El grupo robó otras gafas en San Sebastián antes de abusar de la joven en Sanfermines

D.N. - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 11:15h

Los cinco de 'La Manada'.

Los cinco de 'La Manada'. (D.N. / EFE)

Galería Noticia

Los cinco de 'La Manada'.

Pamplona - No es la primera vez que los miembros de La Manadase ven envueltos en robos. Ya antes de cometer el abuso sexual en Pamplona a la joven madrileña en la madrugada del 7 de julio de 2016, los jóvenes sevillanos contaron por WhatsApp el hurto que habían cometido en la víspera en una óptica de San Sebastián, que denunció lo sucedido.

“Entramos en una óptica los 5 y nos llevamos 9 gafas”, escribió Ángel Boza Florido la noche del 6 de julio, en plenos Sanfermines, en un grupo llamado El mejor equipo del mundo. Un amigo le replicó con ironía. “Ha dado algún capotazo por allí ya, torero. Jajaja”.

Además, en las charlas que mantenían los integrantes de este grupo que fueron interceptadas por la Policía, el propio Ángel Boza daba a entender que los objetos sustraídos los revendía entre sus colegas, incluido el guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero, o las intercambiaba por droga.

“Estoy currando, a ver si consigo algo”, le dijo el acusado en unos de los chats a un amigo, que al rato le preguntó: “¿Qué, cómo ha ido?”. “He cogido una, cuando la venda te daré algo”, se comprometió Ángel Boza.

Para promocionar esta mercancía entre sus amigos, el ahora detenido fotografiaba las gafas de sol que tenía en cada momento y las difundía por WhatsApp entre sus contactos, algunas de ellas con el dispositivo antirrobo aún colocado, a cambio de 50, 60 y 70 euros, principalmente, aunque también llegaba a pedir cantidades por encima de los 100 euros.

tenencia de armasNo es este el único delito que cometieron algunos de los miembros de La Manada. En las diligencias elaboradas en su día por la Policía Foral, hubo una probable usurpación de funciones públicas cometida por José Ángel Prenda y el militar Alfonso Jesús Cabezuelo, que se hicieron pasar por guardias civiles usando la placa del miembro de este cuerpo Antonio Manuel Guerrero. De esta forma, consiguieron quitarle cocaína a unos jóvenes en la localidad cordobesa de Torrecampo. En una de las fotos que se hicieron, Prenda aparecía empuñando una pistola en casa de su amigo Guerrero, el guardia civil que entonces estaba destinado en Pozoblanco.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120