DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Jugador del Athletic

Mikel Rico: “No me planteo salir”

Reflexivo con lo sucedido la pasada temporada a las órdenes de José Ángel Ziganda e ilusionado con la que arrancará en apenas tres semanas, Mikel Rico (Arrigorriaga, 4-XI-1984) considera que el curso pasado no fue un fracaso y que aprendió cosas de él

Una entrevista de Aitor Martínez - Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mikel Rico

Mikel Rico (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Mikel Rico

De Lutte- Desde el hotel de concentración del Athletic en Holanda, Rico analiza la llegada de Berizzo al Athletic, habla de Europa como objetivo para la nueva campaña y de su situación en el equipo.

¿Qué le han parecido estas tres primeras semanas de entrenamiento?

-La verdad es que han sido bastante duras. De mucha carga física, con muchas dobles sesiones y ningún día de descanso. Se nota, pero vamos cogiendo el tono y el físico que hace falta para jugar con la idea que quiere el míster.

Está siendo una pretemporada atípica en comparación a las últimas, sin previas europeas de por medio.

-Estábamos acostumbrados a competir antes de empezar la liga y este año por desgracia no. Pero nos sirve para prepararnos mejor, para no ir con tantas prisas tan rápido y no acelerar todo el proceso. También tiene su parte positiva.

El Sevilla comenzó a competir el pasado jueves. ¿Que habría dado por cambiarse con el conjunto andaluz?

-No sé, pero me hubiera encantado. Jugar en Europa es la hostia. Para mí es lo más bonito. Igual no vuelvo a disfrutarlo, pero los años de Europa han sido increíbles.

¿La temporada pasada fue un fracaso?

-No lo veo así. Creo que fue una mala temporada, pero no creo que fuera un fracaso. El mayor palo fue la Copa. En Europa el equipo compitió, estuvo vivo, llegó a octavos de final contra el finalista… No estuvimos mal en Europa, la verdad. Y en liga nos costó engancharnos en ciertos momentos en los que parecía que podíamos, pero cada vez que lo parecía, hostión y para abajo. Y nos costó, pero no creo que fuese un fracaso el año.

Muchas veces parece que las expectativas en torno a ustedes están muy altas. Pero al comienzo de cada temporada son ustedes quienes hablan de entrar en Europa...

-Todos somos ambiciosos porque hemos visto lo que podemos dar. Todo el mundo sabe a dónde podemos llegar y por eso nos marcamos ese objetivo. Que luego no se pueda conseguir no creo que sea un fracaso. Si tú das todo y no llegas, pues no has llegado. Nosotros somos ambiciosos, nos vemos con opciones de estar ahí, queremos estar ahí y sabemos que podemos estar ahí. Nos lo tenemos que marcar como objetivo.

¿Cómo explica entonces lo del curso pasado?

-Que siempre no se puede estar a tu mejor nivel. El año pasado se dieron varias circunstancias que hicieron que no todo fuese rodado. Así, pierdes confianza, el autoestima y todo eso se nota.

Desde fuera parecía que no había química con el entrenador. ¿Cómo era la relación con Ziganda?

-No creo que sea momento de analizar el cuerpo técnico del año anterior. La relación era normal. Él nos quiso transmitir su idea, intentamos cogerla lo antes posible pero no salió bien.

En mayo dijo en rueda de prensa que Kuko no consiguió sacar el 100% de ustedes y habló de culpas compartidas. Explíquese…

-Sigo pensando lo mismo. Yo luego hablé con Kuko de esas declaraciones, hablé con Bingen (Arostegi) y no hubo ningún problema dentro. Simplemente creo que es algo evidente. La culpa es compartida, aunque con más responsabilidad para los jugadores, lo dije también en esa rueda de prensa. Luego, que el entrenador no saque el 100% a la mayoría de la plantilla es un debe que hubo el año pasado. No pasa nada por decirlo. Y ya está. Muchas veces un entrenador en un equipo saca el 100% y otro no;y al revés.

¿Saca algo positivo del año pasado?

-Muchas cosas. El año pasado aprendí mucho. Todos los anteriores habían sido años buenos y después de lo vivido la pasada temporada he aprendido a pasar uno malo y a saber que el vestuario era exactamente el mismo que el año de la Champions. Y eso es la hostia. Futbolísticamente también aprendí cosas de Kuko.

Desde determinados sectores parece que se está despreciando en cierta medida la figura de Ziganda.

-Hay mucho más allá. Kuko es un tío que ha estado quince años en el club, que ha metido ciento y pico goles, que ha sido la hostia como jugador, que ha hecho cosas muy buenas como entrenador y que ha llegado al primer equipo y no ha salido el año. No hay que darle más vueltas. Al final, de todos los entrenadores aprendes algo y yo con 33 años que tengo, después de muchos entrenadores y muchos años, he aprendido cosas.

En lo que a usted respecta, inició la pasada temporada tras dos cursos a las órdenes de Valverde en los que su protagonismo fue a menos. ¿Pensaba que mantendría esa línea descendente con Ziganda?

-A ver… Siempre he dicho que el mejor entrenador que he tenido ha sido Ernesto (Valverde). Y eso que en los dos últimos años con él no tuve mucho protagonismo, especialmente en el último. A mí, siendo egoísta, el cambio me vino bien. El propio Ernesto decía que con él todos teníamos más o menos un rol y él pensaba que el cambio nos iba a venir bien a todos. A mí personalmente me vino bien para volver a tener opciones de poder contar con más minutos. Y bueno, pensar que vas en decadencia siempre se te pasa alguna vez por la cabeza, pero eres futbolista, sabes cómo va esto. De repente entras y juegas quince partidos seguidos, desapareces y vuelves a entrar… Muchas veces va un poco así.

Este verano están repitiendo constantemente la palabra ilusión. Pero es algo que también apuntaban el verano pasado. Parece el tópico de todas las pretemporadas. ¿Qué hay de distinto entre esta y la anterior?

-La ilusión cuando se empieza siempre es la misma. Lo que pasa es que depende de los palos que te vayan dando por el camino esa ilusión va decayendo y va siendo a veces más difícil mantenerla. La ilusión después de un año malo es todavía mayor que después de uno bueno. Cuando haces un año malo sabes que lo puedes y lo tienes que hacer mejor. Y esa ilusión se da también con un técnico nuevo que ilusiona, que motiva, que gusta y que tiene las ideas muy claras. Ojalá salgan las cosas bien.

Hace un año también llegó un cuerpo técnico nuevo. ¿Dónde ve la mayor diferencia?

-En el año anterior al año pasado, y en el anterior a este. El último año de Ernesto nos metimos en Europa y mantienes esa ilusión y ese objetivo. Cuando te pegas una hostia, al año siguiente la ilusión es mayor porque ya has visto que has hecho un año muy malo y no quieres que se repita.

Para usted vuelve a ser una pretemporada especial porque se encuentra de nuevo ante una situación similar a la del verano pasado, pues está ante su último año de contrato. ¿Cómo lo lleva?

-Lo afronto como el año pasado, intentando no pensar demasiado en ello. Toca disfrutar del año, de estar aquí, que es la hostia, disfrutar del Athletic, del vestuario, de Lezama, de San Mamés… De cada día. Y cuando se tenga que acabar, se acabará.

El inicio del curso pasado fue malo para usted. Se lesionó y no fue hasta mediada la temporada cuando se ganó la confianza de Ziganda. Tras ese arranque, ¿esperaba renovar?

-No. Mi renovación estaba muy complicada. Estábamos en noviembre, no había debutado en liga prácticamente, tampoco había hablado nada con el club y lo veía difícil. Luego a medida que fui jugando y fui teniendo más protagonismo, el club se puso en contacto y de un día para otro estuvo todo hecho y sin problemas.

¿Le pilló por sorpresa esa llamada?

-Hombre… una vez que estás de nuevo en una dinámica de jugar, que llevas trece-catorce partidos seguidos jugando, la cabeza te da el giro y piensas que por qué no. Estás con esa ilusión de renovar. Pero si no hubiera llegado, yo tan feliz y tan agradecido al club. No hubiera habido mayor problema. Pero sí que es verdad que mi cabeza ya estaba como que sí podía tener alguna opción.

Dijo entonces que era un éxito personal. ¿Tener que salir este verano sería un fracaso?

-¿Salir ahora mismo? No. Para mí todo lo que está relacionado con el Athletic a nivel personal no puede ser un fracaso. He jugado 172 partidos oficiales, he disputado una final, he ganado la Supercopa, he jugado competiciones europeas, me he sentido protagonista, me he sentido importante dentro del grupo, importante a nivel del club… Aunque salga ahora, en Navidad, a final de año cuando acabe contrato o al año siguiente porque renuevo por lo que sea, ya creo que la palabra fracaso en el Athletic no entra en mi cabeza.

Su nombre ha sonado como posible salida. ¿Ha hablado Berizzo con usted acerca de su futuro?

-No, yo soy uno más. Entreno como siempre para que el míster intente verme, intente contar conmigo para jugar de inicio y no pienso ni en salir ni en nada de eso. Que mi nombre esté por ahí lleva pasando cuatro mercados y no me preocupa.

Berizzo habló con Etxeita hace un mes, entiendo que por lo que dice su caso es distinto.

-Pero bueno, tampoco ha tenido una conversación clara con nadie. No sé por qué soy diferente a los demás en ese sentido. Tampoco ha tenido una conversación con Muniain y todos damos por hecho que Muniain se queda y yo estoy en la cuerda floja. Bueno, dais por hecho. ¿Que tiene que salir gente? Claro que tiene que salir, pero puede salir cualquiera.

Se habla del Huesca, un equipo que ya conoce… En caso de tener que salir, ¿esa sería su principal opción?

-Es que no me planteo salir. La verdad es que no me he planteado salir. Yo estoy feliz en el Athletic, quiero seguir en el Athletic y quiero jugar en el Athletic. Si luego eso no se da, está claro que Huesca para mí es mi segunda casa. Un club al que le tengo un cariño increíble, tengo familia allí… El Huesca a mí me ha dado mucho y me ha hecho crecer como futbolista. No te digo que no me gustaría volver allí cuando tenga que salir.

Que no tiene por qué ser ahora…

-Que ni tiene que ser ahora, ni he hablado nada con el Huesca, ni ellos me han llamado para nada. No ha habido contactos. Al final cuando tu nombre sale a la palestra se te relaciona con el club en el que has estado. Pero es algo que molesta.

¿Sí?

-Sí. Molesta un poco porque no es lógico. Son mentiras, por eso molestan. A mí nadie del club me ha dicho que no cuentan conmigo, el cuerpo técnico no me ha dicho que no cuenta conmigo, no he mantenido contacto ni con el Huesca ni con el Cádiz, ni el año pasado con el Girona o el Huesca… Molesta porque cualquiera puede decir que este está hablando con algún club. Con que uno lo escriba y 50.000 lo lean, ya parece que lo piensan 50.000. Y creo que al futbolista no le viene bien eso.

Vienen de cuatro años con un sistema muy definido con Valverde, otro que se le asemejaba con Ziganda... Usted ha participado en la media punta en lo que va de verano. ¿Dónde se ve jugando con Berizzo?

-No sé. A Berizzo le gusta el 4-3-3, dos buenos bandas arriba y un punta. No me veo como ese media punta clásico, pero sí como uno de los dos que está por delante del pivote. Berizzo quiere que nos movamos mucho, que nos crucemos, que aparezcamos los dos en el mismo lado... Quiere muchísima movilidad en esa zona y creo que es algo que a mí me viene bien.

Sí, porque si hay alguien versátil en el centro del campo, ese es usted...

-Sí, a mí me gusta moverme, buscar espacios libres.

¿Cómo es Berizzo en las distancias cortas?

-Él y todo su cuerpo técnico en general han entrado muy bien. Cuando viene alguien de fuera siempre hay esa pequeña duda, pero cuando esa persona a lo que mayor importancia le da es a la filosofía del club y hace ver al futbolista lo importante que es el club y lo importante que es, le haces uno de los tuyos. Tanto Berizzo como el cuerpo técnico saben perfectamente lo que es el Athletic.

Por lo que dice, parece que han caído de pie en el vestuario.

-Sí, saben lo que es el Athletic. Lo que significa este club para todos nosotros y te hacen sentir parte importante del mundo del Athletic.

“Berizzo y su cuerpo técnico han entrado muy bien;saben lo que es el Athletic. Lo que significa este club para todos nosotros”

“¿Que tiene que salir gente? Claro que tiene que salir, pero puede salir cualquiera. Tanto yo como cualquier otro”

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120