Serán familias con formación y cualificación

Bizkaia impulsará en 2019 la figura del acogimiento remunerado de menores

Serán familias con una formación y cualificación específica para hacerse cargo de los casos más complejos y hermanos

Aitziber Atxutegi - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 07:33h

La Diputación retomará en otoño la campaña de cunas vacías para buscar familias de acogida para menores en desprotección.

La Diputación retomará en otoño la campaña de cunas vacías para buscar familias de acogida para menores en desprotección. (Foto: Oskar González)

Galería Noticia

La Diputación retomará en otoño la campaña de cunas vacías para buscar familias de acogida para menores en desprotección.

Gernika- Bizkaia impulsará el próximo año la figura del acogimiento especializado, que contempla una prestación económica para las familias acogedoras y que también les exige una mayor preparación para atender a unos menores que, por sus características, tienen más difícil encontrar un hogar. Actualmente 315 bebés, niños y adolescentes están acogidos en hogares en Bizkaia, tanto en familia extensa o ajena, una atención que la Diputación volverá a promocionar este otoño, con una nueva campaña para buscar familias que ofrezcan a estos menores un entorno normalizado para su desarrollo.

El acogimiento familiar supone una figura clave para los niños cuya tutela tiene que asumir, por diferentes circunstancias, la Diputación. A diferencia de la estancia en un hogar institucionalizado, la posibilidad de que estos menores puedan vivir en un entorno familiar, más normalizado, les reporta infinidad de beneficios. “Aunque nuestros hogares están fantásticamente atendidos, con profesionales de primer orden, no son una familia ad hoc. Un entorno familiar representa un espacio fundamental para sanar todas las heridas que muchos de estos niños tienen por haber tenido la mala fortuna de nacer en unas condiciones físicas o de salud, o en un entorno familiar no adecuado para un desarrollo normal. Por eso el acogimiento es tan importante”, explicó la diputada de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, tras el pleno de control de las Juntas ayer en Gernika en el que anunció la iniciativa.

Entre las distintas modalidades de acogimiento que recoge la ley, existe la figura del acogimiento especializado que la Diputación vizcaina quiere recuperar el próximo año. En Bizkaia ya ha habido dos intentos por impulsar esta vía: una antes de la ley estatal sobre menores y adolescentes de 2015, que quedó suspendida para adaptarse a las exigencias de la legislación, y otra en 2016, que también tuvo que quedar en suspenso “por seguridad jurídica y prudencia”. Y es que en Gipuzkoa, que ya disponía de un modelo idéntico al que quería establecer Bizkaia, la Seguridad Social interpuso una demanda al considerar que había una relación laboral entre las familias acogedoras y la entidad que gestionaba el programa. Ahora, tras la sentencia firme emitida en mayo, la Diputación vizcaina ve despejado el horizonte para retomar esta modalidad.

Sánchez Robles explicó que esta figura resulta muy interesante, ya que permitirá atender las situaciones más complejas, para las que resulta aún más difícil encontrar una familia de acogida. “Por ejemplo, menores con discapacidad, enfermedades mentales, complejos vitales muy complicados... Y también grupos de hermanos;es muy complicado poder mantenerles juntos en un mismo entorno familiar”, enumeró la diputada foral.

La principal característica de esta figura, además de la remuneración económica que reciben las familias de acogida, es la formación y cualificación que deben tener los padres acogedores para atender estos casos más complejos. En los pliegos que se han barajado en las dos iniciativas anteriores, se exigía una titulación específica acreditada en el área de Educación Social, Psicología, Trabajo Social o Educación Infantil, entre otras, y experiencia en trabajo con la infancia, protección o intervención comunitaria. Para ello, en los presupuestos del próximo año, se establecerá una partida económica específica para poner en marcha esta nueva modalidad.

Según los datos aportados por la diputada, a 31 de diciembre de 2017 había en Bizkaia 315 menores acogidos. De ellos, 77 se habían formalizado a lo largo del año, 38 en familia extensa y 39 en ajena;51 fueron acogimientos permanentes, 15 temporales y once de urgencia. La Diputación volverá a retomar el próximo otoño la campaña de cunas vacías, para seguir captando familias que puedan hacerse cargo de estos menores, sobre todo los más pequeños, los menores de seis años, que por ley no pueden permanecer en un hogar institucional, de forma excepcional, durante más de tres meses.

Otros asuntos

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120