del 21 al 10%

Cineastas y productores esperan que la bajada del IVA mejore la industria

Cada sala decide cómo repercute en el precio de las entradas, aunque en la mayoría el descenso es de unos céntimos

Araitz Garmendia - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Este año las salas de cine han acogido a ocho millones de espectadores a nivel estatal y los cineastas esperan que la bajada del IVA atraiga a más público.Foto: Oskar M. Bernal

A pesar del descenso de precios, ayer las salas vizcainas tuvieron una afluencia similar a la de un viernes cualquiera del mes de julio (Oskar M. Bernal)

Galería Noticia

Este año las salas de cine han acogido a ocho millones de espectadores a nivel estatal y los cineastas esperan que la bajada del IVA atraiga a más público.Foto: Oskar M. Bernal

Bilbao- La anhelada bajada del cine ha llegado. El IVA de las entradas ha descendido esta semana del 21 al 10%, tras la publicación en el BOE de los Presupuestos Generales del Estado 2018, aprobados la pasada semana y que contemplaban esta reducción.

La noticia ha sido muy bien acogida por productores y cineastas, aunque son prudentes a la hora de asegurar que esta medida traerá efectos positivos a la industria, puesto que cada sala decidirá cómo aplica esta reducción. De hecho, la rebaja de esta actividad cultural y de ocio ha sido una de las grandes batallas para el sector en los últimos años, y ahora, por fin, el impuesto se podrá equiparar al de otros productos como los libros o las entradas para conciertos y museos.

En este sentido, Carlos Juárez, presidente de la Asociación de Productores Vascos, asegura que “muchas salas de exhibición asumieron la subida del IVA sin aumentar los precios”, por lo que ahora es posible que “algunos mantengan el coste” establecido actualmente. “De alguna manera la situación económica de las salas no es lo que era, la entrada de plataformas digitales y la alta definición hace cada vez más difícil sobrevivir”, agrega Juárez. El presidente señala, de igual modo, que “en el ámbito cultural el IVA es una barbaridad, entra el concepto de maltrato”, por lo que afirma que todavía queda “un largo camino” para mejorar esta industria.

Mucho más positivo se ha mostrado el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, quien pidió ayer que “volvamos al cine” en un vídeo emitido por el Ministerio de Cultura, en el que aparece delante de dos carteles de películas de producción estatal, Campeones, de Guillermo Fesser, yLa enfermedad del domingo, de Ramón Salazar. “El cine es una puerta abierta a la fantasía, a la emoción, a la risa, el llanto, el miedo, a todo aquello que nos hace más humanos;y, además, lo podemos compartir con los amigos, la familia, con el novio, con la novia, con los que nos rodean en nuestra vida”, expresó el ministro.

Por su parte, Borja Cobeaga asegura que la bajada del IVA es “de sentido común absoluto, no tenía ninguna lógica, sobre todo porque el sector estaba en crisis”. “Espero que las salas de cine lo apliquen”, matiza el director. El cineasta hizo referencia a que cada sala deberá decidir cómo repercutirá la aplicación del IVA en el coste de los tickets, a pesar de que Facua-Consumidores en Acción ha indicado que el descenso del 21 al 10% debería materializarse en una disminución en el importe de 0,66 euros de media. No obstante, cada establecimiento ha implantado la mengua a su manera. Así, Getxo Zinemak, por ejemplo comenzará este fin de semana a vender sus tiques a 7,30, 20 céntimos menos de lo que tenía establecido hasta el momento. Otros como los Golem en Azkuna Zentroa han rebajado su entrada en 70 céntimos, de 8 a 7,30, mientras que los Multis ha recortado su precio 50 céntimos, quedando sus tiques en 7,40 euros.

De la misma opinión que Cobeaga es el director bilbaino Pedro Olea, quien definió el IVA del cine como “una barbaridad”. “Ahora, por lo menos, se acerca al que tienen establecido otros países europeos, sin embargo, esto tiene que repercutir en los que acuden a la taquilla, que noten que ha cambiado algo”, agregó, y apuntó que de seguir así, “el teatro iba a acabar siendo más barato, y eso que hay que pagar viajes y estancias. El cine es apretar un botón digitalmente para que comience una película, por lo que debería ser siempre más económico”.

Una larga batallaLa lucha por el descenso del IVA en el cine ha sido una larga pelea para productores y cineastas. Fue en el año 2012 cuando se produjo una subida del 8 al 21%, quedando exentas de esta medida los libros, que cuentan con un 4% y las entradas de las exposiciones en los museos, que no abarcan este impuesto.

En junio de 2017 se efectuó una bajada del IVA al 10% en el ámbito cultural, pero solo afectaba a los espectáculos culturales. Sin embargo, con la reciente aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, el cine podrá equipararse al teatro, la danza o los conciertos musicales. Tanto el Gobierno como los cineastas esperan que esto ayude a mejorar los resultados. Por el momento, según datos del ministerio, el séptimo arte ha superado los 51 millones de euros en el primer semestre de 2018 en el conjunto del Estado, y ha conseguido atraer a las salas a más de ocho millones y medio de espectadores.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120