Historias de... eva, amanda, arrate, álvaro e inma

Vascos locos por el yoga

La fiebre del yoga ha llegado a Euskadi. DEIA se adentra en una clase, prueba suerte con los asanas y sucumbe a la ‘yogomanía’

Por Concha Lago - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La profesora Eva Zavala, acompañada, en primer plano, por Amanda Doe, Inma Colmenero, Álvaro Saiz y Arrate Rojas. Fotografía de José Mari Martínez

La profesora Eva Zavala, acompañada, en primer plano, por Amanda Doe, Inma Colmenero, Álvaro Saiz y Arrate Rojas. Fotografía de José Mari Martínez

Galería Noticia

La profesora Eva Zavala, acompañada, en primer plano, por Amanda Doe, Inma Colmenero, Álvaro Saiz y Arrate Rojas. Fotografía de José Mari Martínez

COMENZAMOS con el popular Saludo al Sol o Suryanamaskar. “Porque colapsamos mucho los hombros, nos pasamos mucho tiempo sentados, estamos como entumecidos y aquí alargamos los brazos, nos estiramos, abrimos el tórax y nos ponemos a tope. No hacemos ninguna postura imposible, pero hay que salir de la zona de confort de nuestro cuerpo”, dice Eva Zavala, una maestra de ceremonias mexicana, que conoció el yoga hace tiempo y que lleva más de cinco años oficiando en Bilbao.

Sobre las esterillas azules, algunas de sus alumnas, como Arrate Rojas o Amanda Doe, vigilan que sus cuerpos estén alineados de forma correcta, respiran de forma fluida y entran en armonía con alguna de las posturas, o asanas. Junto a ellas, Inma Colmenero, que declara ser “primeriza, no;lo siguiente”, se afana en intentarlo. Dos consejos muy básicos. “Primero empezar poco a poco, pero con constancia, unas dos veces a la semana. Y sobre todo tener siempre la mente abierta y disfrutar de ser principiante”, aclara Zavala. El yoga moderno simboliza la formidable transformación que ha experimentado una disciplina, surgida en India hace entre 3.000 y 6.000 años, que ha calado también en Euskadi como un bálsamo contra dos de los grandes males de la sociedad actual: el estrés y el sedentarismo.

Arrate, yogui “pero con altibajos”, admite que le proporciona más elasticidad y mucho bienestar emocional. “Me gusta mucho el yoga que practica Eva porque no es tan oriental y lo baja a nuestro terreno y lo acerca más a nuestra cultura y a nuestro entorno”, señala. Amanda Doe, profesora de yoga para niños, asegura rotunda que el yoga permite escuchar al cuerpo, por eso es apto para cualquier tipo de persona, “si no, no lo podría hacer nadie con alguna lesión o dolencia. Hay diferentes variantes y también lo puede practicar gente mayor o embarazadas”. En esta clase, impartida en la terraza de un hotel bilbaino, hay muchas mujeres -como en casi todas- y una escasa representación masculina entre la que figura Álvaro Saiz Bernuy, director de Sercotel Coliseo Bilbao, que quiere estrenarse. “En Madrid lo practican muchos chicos. Aquí todavía se tiene la idea de que es para chicas, pero una vez que lo prueban, se enganchan”. “El yoga es un método de autodesarrollo, equilibrio y bienestar, pero sobre todo es una filosofía milenaria que ayuda a purificar”, define.

Hay que lanzarse y probar. “No se trata de hacer posturitas imposibles que intimiden como las de las celebrities que posan en blogs y revistas. La práctica y la dedicación lo hacen todo y te das cuenta de que el cuerpo es impresionante y terminas haciendo cosas que al principio parecen impensables. Además se adapta a todo el mundo. Doy clase a deportistas, pero también a personas de más de 70 años. ¡Ah! Y no es imprescindible ser flexible”.

Para Zavala, “el problema es que el yoga se ha expandido como una modalidad de fitness pero es una forma de vida”. En Bilbao le ha costado entrar, pero ya causa furor. “Yo busco adaptarlo a este entorno y a la sociedad actual porque es una mezcla perfecta entre fuerza, resistencia, equilibrio y flexibilidad”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Qué mundo

ir a Qué mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120