El aeropuerto encara el verano con 325 plazas de parking de emergencia

Tras el colapso de abril, han sido habilitados espacios nuevos a la espera de los tres grandes proyectos que sumarán 1.400 aparcamientos más en 2020

Aitziber Atxutegi - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Explanada habilitada por Aena para las plazas de aparcamiento extra. Fotos: Juan Lazkano

Explanada habilitada por Aena para las plazas de aparcamiento extra. Fotos: Juan Lazkano

Galería Noticia

Explanada habilitada por Aena para las plazas de aparcamiento extra. Fotos: Juan Lazkano

Bilbao- El aeropuerto de Bilbao ha entrado en la época con más actividad del año. Con la llegada del verano, los vuelos se multiplican en el aeródromo vizcaino y, aunque muchos son turistas o viajeros que no utilizan el vehículo privado para llegar hasta la terminal, las necesidades de aparcamiento también se incrementan en estas fechas estivales. El aeropuerto cuenta para este verano con 325 plazas de emergencia, habilitadas a finales de abril después del colapso que sufrieron los parkings en aquellas fechas, a la espera de los tres grandes proyectos a acometer a más largo plazo que sumarán 1.400 aparcamientos al aeródromo en 2020.

El 1 de julio marca el inicio de la época del año más intensa del aeropuerto de Bilbao. Con la llegada del verano, el número de vuelos y de viajeros que pasan por las instalaciones se multiplica de forma exponencial. El año pasado, solo durante julio y agosto pasaron por el aeropuerto 1,4 millones de pasajeros, prácticamente un tercio del total de viajeros del año (4,9 millones). Julio es el mes con mayor actividad del ejercicio: en 2017 despegaron o llegaron a Loiu más de medio millón de personas, 16.500 como media cada día.

El incremento de la actividad también supone un aumento de las necesidades de aparcamiento. En el aeropuerto sigue estando muy presente el colapso que sufrieron los aparcamientos durante dos días a finales de abril, una situación “excepcional” que los responsables del aeródromo achacaron a un incremento inesperado de viajeros franceses, el aumento del tráfico y la cercanía del puente del 1 de mayo. Aunque las 2.869 plazas con las que actualmente cuenta el aeropuerto han sido suficientes hasta el momento, se pueden producir circunstancias especiales, como las que se conjuraron en abril, por lo que los responsables del aeródromo quieren estar preparados ante cualquier contingencia.

En aquel momento se adoptaron dos medidas de emergencia para paliar la situación que se han mantenido desde entonces para que puedan ser utilizadas de nuevo si fuera necesario de manera excepcional. Entre ambas suman 325 plazas extra y estarán operativas también este verano, en caso de tener que utilizarlas. Fuentes del aeropuerto aseguran que, desde que se habilitaron como medida de emergencia en abril, no se han tenido que utilizar hasta el momento.

Por una parte, se han habilitado 125 aparcamientos en la antigua bolsa de taxis, el espacio en el que esperaban estos vehículos para llegar a la zona de salidas, justo antes de la curva a la izquierda que lleva a la terminal. Ya se han ejecutado los trabajo de pintado para marcar las plazas habilitadas, que podrán ser utilizadas en caso de que el resto de aparcamientos del aeropuerto se llenen.

Y, por otra parte, se ha adecuado la planta superior del parking principal, que sumará otras 200 plazas. La cubierta está forrada de césped, por lo que ha sido necesario acondicionar y alisar el piso, para que puedan acceder los vehículos que necesiten aparcar en esta zona del aeropuerto.

Incremento del 50%Además de prever medidas de emergencias que se puedan adoptar en caso de ser necesario, el aeropuerto sigue mirando hacia el futuro. Un futuro marcado por el incesante incremento del tráfico que está experimentando en los últimos años -ha pasado de 3,8 a 4,9 millones de pasajeros en apenas un lustro, desde 2013- y que, más que probablemente, le llevará este 2018 a superar la barrera de los cinco millones de viajeros en un solo año. Así que es necesario acometer también una ampliación de sus parkings, para dar respuesta a las necesidades de sus cada vez más numerosos usuarios. En total se invertirán 12,7 millones de euros para sumar 1.400 plazas al actual parque de 2.800, un aumento muy significativo.

Por una parte, se va a construir una planta más tanto en el parking principal, situado frente a la terminal del aeropuerto, como en el de larga estancia, ubicado a unos metros de esta. Cada una de las nuevas plantas contará con 600 plazas, que estarán cubiertas como el resto de las de los dos edificios.

Y, por otro lado, el nuevo bloque técnico que se construirá en un lateral de la terminal, al que se mudará la plantilla a partir de 2021, contará con otras 200 plazas. Serán aparcamientos reservados para empleados, que ahora aparcan en plazas ordinarias, lo que permitirá liberar estos espacios para los viajeros del aeropuerto. Desde el aeropuerto confían en que este parking se pueda abrir antes de que el bloque técnico entre en funcionamiento.

Las tres ampliaciones se encuentran en fase de redacción de proyecto y las nuevas plantas se ejecutarán entre 2019 y 2020. Las plazas del bloque técnico se habilitarán, previsiblemente, antes que los nuevos pisos de los parking.

temporada alta

La cifra

2.869

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120