Gorka Otxoa actor

“Quería descansar del teatro hasta que me llegara algo que mereciera la pena”

Gorka Otxoa estrena hoy y mañana en el Principal de Gasteiz la comedia ‘Juntos’, de Fabio Marra. Ambos días, las representaciones serán a las 20.00 y a las 22.30 horas

Vanessa Klie - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 10:10h

Gorka Otxoa lleva dos años con la obra ‘Bajo terapia’. Foto: Pablo Viñas

Gorka Otxoa, en una imagen de archivo. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Gorka Otxoa lleva dos años con la obra ‘Bajo terapia’. Foto: Pablo Viñas

GASTEIZ. El intérprete donostiarra Gorka Otxoa, conocido por series de éxito como Allí Abajo o por su papel protagonista en el filme Pagafantas (2009), dará vida a Miguel, un joven discapacitado que desencadenará situaciones complicadas en Juntos, la nueva comedia de Fabio Marra.

Su personaje es muy especial, ¿qué le llamó más la atención de él?

-Mi papel es un reto profesional importante, ya que se trata de un personaje con cierta deficiencia intelectual, pero que, a la vez, debe ser humano y real. El reto era que no pareciera ni un sketch ni una parodia. Había que huir de eso absolutamente y hacerlo muy realista, tratarlo con mucha sensibilidad. Es un tema muy importante que, a veces, es muy duro y debe tenerse en cuenta cómo afecta a una familia. El personaje en sí era un caramelo, un reto, pero se sintió como un regalo.

Entonces, ensayar no debe de resultarle difícil.

-Hemos estado ensayando mucho y hemos encontrado cositas, pero bueno, ahí seguiremos buscando. Yo creo que, sin duda, será un gran éxito. Y, de hecho, tras estas primeras funciones, seguro que seguimos ahondando en cuestiones que no han salido en los ensayos.

Podría decirse que representar a Miguel es todo un reto, ¿no cree?

-El personaje, que no es ni aparentemente ni estadísticamente, normal, no puede hablar ni pensar tan coloquialmente, ya que tiene esa deficiencia mental que lo hace intelectualmente como un niño. Sin duda, ése es, en sí, el gran reto. Pero está siendo un proceso de ensayo maravilloso. Me despierto a las mañanas y digo: “¡Ay, hoy hay ensayo de esta obra!” Y voy con mucha ilusión. Eso es un lujazo, trabajar disfrutando tanto.

¿Cómo se siente con respecto al resto del elenco?

-Feliz. Además, con Kiti Mánver y con Melani Olivares ya había trabajado mucho y estaba deseando volver a ensayar con ellas. Nos hemos vuelto a arrejuntar en el camino y nos adoramos y amamos los tres. Juan Carlos Rubio es para mí, ahora mismo, uno de los grandes directores españoles de teatro. Había visto otras obras de teatro suyas y es de esos directores que dices: “Oye, pues si algún día me llama, me encantaría currar con él”, y de repente, me llamó, algo que ya me pareció interesantísimo. Luego ya fue diciéndome los nombres y cuando después leí el texto dije: “Esto es una obraza, la verdad. Puede quedar una obra muy chula, muy tierna, muy emocionante.” No dudé ni un segundo, la verdad. En cuanto me llamó pensé que era un texto maravilloso, emotivo, divertido, trágico a partes iguales, que te llega al corazón y que te remueve cosas. De hecho, llevaba haciendo varias obras, enlazando unas con otras, por lo que quería descansar una temporada del teatro (risas) o esperar a que me llegara algo que de verdad mereciera la pena, hasta que me llegó.

¿Prefiere el teatro al cine o a la televisión?

-Siempre digo que me quedo con los tres. Todos tienen cosas buenas y cosas malas, como todo en la vida. Creo que lo mejor, o la fantasía para muchos actores, es poder compaginar las tres e ir haciéndolas, con lo cual no te cansas de ninguna de ellas y puedes disfrutar lo bueno que tiene cada una. Es lo que afortunadamente estoy haciendo últimamente. El teatro es mágico porque tienes al público ahí, sientes el feedback al momento, lo que están sintiendo, lo que les llega, lo que no... Cada función es única e irrepetible y hay una comunidad entre el público y los actores que hace del teatro algo muy especial comparado con el cine o la tele, donde te puedes confundir, pero tienes la oportunidad de repetir la escena. En ese sentido, creo que el teatro debe ser la base. Tener al público delante, al momento, no tiene comparación. Eso es lo interesante del teatro. Que pases un buen rato, que te identifiques, que empatices con los personajes. Yo creo que en esta obra eso va a ocurrir. Si encima añades a todo esto a Juan Carlos Rubio como director dices: “Quiero estar ahí seguro”.

¿Qué se necesita para dedicarse a la actuación?

-Primero tener pasión y que te guste de verdad, porque no es tan bonito como parece este mundo del teatro. Hay momentos muy duros y momentos de no trabajar, de esperar y bueno, no es tan bonito como aparenta. Sobre todo tener pasión, sentirlo de verdad y que el cuerpo te pida hacer esto.

¿Es Gasteiz una buena ciudad para estrenar ‘Juntos’?

-Estoy feliz de estrenar en este maravilloso teatro. Estrenar aquí es una gozada. Estuve en Vitoria el año pasado con Hamlet e, incluso, también he estado en el festival de televisión. He venido varias veces, pero el Principal es una gozada de teatro. Al venir le decía a mis compañeros que este teatro es una maravilla, mola mucho actuar aquí. Estoy deseando que llegue hoy para el estreno y espero que la disfrutéis todos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120