El obispo de Bilbao resalta su tarea misionera

La Iglesia vizcaina se aleja de polémicas y subraya su fidelidad al Evangelio

Concha Lago - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

bilbao- La figura del obispo emérito Setién fue ayer también alabada desde la iglesia vizcaina que recordó sus esfuerzos por ser fiel al Evangelio y a la misión que le fue encomendada, y se mostró al margen de aquellos que intentaron tergiversar su mensaje pastoral y presentarlo como un obispo con una evidente vertiente política. Ajena a pastorales y homilías polémicas, subrayó sobre todo su profunda ética y su labor identitaria en la iglesia vasca.

Con un profundo afecto y un hondo sentir, el obispo diocesano de Bilbao, Mario Iceta se unió ayer al duelo y expresó sus condolencias más profundas. Al enterarse de su fallecimiento, Mario Iceta “pidió al Señor por el descanso eterno de don José María”. “Transmitimos nuestra condolencia y nuestra cercanía a su familia, a la diócesis hermana de Donostia y a su obispo José Ignacio Munilla. Nos unimos en la oración y en la esperanza en Cristo vencedor de la muerte”, comunicó tras tener conocimiento del óbito.

“Cuando yo llegué como obispo auxiliar a la Diócesis de Bilbao, -prosiguió Iceta-, José María Setién estaba jubilado, por lo que no he tenido oportunidad de compartir con él reuniones o preocupaciones pastorales”. No obstante, se mostró seguidor de su trayectoria pastoral. “Sí he conocido su labor al frente de las misiones diocesanas vascas, de las que fue el obispo delegado durante muchos años. Después lo fue don Miguel Asurmendi, y en los últimos años les he sucedido en esta responsabilidad”.

“Por todo ello he conocido la labor que desarrolló en esta área y que dio mucho fruto en la tarea misionera de tantos hermanos y hermanas nuestros que partieron tanto a Ecuador como a las diócesis africanas donde ha estado presente nuestra misión”, incidió Iceta. “Oramos por su descanso eterno y en el día de hoy concelebraré en la misa funeral que se celebra en Donostia”, destacó.

Por su parte, el que fuera vicario general de la Diócesis de Bilbao, Ángel María Unzueta, un hombre de amplio consenso en la diócesis y un factotum en la iglesia vizcaina, se mostró muy consternado con este fallecimiento, pero prefirió destacar su legado y su servicio “ya que personalmente no le traté mucho”, tal y como señaló ayer a DEIA.

Finalmente, el que fuera prelado de Donostia, Juan María Uriarte, de 85 años y muy cercano a Setién, prefirió, por su parte, no hacer declaraciones públicas en la jornada de ayer, a la espera de hacer una reflexión más sosegada sobre la figura del que fuera amigo y antecesor en la diócesis donostiarra.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120