Bilbao BBK Live

The xx, luz y ritmo a su oscuridad

El trío lideró ayer el segundo día del multitudinario Bilbao BBK Live, entre la fuerte lluvia y a pesar de los problemas técnicos que generaron las pantallas de vídeo

A. Portero - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

The xx se despidió ayer de Bilbao a lo grande.

The xx se despidió ayer de Bilbao a lo grande. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

The xx se despidió ayer de Bilbao a lo grande.

bilbao- The xx dijeron “hágase la luz y el ritmo”... y el pop oscuro de su repertorio, el que convirtió al trío en uno de los proyectos indies más inspirados y exitosos del último lustro, se aireó, cobró velocidad y reinó (y se bailó) en un mojado Kobetamendi, a pesar de los problemas en la pantalla del escenario, que retrasaron la actuación principal de la segunda y multitudinaria jornada del Bilbao BBK Live en la que se hicieron hueco Porches, My Bloody Valentine y King Gizzard &Lizard Wizard con su música dispar.

Una semana después de su desembarco en Bilbao, con ese programa artístico previo que ellos mismos comisariaron, The xx se despidió en Bilbao a lo grande a pesar del largo retraso de media hora y de los problemas que causaron las pantallas de video durante el concierto. El éxito ya les había acompañado en el concierto íntimo que ofrecieron en el Kafe An-tzokia para 500 personas y en la sesión como DJ que ofreció su teclista, Jamie xx, en el Guggenheim. Lo de la noche del viernes en Kobetamendi fue distinto.

Fue un éxito incontestable, ante una multitud de 40.000 personas que casi habían agotado las entradas por segundo día consecutivo y que, veinteañeros en su mayor parte, conocieron, disfrutaron y cantaron todas y cada una de la casi veintena de canciones que interpretaron. A pesar de lo monocromático de su repertorio, sobrio, melancólico y casi gótico, se sobrepusieron al vasto espacio y a la ingente multitud, demostrando que juegan ya en Champions League. Aunque hasta en la cumbre se encuentra uno con carencias.

Romy y su guitarra sinuosa a un lado;Oliver, al otro con su bajo percutivo y siempre marcado;y en medio de ellos, como cerebro musical en la sombra y protegido por sus ordenadores y percusiones, Jamie. Todos en penumbra, con los dos vocalistas buscándose y alternándose al micrófono, dibujando juegos escenográficos cómplices desde un arranque de concierto con el ritmo de Dangerous, a la que siguió Islands.

Los tres arropándose ante la magnitud de un escenario coronado con una enorme pantalla trasera en la que se proyectaba (distorsionado, eso sí) el trío (!de oscuro y plata, cómo no!) y que aparecía doblada, protegiendo a los músicos. Los saludables fogonazos de luz y ritmo se repitieron con Say something lovingy regresaron con I dare youtras un repecho de calma con Sunset, escalofriante y ralentizada, con un dominio perfecto de la pausa y el silencio.

Jamie, Romy y Oliver, con el público expectante y pidiendo guerra, se dispararon de nuevo y a la hora de cerrar esta edición, el baile sintético del trío buscaba la cumbre rompepistas con la remezcla de Jamie de Shelter y su Loud placescompartido con Romy, al que suelen seguir On hold antes de cerrar con Angels.

dispersiónDispersión Antes de The xx, la lluviosa tarde tuvo una banda sonora dispersa. My Bloody Valentine rescataron el shoegaze de los 90 y pusieron la nota de distorsión y volumen estratosférico en un concierto con múltiples paradas en su mítico disco Loveless. Porches (el neoyorquino Aaron Maine) nos contó que le han roto el corazón con su electropop lírico mediante gemas como Country y la audicia rítmica de Underwater, que llegó con el sirimiri, mientras que a los australianos King Gizzard &Lizard Wizards les tocó el toque marciano con su mezcla de psicodelia, jazz y rock progresivo. Inabarcables se lucieron con Rattlesnakes, Muddy water y Digital black, centrándose en su última producción: !los cinco discos que editaron el año pasado!.

programa sábado 14

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120