DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
31 años encarcelado

La salida de ‘Santi Potros’ deja en 15 los reclusos prioritarios para ser acercados

Quedan encarcelados dos presos de ETA mayores de 70 años y 13 con enfermedades graves

Miguel Aizpuru - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Santiago Arrospide Sarasola, ‘Santi Potros’, acompañado de sus allegados a su salida ayer de la prisión de Topas (Salamanca).Foto: Efe

Santiago Arrospide Sarasola, ‘Santi Potros’, acompañado de sus allegados a su salida ayer de la prisión de Topas (Salamanca).Foto: Efe

Galería Noticia

Santiago Arrospide Sarasola, ‘Santi Potros’, acompañado de sus allegados a su salida ayer de la prisión de Topas (Salamanca).Foto: Efe

BILBAO- Con la excarcelación de ayer de Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, se reducen a una quincena los presos de ETA susceptibles de ser acercados próximamente a cárceles vascas. Según los planes del Gobierno de Pedro Sánchez, cumplen las condiciones para ser trasladados en primer lugar los reclusos mayores de 70 años y los enfermos graves. Por tanto, tras la puesta en libertad del histórico miembro de ETA, son un total de 15 los miembros de la banda que reunirían dichos requisitos.

Con su salida de la cárcel de Topas (Salamanca) tras cumplir una pena de 31 años, Arrospide Sarasola se adelanta a su acercamiento -tiene 70 años, por lo que a buen seguro hubiera sido trasladado a Euskadi-. Por tanto, a día de hoy tan solo quedan en prisión dos reclusos que superen esa edad. Se trata de Joseba Arregi Erostarbe, Fitipaldi, y Sebastián Etxaniz Alkorta, que cumplen condena en Alicante y Asturias, respectivamente. Arregi Erostarbe fue detenido en 1992 en la operación de desarticulación de la cúpula de ETA en Bidart, mientras que Etxaniz Alkorta fue expulsado de Venezuela en 2002.

En cuanto a los enfermos graves, según datos de Etxerat son 13 los presos en esta situación. Entre ellos, nombres como Ibon Fernández de Iradi, Susper;Mikel Otegi Unanue;Josetxo Arizkuren Ruiz, Kantauri;Jesús María Martín Hernando;Mikel Arrieta Llopis;o Ibon Iparragirre Burgoa, este último recluido a día de hoy en el hospital psiquiátrico Aita Menni de Arrasate por sus problemas de salud.

Todo apunta a que estos serán algunos de los primeros reclusos en ser acercados a Euskadi. Sin embargo, el acercamiento no se quedará en los presos enfermos y mayores de 70 años. Según ha revelado el delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, los traslados continuarán aplicándose a miembros de la banda sin delitos de sangre y que tengan cumplida gran parte de su condena. Loza tampoco descarta que progresivamente la lista pueda ampliarse.

salida tranquilaArrospide Sarasola salió ayer de la prisión de Topas a primera hora de la mañana acompañado por tres familiares y sin hacer declaraciones. El ya exrecluso, vestido con ropa de deporte y una gorra blanca, recorrió con paso tranquilo los doscientos metros que separan la prisión de la salida del recinto, donde saludó a sus allegados. Tras dejar atrás la barrera de entrada al recinto penitenciario, los periodistas hasta allí desplazados rodearon a Arrospide, que declinó responder a las constantes preguntas y eludió transmitir cualquier tipo de mensaje a las víctimas.

Arrospide Sarasola, natural de Lasarte, fue detenido en 1987 en Francia y ha permanecido 13 años en centros penitenciarios galos y otros 18 en cárceles españolas, después de ser extraditado en diciembre del año 2000. Fue condenado a penas que sumaban casi 3.000 años de cárcel por numerosos atentados como el de la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986, en el que fallecieron 12 personas, y por ser el inductor del atentado de Hipercor en 1987, que se saldó con 21 víctimas mortales.

En cuanto a las víctimas, mostraron su malestar por la puesta en libertad de Arrospide. La presidenta de Covite, Consuelo Ordoñez, pidió “recordar” a las víctimas de los atentados causados por el etarra y advirtió que deslegitimar política, social y culturalmente a ETA es todavía una tarea pendiente”. Ordóñez reiteró que es momento “para el recuerdo de las víctimas” e incidió en que “hasta 115 le atribuye la Guardia Civil, aunque como todos los etarras haya sido condenado por muchas menos”

El principal temor de las víctimas son los homenajes de bienvenida que puedan celebrarse, si bien por el momento no hay indicios de la preparación de actos para recibir a Arrospide, que, tras la ruptura del alto el fuego de ETA en 2006 con el atentado en la T-4 de Barajas, se sumó al sector crítico con la banda.


Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120