00 horas. La decisión del Real Madrid de acometer la incorporación de Thibaut Courtois y el correspondiente visto bueno del belga, que se unirá en las próximas horas al proyecto blanco desvinculándose así del Chelsea tras negarse a entrenar en los dos últimos días, había dejado al conjunto británico ante la imperiosa necesidad de incorporar un cancerbero de garantías de cara a un curso en el que disputará la Europa League. Los elegidos, en un primer momento, fueron el esloveno Jan Oblak y Kepa Arrizabalaga, con cláusulas de 100 y 80 millones de euros, respectivamente. El portero del Atlético de Madrid no se lo pensó y rechazó días atrás la propuesta que llegó a sus manos, algo que no ha querido hacer el ondarrutarra, quien se comprometerá con el Chelsea por no menos de cinco años y que verá mejorado considerablemente su salario después de su fallido fichaje por el Real Madrid durante el último mercado invernal.

Con la pasada temporada en marcha y las posturas entre las partes cercanas, fue el ya exentrenador blanco Zinedine Zidane quien desestimó la llegada de Kepa para resignación de Florentino Pérez, quien se frotaba las manos ante el factible acuerdo con el vizcaino a cambio de los 20 millones de euros que figuraban en su cláusula de rescisión. El primer tren para poder cambiar de aires pasó de largo entonces para Kepa, cuyo proceso de renovación con el Athletic se convirtió en un auténtico culebrón. Tuvieron que pasar dieciséis meses, desde septiembre de 2016 hasta enero de este mismo año, para que la Junta Directiva liderada por Josu Urrutia obtuviera el sí del guardameta internacional, quien tuvo que elegir entre firmar su renovación como león o esperar seis meses más para ver vencido su contrato y quedar libre. Optó por la primera opción el de Ondarroa, que el pasado 22 de enero estrechó la mano del presidente rojiblanco tras prolongar su vinculación con Ibaigane hasta el 30 de junio de 2025.

El acuerdo, sin embargo, queda reducido a cenizas apenas siete meses después para lamento del Athletic -cerrado en banda a negociar un traspaso por Kepa-, debido a la contundente irrupción del Chelsea, que cumplirá así uno de los deseos del italiano Maurizio Sarri, su nuevo entrenador. Antes de viajar a Madrid a primera hora de la tarde de ayer en compañía de Margarita Garay, una de las representantes con mayor impacto dentro de la agencia Bahía Internacional, a fin de ultimar las condiciones de su fichaje por el club británico y poder debutar incluso con su nuevo equipo en la jornada inaugural de la Premier League, este mismo sábado a las 16.00 horas en el campo del Huddersfield, Kepa se ejercitó con total normalidad en las instalaciones de Lezama.

larga conversaciónLo hizo por la mañana, con todas las miradas puestas ya sobre su figura. Su nombre estaba en boca de todos, pero su actitud no distó en absoluto de la mostrada en cada entrenamiento previo a las órdenes de Eduardo Berizzo, que no podrá contar con los servicios del ondarrutarra en el ejercicio entrante. Con la seriedad que acostumbra y el buen hacer bajo palos que le llevará a protagonizar un fichaje récord en lo que a porteros se refiere, Kepa completó la práctica sin dar viso alguno de estar ante su último entrenamiento.

Tampoco los compañeros trataron de manera diferente al vizcaino, que, al término de la sesión, mientras estiraba, mantuvo una larga conversación sobre el césped con el preparador de porteros, Carlos Kisluk, y los guardametas Iago Herrerín y Alex Remiro, destinados a desempeñar un rol bien diferente con la marcha del internacional absoluto. El bilbaino, sin ir más lejos, apunta a una titularidad que ya tenía dueño, mientras que el joven portero de Cascante atisba una opción de reivindicarse cuando su futuro se antojaba incierto. El contrato de Remiro, que aún no ha renovado, toca a su fin el 30 de junio del próximo año, por lo que tanto el club como el navarro entran en un nuevo escenario con el inminente agur de Kepa, quien se espera que viaje hoy a Londres para firmar y ser presentado con el Chelsea.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120