“Es muy dura la vida del kiosquero”

Juan Ramón vende prensa extranjera en la Gran Vía. Algunos lectores llegan de Bermeo, Amorebieta o Mungia

Un reportaje de Aner Gondra - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Juan Ramón dispone la prensa diaria en su kiosco del centro de Bilbao.

Juan Ramón dispone la prensa diaria en su kiosco del centro de Bilbao. (Jose Mari Martínez)

Galería Noticia

Juan Ramón dispone la prensa diaria en su kiosco del centro de Bilbao.

En la Gran Vía, a la altura del número 36, todos los días abre su mostrador un kiosco a las seis de la mañana. Juan Ramón Gómez prepara los expositores con todos los productos para vender a pie de acera al viandante. Periódicos, por supuesto, y revistas. Pero también flores, imanes, bebidas, chocolatinas… Lleva tres años en esa rutina diaria, pero el negocio viene de lejos: “Mi mujer lleva 25 años con el kiosco”.

Juan Ramón reconoce que “sí que se ha notado mucho que ha bajado la venta de periódicos”. De ahí que el negocio se convierta en un bazar en miniatura. “Hoy en día compra periódicos, sobre todo, gente de 40 años para arriba”, explica dos segundos después de vender a una madre y su hijo unos chicles y un paquete de galletas de chocolate. Este kiosquero tiene claro por qué han disminuido tanto las ventas de la prensa escrita. Es cuestión de las nuevas generaciones y sus hábitos: “Creo que la venta de periódicos ha bajado por las nuevas tecnologías, porque el mundo cambia. Todo influye, como el cambio de cultura en la gente joven. Yo conocí la televisión en blanco y negro, pero las nuevas generaciones solo han conocido la televisión en color. Es algo cultural. La gente tiene en la mano un teléfono en el que pueden leer todo”.

Por eso diversifica el negocio y así poder ofrecer al cliente un abanico mayor de posibilidades que influyan en la venta. Flores, aperitivos o cualquier producto que el viandante pueda echar en falta en plena Gran Vía bilbaina. “Si vendes, todo da beneficios. Por eso los kioscos llevan cien años aquí puestos. Beneficios sí que dan, pero hay que saber trabajar para ello”. Es cierto que muchos kioscos de Bilbao llevan muchas décadas a pie de calle, pero también que muchos cierran la persiana. “Sí que he notado que se están cerrando muchos kioscos en Bilbao”, reconoce, “la causa está, en parte, en que muchos de ellos eran llevados por gente mayor que se jubila y está cansada”. Y ahí surge otro problema. Parece que a los jóvenes no les atrae ser kiosquero: “Cuesta mucho que aparezca alguien joven que quiera dedicarse a llevar un kiosco día tras día”. ¿Es dura la vida de un kiosquero? “Sí, es una mierda”.

Cuando uno pasa ante el negocio de Juan Ramón Gómez llama la atención la cantidad de prensa internacional que ofrece en su expositor. Él explica que hay varios perfiles de clientes que solicitan estos diarios editados allende las fronteras: “Hay de todo. Hay bilbainos y compra los periódicos extranjeros para practicar idiomas y también gente que ha venido de fuera y que compra todos los días la prensa de su país”. Mientras vende dos botellas de agua a una clienta, el kiosquero explica cómo hay una señora que se acerca a la Gran Vía todos los días desde Getxo y compra un periódico alemán. “También hay gente de Bermeo, Amorebieta o Mungia que viene hasta aquí a comprar sus periódicos”, apunta. Lo cierto es que los extranjeros “se venden todos”.

Como cualquier mercado, el de la prensa, tienes sus curiosidades y sus ritmos. Juan Ramón relata, por ejemplo, que “se nota mucho que en los primeros días de mes se vende más prensa”. Al parecer, los clientes, cuando ven que la cuenta corriente mengua a finales de mes, optan por prescindir de leer los periódicos. Aunque existe un día relevante de la semana en que se disparan las ventas y ese día es el miércoles. “ porque salen “Las Marías”, señala. ¿Las Marías? Las revistas del corazón. Vienen un montón de señoras a por ellas y, de paso, se llevan el periódico. Es el día que más se vende”, indica. De hecho, advierte de que en las ventas no influyen mucho el signo de las noticias: “No se nota diferencia en las ventas cuando hay una noticia muy buena o muy mala”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120