Día de las madalenas

Juan Ramón Duque: “Me roban un pedazo de mí si me quitan esta fiesta”

Juan Ramón Duque, de 73 años, lleva toda su vida celebrando la festividad

Un reportaje de L. Fernández - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juan Ramón Duque siempre ha celebrado en Bermeo el día de La Madalena.

Juan Ramón Duque siempre ha celebrado en Bermeo el día de La Madalena. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Juan Ramón Duque siempre ha celebrado en Bermeo el día de La Madalena.

NO ha faltado al día de La Madalena ningún año. Ni cuando estuvo viviendo durante varios años en Madrid. “Veníamos justo para esta fecha a Bermeo de nuevo”, cuenta Juan Ramón Duque, un bermeotarra “de pura cepa” de 73 años.

Vive de manera especial este día, con emoción y mucha alegría, aunque admite que echa de menos “algo más de música en las calles”. Aun así, a pesar de que para Duque “falta algo de música” no es excusa para que el 22 de junio sea un día “muy bonito y especial” para todos los vecinos de Bermeo y Urdaibai.

Por eso, como hace cada año, decide pasar en Bermeo, su pueblo, todo el día en la calle. Tomar unos potes durante el día y comer con la cuadrilla. Y, además, si acompaña el buen tiempo, como ayer, “mejor que mejor”.

Echa la vista atrás y recuerda algunas anécdotas de lo que se cuenta sobre la tradición de el día de La Madalena. “La isla de Izaro quizá está más cerca de Mundaka que de Bermeo. Entonces, la leyenda dice que hubo que hacer una competición con las dos traineras, la de Bermeo y la de Mundaka”, cuenta. En palabras de este bermeotarra, para que eso se llevase a cabo se necesitaban unos jueces. “Vinieron de Elantxobe para dar credibilidad al ganador y concederle la isla a quien ganase la regata”, explica.

La isla de Izaro se la concedieron a Bermeo, “pero las malas lenguas dicen que los jueces fueron malos porque parece que en realidad Bermeo no ganó, pero fue a la localidad a la que se le entregó la isla”, explica Duque.

Una sana competitividadDuque es consciente que “esta competitividad sana” siempre va a estar presente. Esa característica, según este veterano bermeotarra, es también la esencia de la festividad del día de La Madalena. “Lo importante es que todos los de esta zona vivimos similar este día. Salimos a la calle para disfrutar y pasarlo bien y es algo muy bonito”, cuenta. Es tan especial que no podría definirlo con una palabra: “La Madalena es algo que llevas dentro. No sabría explicar lo que sentimos los bermeotarras tal día como hoy. Y tampoco es necesario que se tengan antecedentes de marineros. Yo no lo soy, y además soy más de secano porque el mar me da algo de pánico”, cuenta.

Pero eso no es excusa para no vivir la fiesta de manera intensa. Además, algo que destacó Duque es “el respeto que siempre hay en este día”. Por eso cree y espera que esa característica esté siempre presente durante los próximos años.

Duque asegura que seguirá acudiendo a la calle en un día tan especial como el de ayer. Y es que, una de las cosas que más le gusta a este veterano bermeotarra es pasar todo el día disfrutando del ambiente festivo. “Hay gente que solo viene a beber, pero la verdad es que la fiesta que se crea entre todos es alucinante”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120