tour de francia

Doumoulin vence en la contrarreloj de un Tour sentenciado por Thomas

  • Mikel Landa, lejos de sus mejores sensaciones se retrasó 3.11
  •  Thomas: "No puedo creerlo, me estoy volviendo loco"

EP - Sábado, 28 de Julio de 2018 - Actualizado a las 17:34h

Geraint Thomas tras su llegada a meta

Geraint Thomas tras su llegada a meta (AFP)

Galería Noticia

Geraint Thomas tras su llegada a meta

El holandés Tom Dumoulin (Sunweb) demostró el poderío de campeón del Mundo de la especialidad para imponerse en la contrarreloj individual disputada entre Saint-Pée-Sur-Nivelle y Espelette, de 31 kilómetros, en la que el británico Geraint Thomas (Sky), tercero, aseguró el maillot amarillo y su compañero Chris Froome el tercer escalón del podio.

BILBAO.  En un final igualado entre Dumoulin y Froome, finalmente fue "La Mariposa de Maastricht" quien se llevó la gloria en la crono. Voló a 46 por hora para marcar el tiempo ganador de 40.52 minutos, menos de 1 segundo de ventaja sobre Froome y 14 respecto a Geraint Thomas, que entró brazos en alto como virtual ganador del Tour 2018 a falta de la fiesta de París.

En la lucha por la etapa y por el podio falló el esloveno Primoz Roglic, que empezó en el podio y fue desalojado por Froome. El líder del Lotto Jumbo perdió 1.12. Los españoles no tuvieron su día, aunque Marc Soler asomó la cabeza con un meritorio noveno puesto a 1.22.

Por su parte, el vasco Mikel Landa, lejos de sus mejores sensaciones se retrasó 3.11 y el colombiano Nairo Quintana 4.06.

Quedó definido el podio. Thomas, Dumoulin y Froome se harán la foto en los Campos Elíseos. Será la sexta vez en los últimos 7 años que se escuche el himno británico en la capital francesa. Finalmente, no habrá sueño en Movistar. Landa finaliza séptimo y Quintana décimo. Lejos de los planes ambiciosos manifestados el pasado 7 julio en la salida de la 105 edición.

La travesíacon final en Espelette, localidad de 2.000 habitantes que desde hace 5 siglos sazona los manjares de la cocina vasca con sus famosos pimientos. En combate los tres mejores especialistas del Mundo contrarreloj por dos puestos en el podio.

Dumoulin, Roglic y Froome, el podio del pasado Mundial, debían disputarse la segunda y tercera plazas del podio de París, no la primera, bien agarrada por Thomas, que salió con un colchón de más de 2 minutos.

Mientras salían los pesos pesados de la general, Marc Soler (Movistar) fue rey por unos instantes al marcar el mejor tiempo con 42.15. Gran crono para el catalán, exfutbolista que se pasó al ciclismo a los 17 años, esperanza del decaído ciclismo español. Pronto le duró esa sensación, pues fue desplazado por el danés Kragh Andersen primero y el polaco Kwiatkowski (41.42) después.

"Kwiato", acoplado en la silla "caliente" mirando la tele, se convertía en el hombre a batir por los grandes candidatos. En el primer punto de control Thomas dejó claro quien es el jefe del Tour. En Ustaritz, km 13, "G" marcó el mejor tiempo con 16.31 minutos, con Froome a 14 segundos, Dumoulin a 16 y Roglic a 44. El esloveno estaba entregando ya el tercer puesto a Froome.

Seguía atento a la pantalla Kwiatkowski. Vio como Geraint Thomas pasaba como una exhalación por el km 22, control de Suraibe-Xurxurieta, donde seguía siendo el rey. Froome a 12, Dumoulin a 14 y Roglic, en claro deterioro, a 1.01 minutos. Adiós al podio. El esfuerzo por su victoria en Laruns pasó factura al exsaltador de esquí.

Por fin se marchó Kwiatkowski. Lo levantó su compañero Froome, pero el ciclista de origen keniano se quedó de pie. Llegaba Dumoulin con los colores arcoiris para demostrar que la medalla de oro de la crono de Bergen no fue una casualidad. Y a continuación, brazos en alto, eufórico, se presentaba el heredero de Wiggins y Froome, un galés que prolonga el dominio del Sky en el Tour de Francia.

Este domingo concluye la 105 edición del Tour con la vigésimoprimera etapa entre Houilles y París, de 116 kilómetros.

Thomas: "No puedo creerlo, me estoy volviendo loco"

El británico Geraint Thomas (Sky) mostró su emoción nada atravesar la línea de meta de la crono como virtual vencedor del Tour de Francia y dijo que no lo creía, que se estaba volviendo "loco".

"No puedo creerlo. Me estoy volviendo loco. No sé qué decir. Es simplemente ... abrumador. No pensé nunca en esto, y de repente ... gané el Tour", dijo en meta. Thomas recibió órdenes de no arriesgar tanto por parte del director del Sky, pues el objetivo era asegurar el Tour.

"Me sentí bien, fuerte. Me dijeron que iba primero, pero tal vez iba arriesgando demasiado en las curvas y el director me dijo que me relajara y que me asegurase ganar el Tour. Y eso es lo que hice. No puedo hablar. Es increíble".

"Ganar en la carrera más grande de tres semanas es una locura. La última vez lloré cuando me casé ... No sé lo que me pasó ... ", dijo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120