Una misa a 1.119 metros

Arratia sube a lo más alto por San Ignacio

Numerosos fieles del valle acuden hasta la ermita de Igiriñao de Gorbea, a 1.119 metros de altura, para honrar al Santo y recordar a pastores y montañeros

Iker Ugarte - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 09:01h

Vecinos y pastores de la zona acudieron a la misa que, pese a la lluvia, pudo ser celebrada por el oficiante.

Vecinos y pastores de la zona acudieron a la misa que, pese a la lluvia, pudo ser celebrada por el oficiante. (I. Ugarte)

Galería Noticia

Vecinos y pastores de la zona acudieron a la misa que, pese a la lluvia, pudo ser celebrada por el oficiante.

Zeanuri. Un año más, cientos de vecinas y vecinos de Arratia volvieron a demostrar que las tradiciones son algo que guardan con mucho mimo. Ayer, en la que se conoce como la catedral natural del Gorbea, la pequeña ermita de Nuestra Señora de las Nieves de Igiriñao o Igiña, volvieron a celebrar una misa por el Día de San Ignacio. La oración, en un paraje en el que el pastoreo sigue siendo muy importante, sirvió también para recordar a los montañeros fallecidos este año y a los pastores difuntos, en una tradición que se remonta muchos años atrás.

Desde bien temprano, aficionados a la montaña y fieles comenzaron el ascenso hasta la ermita de Igiriñao. La ocasión lo merecía y disfrutar de la ermita situada a más altura de Bizkaia, a 1.119 metros, también. Anclada a las rocas, el pequeño templo amaneció ayer bajo un manto de niebla y lluvia que hizo del lugar, si cabe, un enclave aún más mágico. Allí, con las makilas de los pastores y muchos paraguas, los presentes cantaron el himno a la Virgen de la ermita del Gorbea, Andra Mari Igiñakoa, y la Marcha de San Inazio.

Convocatoria del Papa Por otra parte, en la misa oficiada por José Mari Kortazar, los fieles se unieron a la convocatoria lanzada por el Papa Francisco, cantando también unos bertsos sobre el tema Poztu eta alaitu (Alegraos y regocijaos). Pastores que llevan a cabo su labor en el Gorbea se acercaron también hasta allí. Y es que tanto estos como los montañeros siempre han sentido que la ermita es un lugar especial, en la que solicitar protección. Así, aunque ahora solo se celebre misa el día de San Ignacio, hasta no hace mucho todos los domingos y fiestas de guardar, en la época de verano, tenía lugar el acto eucarístico.

Tras la celebración religiosa, el Ayuntamiento de Zeanuri ofreció a las personas reunidas en la ermita el barrauskari, un pequeño hamaiketako a base de vino blanco y galletas, aunque no faltó quien almorzó algo más contundente. Para amenizar la cita, txistularis pusieron ritmo a una jornada llena de tradición, afición a la montaña y buen ambiente. Muchas personas que se dieron cita en las faldas del Gorbea para disfrutar de la celebración lo hicieron en autobús, ya que la Diputación Foral de Bizkaia volvió a ofrecer un servicio gratuito al Gorbea para acudir a la festividad de San Ignacio. Otras, desafiando a la climatología, lo hicieron a pie desde alguno de los pueblos de Arratia, aprovechando que este día es también una fiesta para quienes aman la montaña.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Arratia-Nerbioi

ir a Arratia-Nerbioi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120