El atlantismo, a prueba en la cumbre de la OTAN

La cita que arranca hoy con la presencia de Trump será tensa por la obsesión de éste con el gasto en defensa

Un reportaje de María G. Zornoza / Aquí Europa - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Donald Trump y su esposa Melania, a su llegada ayer a Bruselas.

Donald Trump y su esposa Melania, a su llegada ayer a Bruselas. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Donald Trump y su esposa Melania, a su llegada ayer a Bruselas.

EE.UU. está gastando mucho más en la OTAN que cualquier otro país. No es justo ni aceptable. Aunque estos países han aumentado sus contribuciones desde que asumí el cargo, deben hacer mucho más”. A golpe de tuit, como viene siendo habitual, anunciaba Trump sus intenciones de cara a la cita que arranca hoy en Bruselas. Los desafíos de seguridad, Afganistán o Rusia son algunos de los temas de la agenda. Pero al inquilino de la Casa Blanca solo le interesa un punto: que el resto de los 28 aliados paguen más.

La presión sobre el gasto en defensa del 2% del PIB, compromiso que salió de la cumbre de Gales de 2014, no es una novedad de la Administración Trump, pero sí que se ha tornado más hostil. Con el precedente de la reunión del G7 en Canadá donde el mandatario estadounidense abandonó a sus homólogos antes de tiempo, esta cita se prevé cuanto menos tensa. El objetivo de Trump no es otro que imponer el America First en detrimento del actual orden mundial.

A día de hoy, son ocho los aliados que cumplen con esta barrera del gasto comprometido: Rumanía, Letonia, Lituania, Polonia, EE.UU., Grecia, Reino Unido y Estonia. Washington representa el 72% del presupuesto de la OTAN (el 3,57% de su PIB). España es el tercer país que menos aporta con un 0,92% de su PIB. El gasto en defensa de Alemania se sitúa en el 1,2%.

Al inquilino de la Casa Blanca solo le interesa un punto: imponer el ‘America First’ y que el resto de los 28 aliados paguen más

El gran encontronazo de la cumbre aliada puede llegar de la mano de Alemania. Las relaciones entre Trump y Merkel nunca han sido demasiado estrechas: Trump le negó el apretón de manos en la visita oficial de la canciller a la Casa Blanca, afirmó que el índice de criminalidad ha aumentado en Alemania por la política de puertas abiertas a refugiados y Merkel le devolvió la bofetada con la icónica foto del G7 frente a él y calificando su actitud de “deprimente”. Ahora se rumorea que el magnate podría retirar sus tropas de suelo germano. Y cuando Trump advierte de algo, lo hace sin importar las consecuencias.

El protagonista de la cita será una vez más Trump. Sus caras, sus tuits, sus gestos y sus desplantes. El republicano aterrizó anoche en Bruselas, ciudad que calificó en su momento como “agujero del infierno”, para asistir a una cita en la que no se siente cómodo. El año pasado calificó a la Alianza de “obsoleta”. Cuatro días después de su paso por Bruselas, el republicano volará a Helsinki para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin, al que admira. Antes de partir ayer señaló que de todos las visitas, la de Putin será la más fácil.

En el punto de miraRusia será precisamente el otro gran epicentro. Desde la invasión de Ucrania y con su presencia cada vez mayor en el Ártico, la relación con la Unión se ha tensado. Jens Stoltenberg, secretario general de la Alianza Atlántica, afirma a menudo que no quiere una Guerra Fría con Moscú y que prefiere optar por el diálogo. La misma posición que la UE.

Sin embargo, la relación entre Rusia y EE.UU. es más oscura. La propia presidencia de Donald Trump arrancó con los rumores de una intervención del Kremlin para aupar al magnate a la Casa Blanca. Los otros grandes temas de la cumbre serán la lucha contra el Estado Islámico, dos iniciativas de apoyo a las capacidades de Jordania y Túnez, la ciberdefensa o la movilidad militar en Europa.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120