ezkerraldea

Eneko, el Indiana Jones de Janeo

El muskiztarra Eneko Rodríguez combina sus estudios con la afición por la cultura del caserío

A sus 17 años ha recuperado más de cincuenta piezas antiguas ligadas a la ganadería y la agricultura

Emilio Zunzunegi - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Estudiante de Mecanizado Industrial, Eneko Rodríguez es un apasionado de la cultura del caserío hasta el punto de dedicar sus esfuerzos a recuperar piezas antiguas.

Estudiante de Mecanizado Industrial, Eneko Rodríguez es un apasionado de la cultura del caserío hasta el punto de dedicar sus esfuerzos a recuperar piezas antiguas. (E.Z:)

Galería Noticia

Estudiante de Mecanizado Industrial, Eneko Rodríguez es un apasionado de la cultura del caserío hasta el punto de dedicar sus esfuerzos a recuperar piezas antiguas.

Muskiz- A diferencia del personaje cinematográfico, aventurero y cazatesoros Indiana Jones, el joven muskiztarra Eneko Rodríguez Bergara es real, de carne y hueso, y esconde bajo su txapela una gran pasión por la historia del baserri y de las personas que, como sus antepasados, los habitaron. Una pasión que le ha seguido desde muy pequeño, sin que lo dijera un guión, y que le salió a borbotones en 2013 cuando quiso hacerle una fiesta a su abuela paterna, Maribel Allende. “Una vez quería hacerle una fiesta a mi abuela Maribel par su cumpleaños y empecé a buscar en el caserío de mis aitites en la zona de La Rigada. Allí comencé a ver una gran cantidad de recuerdos muy bonitos que me llamaron la atención. Me puse a recogerlos y guardarlos para que no estuvieran por ahí tirados. Ahí empezó todo”, reseña este joven que el pasado mes de junio cumplió 17 años y que aún recuerda con tristeza que no tuvo tiempo para hacer lo mismo para el cumpleaños de su abuela materna, Carmen Zabalbeitia, que falleció poco antes. Aquella infantil ilusión por agasajar a sus amamas fue creciendo y se transformó en la actual afición y dedicación por preservar los elementos cotidianos de los baserris.

“En vez de en videojuegos me lo gasto en cosas antiguas. Todas del caserío porque la agricultura y la ganadería siempre ha formado parte de mi familia tanto paterna como materna que han sido ganaderos, carreteros, agricultores y mineros, aunque la mayoría trabajaba con animales”, comenta este estudiante que en septiembre iniciará en el C. F. Somorrostro el segundo curso del grado medio de Mecanizado Industrial. “Mi idea es hacer luego el grado superior”, especifica Eneko, que apunta que estos estudios técnicos le vienen muy bien para devolver su esplendor a los objetos que va recopilando tanto en La Rigada / Janeo como en el caserío de Sodupe de donde era su bisabuelo Juanito Zabalbeitia. “A mí me gusta mucho la ganadería, pero lo que más me llama la atención son las antigüedades”, confiesa el joven biznieto de carreteros muy conocidos en Muskiz.

Tesoro “En casa de mi amama en Sodupe tendré más de 50 piezas de todo tipo que he ido recuperando estos años. De las piezas que tengo la que más me gusta sin duda es la cacharra de leche de mi abuelo Ángel Bergara que incluso lleva sus iniciales”, resume Eneko quien este año acercó una parte de sus “tesoros” familiares a la fiesta de recreación histórica Pobeña 1890. Yugos, bramanes, herraduras de bueyes y caballos, cencerros, ruedas antiguas de carro... y un variado conjunto de piezas menores propios del ganado y la ganadería, se pudieron ver en la muestra. También calderos de cobre, máquinas de coser o la cacharras para la leche formaban parte de este particular museo del baserri formado por objetos cotidianos del trabajo y del hogar rescatados del olvido de las casas de sus antepasados.

Como dice Eneko “no es solo las cosas que había y hay en los baserris de mis abuelos si no todo el material que habrá en otros caseríos de Bizkaia y Euskadi que la gente tira sin darle importancia”, mientras admira unas enormes ruedas de carro de su bisabuelo. “Estaban oxidadas, la madera estaba vieja y me decían: ¿A dónde vas con eso? Pero con la ayuda de mi aita aquí en Janeo le quitamos la roña y ahora tengo pensado tratar la madera”, apunta este joven al que le gusta practicar la hípica por la zona del monte Janeo y al que le llevan los diablos no haber podido recuperar objetos del caserío de Los Campos ocupado hoy por la refinería.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120