La NBA también importa entrenadores

Banquillos sin fronteras

La NBA también importa entrenadores y, así, Fotis Katsikaris, Sergio Scariolo y Pablo Prigioni aportarán la próxima temporada sus conocimientos y experiencia en Utah, Toronto y Brooklyn, respectivamente

Un reportaje de Roberto Calvo - Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Katsikaris dirigirá la próxima temporada en Utah y Scariolo, en Toronto. Fotos: Borja Guerrero y Ef

Katsikaris dirigirá la próxima temporada en Utah y Scariolo, en Toronto. Fotos: Borja Guerrero y Ef

Galería Noticia

Katsikaris dirigirá la próxima temporada en Utah y Scariolo, en Toronto. Fotos: Borja Guerrero y Ef

EL baloncesto ha derribado todas las barreras y su globalización es imparable. La NBA ya no es otro mundo inaccesible y la relación entre ambos lados del Atlántico se ha vuelto fluida y enriquecedora, de tal forma que, salvando algunas cuestiones reglamentarias, lo que se ve sobre la cancha aquí y allí cada vez se parece más. En los banquillos está la explicación y las franquicias de la mejor competición del mundo también han abierto sus puertas a los entrenadores extranjeros. Han sido muchos años de reticencias, de que desde Estados Unidos se mirara con cierto aire de superioridad a sus colegas europeos, pero el intercambio de información ha cambiado esa manera de pensar. “Los entrenadores extranjeros son tan buenos o mejores que nosotros”, dijo en una ocasión Gregg Popovich, probablemente la figura clave para expandir esta nueva mentalidad.

En los últimos días, tres entrenadores han dado un paso que no siempre es sencillo, por lo que supone de abandonar una zona de confort y la primera línea, y han firmado como ayudantes en franquicias de la NBA. Sergio Scariolo irá a los Toronto Raptors, Fotis Katsikaris a los Utah Jazz y Pablo Prigioni a los Brooklyn Nets. Los tres se suman a quienes ya estaban allí: Jordi Fernández en los Denver Nuggets y Ettore Messina en los San Antonio Spurs. El italiano, de hecho, ya ha dirigido partidos de los texanos en ausencia de Popovich, pero será Igor Kokoskov el primer técnico formado en Europa que acceda al cargo de entrenador jefe en la NBA en los Phoenix Suns. También habría que señalar a David Blatt, con pasaporte israelí, y Mike D’Antoni, italo-americano, que comenzaron sus carreras en Europa y acabaron entrenando en la competición estadounidense, aunque el primero está ahora en Europa.

Katsikaris ocupará el hueco que ha dejado el serbio en Utah como ayudante de Quin Snyder, quien en la temporada 2012-13 integró el cuerpo técnico del CSKA Moscú a las órdenes, precisamente, de Messina. El extécnico del Bilbao Basket ya había tenido contactos con la NBA anteriormente, tuvo alguna oferta para dirigir en la Liga de Desarrollo y ahora, tras un notable curso en el Iberostar Tenerife, cumple un deseo de muchos años y ha firmado por tres años con la franquicia mormona. Esto, además, le permitirá estar más cerca de su hijo Alex, que cursa estudios en Estados Unidos.

Sergio Scariolo también alcanza un objetivo perseguido desde hace años con su llegada, también por tres campañas, a los Toronto Raptors, con el que ya había tenido negociaciones en otras ocasiones. Ahora el técnico de Brescia formará parte del cuerpo técnico que liderará el debutante Nick Nurse y su experiencia será muy valiosa para la franquicia canadiense ya que el italiano, cuyo deseo era volver a dirigir a tiempo completo y ha rechazado ofertas en Europa, siempre ha tenido una fluida relación con la NBA. En el caso de Scariolo, ha logrado, además, que los Raptors le permitan dirigir a la selección española en las ventanas FIBA de septiembre, noviembre y febrero.

Por su parte, Pablo Prigioni seguirá con su aprendizaje en los Nets tras su fallido debut en el Baskonia. El argentino acompañará en el banquillo neoyorkino a Kenny Atkinson, un entrenador que también tiene relación con Europa ya que tiene nacionalidad española por matrimonio e hizo la mayor parte de su carrera como jugador en el baloncesto FIBA. Prigioni tiene la ventaja de conocer perfectamente la NBA ya que sus años como jugador los acabó allí y puede adquirir esa experiencia que le faltó en Gasteiz.

No es casualidad que cada año un buen número de entrenadores europeos acudan a las ligas de verano para conocer de primera mano cómo funcionan las franquicias de la NBA. Por ejemplo, Jaka Lakovic, tras su breve etapa en el Bilbao Basket, se integró en el cuerpo técnico de los Minnesota Timberwolves. Y tampoco es casual que los entrenadores europeos entren en franquicias que siempre han mostrado mucha cercanía e interés por el baloncesto que se hacía fuera de las fronteras norteamericanas. Así, Scariolo llega aun equipo en el que jugaron Garbajosa y Calderón y que tiene ahora a Ibaka o Valanciunas. y Katsikaris dirigirá a Ricky Rubio, Raúl Neto, Joe Ingles o Rudy Gobert en una de las plantillas más internacionales de la NBA.

Hay que volver a Popovich que asegura que “los entrenadores y jugadores extranjeros han añadido mucho al juego. Y gracias a estos profesionales, el baloncesto estadounidense ha aprendido también a mirarse a sí mismo. En ese sentido, afortunadamente muchos niños estadounidenses han adquirido la idea y el deseo de no ser solo tiradores o machacadores, sino que quieren ser jugadores de baloncesto”. Desde hace tiempo, se habla de Zeljko Obradovic, de Saras Jasikevicius o, incluso, de Pablo Laso como los próximos que saltarán la barrera. Pero para ello deben renunciar a algo que se valora mucho en Europa: poder ganar cada semana.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120