niveles del 5%

El ahorro de los hogares cae a mínimos al alejarse el miedo a perder el trabajo

El INE señala que la tasa de ahorro familiar en el Estado español en el primer trimestre es negativa

X. Aja - Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Las familias han vuelto a gastar con mayor alegría ante las mejores perspectivas.

Las familias han vuelto a gastar con mayor alegría ante las mejores perspectivas. (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Las familias han vuelto a gastar con mayor alegría ante las mejores perspectivas.

BILBAO- La economía española, al igual que la vasca, está creciendo de la mano del sector exterior, -las exportaciones están en máximos-, y de la demanda interna. El problema es que este crecimiento del consumo vuelve a ser, como antes de la crisis, a costa del ahorro. Las familias, una vez alejado el miedo a perder el trabajo, -algo que en los inicios de la crisis disparó la tasa de ahorro hasta el 13,4%-, cada vez ahorran menos hasta el punto que 2017 finalizó con una tasa del 5,7%, cifra que ha caído ahora hasta niveles del 5%.

Las mejores expectativas del mercado laboral impulsan el consumo de los hogares y como en los años de la crisis se dejaron de renovar bienes de equipo como electrodomésticos o coches se creó una demanda embalsada que al ser satisfecha ahora está ayudando al notable crecimiento del PIB español.

El problema es que los incrementos de rentas de las familias, vía mayores salarios o superiores rendimientos de las inversiones, no compensa el incremento de gastos.

El resultado es que la tasa de ahorro de los hogares españoles volvió a cifras negativas en el primer trimestre de 2018 y se situó en el -4,2% de su renta disponible, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si se analizan los datos se constata que la tasa de ahorro de los hogares ha sido negativa en tres de los últimos cinco trimestres. Según el INE, si se tiene en cuenta el incremento en la remuneración a cobrar por los asalariados que se estima en un 3,5% y la evolución del saldo neto de rentas de la propiedad a percibir por las familias (por los intereses del dinero que tienen en cuentas bancarias y fondos de inversión, los dividendos de las acciones, etc.), se obtiene un incremento del 4,4% en su saldo de rentas primarias bruto.

Si se cuentan los impuestos sobre la renta y el patrimonio, las cotizaciones y prestaciones sociales y otras transferencias corrientes se ve que en el primer trimestre de 2018 la renta disponible bruta de los hogares en el Estado español se incrementó un 3,9%, hasta los 168.445 millones de euros.

Pues bien con ese dinero disponible, las familias gastaron aún más. De hecho, el gasto en consumo final de los hogares se estimó en 175.101 millones de euros, con un aumento del 3,9%. Con ello, el balance fue negativo en 7.022 millones de euros. O sea que las familias han gastado más de lo que han ingresado. Lejos está ya el inicio de la crisis donde la tasa de ahorro se elevó hasta el 13,4%.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120