El Carmen en Sestao

El Carmen congrega a sus fieles junto a la hornacina de La Punta en Sestao

Lopategi Elkartea reúne a cerca de 300 fieles en una ceremonia que hunde sus raíces en el convento de El Desierto

Emilio Zunzunegi - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Cerca de 300 personas se dieron cita ayer en La Punta de Sestao para honrar a la Virgen.

Cerca de 300 personas se dieron cita ayer en La Punta de Sestao para honrar a la Virgen. (E. Zunzunegui)

Galería Noticia

Cerca de 300 personas se dieron cita ayer en La Punta de Sestao para honrar a la Virgen.

Sabido es entre los católicos que la fe es capaz de mover montañas. Pero en el caso de la Virgen del Carmen de La Punta de Sestao no hace falta desplazar ingentes cantidades de tierra para que sus fieles devotos se congreguen para demandar su divina intercesión. Siquiera ante una sencilla hornacina que acoge desde hace varios años la imagen mariana que durante décadas fue la imagen central de la iglesia del Carmen en la loma del barrio de San Francisco-Rivas, fronterizo con la industrial Barakaldo.

Sestao. Una advocación que, como recordó el sacerdote paulino Mitxel Olabuenaga, se remonta al tiempo en el que los monjes carmelitas decidieron construir un convento -un desierto o lugar de retiro- en la confluencia entre la isla sestaoarra de La Punta y la localidad de Barakaldo. “Hace cerca de 300 años los monjes carmelitas eligieron lasjunqueras de San Nicolás de Bari para erigir el denominado desierto de San José. Este convento -que llegó a acoger incluso a presos políticos como Jovellanos- dejó en sus afueras la que hasta entonces era la única ermita que había en los alrededores. En el convento levantaron su propia iglesia en cuyo altar central tenían a San José, patrono del convento, y a su derecha a la Virgen del Carmen, como no podía ser menos siendo los Carmelitas quienes habían fundado este convento”, rememoró en la salutación el padre Olabuenaga, que además de sacerdote de la orden de San Vicente Paúl es, por formación, historiador.

Una condición que encandiló a los asistentes a la celebración de la Virgen mariana que se vio enriquecida por las explicaciones y referencia populares al convento de El Desierto. “La gente de los alrededores, sobre todo de Bilbao, que venían por la margen derecha del Nervión decían, cuando les preguntaban a donde iban, que se dirigían al Desierto. No porque no hubiera nadie, sino porque esa era el nombre del convento”, explicó el padre Olabuenaga quien desveló que el convento se arruinó a mediados del siglo XIX y con él la propia ermita.

Una situación que fue aprovechada por el potentado Francisco de las Rivas para adquirir los terrenos en los que años atrás los curas fueran capaces de cultivar maíz con agua de mar mediante un ingenioso sistema que aprovechaba la evaporación del agua para que las raíces, no ancladas en la tierra, se nutrieran de la humedad.

CultoCuestiones históricas al margen, la celebración mariana recuperada por la asociación cultural Lopategi Elkartea de Sestao puso de manifiesto la gran devoción que entre los vecinos de Barakaldo, Sestao y otros municipios de la comarca existe hacia la Virgen del Carmen. Lopategi Kultur Elkartea recuperó el año pasado la tradición de la celebración del Día de la Virgen del Carmen en la Hornacina de La Punta. “Recogimos el testigo que la asociación Karmeleko Lagunak dejó sobre la mesa hace ya dos años, al anunciar que ponía fin a su periodo como organizador de esta festividad. No podíamos permitir que una celebración tan arraigada en nuestro pueblo se perdiera, dejando huérfanas a todas esas personas que desde Sestao y desde Barakaldo se acercan habitualmente a La Punta para visitar a la Virgen del Carmen en su hornacina, situada junto al pabellón de remo de Kaiku” señalaban desde la asociación sestaoarra, para destacar que “como conocemos la ilusión e importancia que para muchas personas tiene la posibilidad de contar con un escapulario bendecido de la Virgen, durante la mañana se ha puesto a su disposición estos escapularios entre las personas asistentes que deseaban adquirirlos”.

Una de las múltiples feligresas que se acercó hasta la hornacina de La Punta fue Begoña Arnáiz quien destacó que su mayor deseo es que “la Virgen nos dé salud a todos y sobre todo que interceda para que seamos mejores personas, porque las cosas están cada vez peor”. A su vera, la también vecina de Sestao, aunque salmantina de nacimiento, Teresa Garzón acudió hasta La Punta para que la Virgen del Carmen “de la que soy devota desde niña, ayude a Dios para que mi hija supere la enfermedad que tiene”.

Los actos festivos comenzaron con un Agurra de la mano de dos dantzaris de Salleko Dantza eta Txistu Taldea. La celebración contó además con la participación del Coro de Mujeres Begoñako Andra Mari que interpretó tres piezas a los largo de la celebración eucarística.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120