229 kilómetros con ocho puertos de montaña

Alaphilippe vence en un accidentado final de la Clásica San Sebastián

Una caída eliminó a varios de los favoritos a 19 kilómetros de la meta

EFE - Sábado, 4 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 18:13h

Vista del pelotón de la Clásica ciclista San Sebastián Region a su paso por el paseo de La ConchaVER GALERÍA

Vista del pelotón de la Clásica ciclista San Sebastián Region a su paso por el paseo de La Concha (EFE)

Galería Noticia

Vista del pelotón de la Clásica ciclista San Sebastián Region a su paso por el paseo de La Concha

GaleríaClásica San Sebastián

  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Clásica San Sebastián
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

El ciclista francés Julian Alaphilippe (Quick Step), ha ganado este sábado la Clásica San Sebastián Region, al imponerse en la meta del Boulevard donostiarra al holandés Bauke Mollema (Trek), después de que una caída eliminara a varios de los favoritos a 19 kilómetros de la meta.

DONOSTIA. La carrera, integrada en el calendario del UCI World Tour, se ha disputado sobre un recorrido de 229 kilómetros con ocho puertos de montaña, incluidos dos pasos por el monte Jaizkibel, de primera categoría, aunque se ha decidido en la última cota, el alto de Murgil.

El final de la prueba ha estado marcado por una caída en la parte delantera del pelotón, a falta de 19 kilómetros para la meta, que ha dejado fuera de la carrera a varios de los grandes favoritos, como Mikel Landa, Primoz Roglic, Gorka Izagirre, Tony Gallopin y Egan Bernal.

La carrera siguió el guion de los últimos años, una escapada de pocos hombres que hizo gran parte del recorrido por delante hasta que, llegado el momento, los equipos con opciones tensaron la carrera para jugarse el triunfo.

Tres corredores de Euskadi-Murias fueron los protagonistas, al escaparse Bagués, Barthe y Sergio Rodríguez, junto a Torres, Luis Mas y Chetout.

Saltaron en el kilómetro 10 y el pelotón, que bastante tenía con gestionar el intenso calor que hacía en las carreteras guipuzcoanas en una jornada que iba a ser muy larga, dejó hacer y los escapados cogieron una distancia considerable que superaba los siete minutos pasados los 100 primeros kilómetros.

El pelotón, tras el segundo paso por la principal dificultad montañosa, el alto de Jaizkibel, comenzó a apretar el acelerador a las órdenes del Sky y los corredores se pusieron ya muy serios para acabar con una aventura que empezaba ya a ser algo preocupante.

Cyril Barthe, uno de los seis escapados, apretó el paso cuando sintió el aliento del gran grupo y se convertió en cabeza de carrera en el tramo final de esta clásica, y logró seguir en solitario un buen número de kilómetros más.

El pelotón se mantuvo agrupado en la penúltima pendiente de la carrera, el alto de Gaintzurikezta, y en condiciones de afrontar el repecho decisivo de Murgil en un grupo muy amplio, pero a falta de 19 kilómetros una dura caída en la parte delantera acabó condicionando toda la carrera, ya que eliminó a varios de los máximos favoritos, entre ellos Mikel Landa y el colombiano del Sky Egan Bernal, ambos trasladados a centros sanitarios para ser atendidos.

La subida a Murgil Tontorra, una auténtica pared, con muchos favoritos descartados tras esa aparatosa caída, se convirtió en una incógnita al no haber un jefe de carrera claro y los pronósticos se abrieron más de lo que ya estaban por la ausencia en esta clásica de Alejandro Valverde, su gran dominador.

El puerto de segundo categoría, con tantos kilómetros y calor, fue un calvario para los aspirantes a la victoria. Allí Julian Alaphilippe y Bauke Mollema fueron los más listos de la clase, aprovecharon su golpe de pedal adquirido en el Tour y llegaron a la cima con una mínima diferencia que les permitió plantarse en solitario en las calles de San Sebastián.

Alaphilippe era más rápido, llegaba con la moral por las nubes tras vencer en dos etapas del Tour y no tuvo problemas para superar a Mollema y confirmar así el esplendoroso futuro para el ciclismo francés que representa este ciclista de 26 años.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120