Viena y Berlín quieren cerrar la ruta migratoria del Mediterráneo

Amenazan con tomar medidas si Italia y Grecia no aceptan devoluciones de solicitantes de asilo

Luis Lidón - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El presidente austriaco, Sebastian Kurz (centro), junto al ministro alemán de Interior, Horst Seehofer (izda), y el vicecanciller, Strache (dcha).

El presidente austriaco, Sebastian Kurz (centro), junto al ministro alemán de Interior, Horst Seehofer (izda), y el vicecanciller, Strache (dcha). (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente austriaco, Sebastian Kurz (centro), junto al ministro alemán de Interior, Horst Seehofer (izda), y el vicecanciller, Strache (dcha).

Viena- Alemania y Austria anunciaron ayer en Viena que quieren pactar con Italia la próxima semana el cierre de “la ruta migratoria del Mediterráneo”, pero, por otra parte, amenazaron con tomar “medidas” en caso de que Roma y Atenas no acepten devoluciones de solicitantes de asilo. El anuncio llegó después de un encuentro entre el canciller austríaco, Sebastian Kurz, y el ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, tras la inquietud que generaron en Viena los planes germanos para crear “centros de tránsito” en la frontera entre ambos países.

Seehofer anunció a la prensa que, antes del Consejo informal de ministros de Interior de la Unión Europea los próximos días 12 y 13 en la ciudad austríaca de Innsbruck, habrá una reunión de los representantes de Alemania, Austria e Italia sobre “cómo cerrar la ruta sur de los inmigrantes”.

El conservador Kurz agregó que “el objetivo” será “establecer medidas para cerrar la ruta del Mediterráneo, es decir, asegurar que se detenga la inmigración ilegal a Europa por esa ruta”. Viena amenazó esta semana con endurecer los controles fronterizos con sus vecinos del sur -Italia y Eslovenia- si Alemania comenzaba a devolver a Austria a solicitantes de asilo que fueran rechazados por los países de la UE por los que entraron en el continente.

Según las normas de la UE -el conocido como Reglamento de Dublín- las peticiones de asilo deben presentarse en el primer país por el que se llega a los Veintiocho, lo que en la actual crisis afecta de forma desproporcionada a Italia y Grecia.

Kurz acordó con Seehofer que no se tomarían medidas unilaterales por parte de Alemania, lo que podría desencadenar un efecto dominó que amenazase la libre circulación del espacio Schengen, y que no se expulsará a la república alpina a solicitantes de asilo rechazados en la frontera. Seehofer precisó que los rechazados serían trasladados directamente a Italia y Grecia, y que Austria “no tendrá que hacerse cargo de solicitantes de asilo de los que no era ya responsable”.

“Ni ahora ni en el futuro vamos a hacer a Austria responsable de las obligaciones de Grecia e Italia”, afirmó el ministro alemán. Y para que esos traslados sean posibles, según Seehofer, Berlín negociará acuerdos especiales con Atenas y Roma para que acepten la devolución de demandantes de asilo que llegaron a Europa a través de su territorio.

El político alemán reconoció que “las conversaciones” con los Ejecutivos de Grecia e Italia sobre este asunto “serán difíciles”, y que “por su complejidad y envergadura” seguramente deberán ser llevadas a cabo a nivel de jefes de Gobierno. El líder de la conservadora Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera ha lanzado un pulso a la canciller, Angela Merkel, para endurecer las políticas migratorias en Alemania que a punto estuvo de hacer caer al Ejecutivo alemán.

La llegada de inmigrantes a la UE ha centrado el debate político en Europa en las últimas semanas pese a que el flujo de refugiados ha bajado de más de un millón en 2015 a unos 46.000 en los primeros seis meses del año. Seehofer reconoció la dificultad de lograr estos acuerdos de devolución y recordó que por el momento solo dos países -Grecia y España- han confirmado a Merkel su disposición a hablar. En caso de que Italia y Grecia, los países por los que más inmigrantes y refugiados llegan a Europa, no quisieran cerrar acuerdos de devolución, Austria y Alemania amenazaron con tomar medidas para hacer cumplir la normativa comunitaria. “Si no se consigue acuerdos con Grecia e Italia, entonces, naturalmente, tanto Alemania como Austria tendrán que aplicar medidas que de facto deben imponer lo que en realidad debería ser ley comunitaria”, sostuvo Kurz. Y Seehofer agregó: “De momento, Alemania apuesta por el camino de la negociación”, pero, “si las conversaciones con Grecia e Italia fracasan, debemos pensar en otras medidas”. Ninguno de los dos políticos especificó a qué tipo de medidas se referían.

Kurz no quiere “lecciones”En un encuentro previo con corresponsales extranjeros, Kurz, cuyo país preside este semestre la UE, dijo que le “irrita” que le den “lecciones” sobre inmigración cuando Austria es uno de los países que más demandantes de asilo acoge en la UE. “Por supuesto que Italia y Grecia están más afectados con las llegadas de barcos”, dijo el canciller, quien añadió que, sin embargo, los “problemas de integración” y de “coexistencia” se dan en Austria, Alemania y Suecia, que son países de destino, donde los inmigrantes quieren vivir.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, señaló que es importante la “protección de las fronteras exteriores, pero no solo con el objetivo de aislar” a la UE, de convertir el bloque “en una fortaleza”, sino para acabar con el negocio “desalmado” de mafias y traficantes de personas. No obstante, abogó por ir más allá, si la UE quiere conservar su “alma” humanitaria y “tener un papel en el mundo con sus valores”, porque -indicó- no se puede “ignorar la urgencia y el sufrimiento” de los inmigrantes.

Propuesta de Italia

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120