La sencillez de los hombres ilustres

Envío de cartas a iritzia@deia.eus - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Las mentes más preclaras de nuestra tierra nos sacuden cuando desaparecen y nos dejan una huella imborrable. Hablamos de don José María Setién y don Pedro Arrupe. Ambos dos, vascos por los cuatro costados y hombres de verdad, de honestidad, caridad y sencillez. El primero, sencillo y contestatario pero con la verdad y los libros sagrados por delante;y el segundo, fallecido ya hace unos años, pero sencillo también y con una fina ironía, recalcaba sus pensamientos en lo que había que hacer.

Escasez de palabras para definir a estos hombres que lo han llenado todo de espiritualidad, honestidad, estudio y sintonía con los más necesitados;que su herencia nunca sea olvidada en los cajones o trasteros de la mente humana, sino por el contrario siempre hagamos uso de sus mensajes, de sus palabras y sobre todo de su verdad.

Que el Todopoderoso siga enviándonos personas de la talla de estos dos prohombres que han dejado huella en Euskadi...

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120