La industria pasa la factura del ‘Brexit’ al Gobierno de May

Empresas del Reino Unido amenazan con abandonar el país si se cierra el mercado europeo

Nacho Alarcón/Aquí Europa - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Imagen de una planta de la marca alemana de automóviles BMW.

Imagen de una planta de la marca alemana de automóviles BMW. (Foto: BMW Werk Leipzig)

Galería Noticia

Imagen de una planta de la marca alemana de automóviles BMW.

Bruselas- Los brexiters auguraban que las empresas europeas derribarían las puertas de los líderes comunitarios exigiéndoles que negociaran un acceso total al mercado del Reino Unido tras el Brexit. Está ocurriendo justo lo contrario: la industria exige a Downing Street claridad sobre el futuro y amenaza con abandonar el país.

Es sabido que hubo un error de cálculo tremendo en cómo los euroescépticos esperaran que fueran a sucederse las negociaciones del Brexit. Pensaron que sería rápido, indoloro y directamente con las capitales más importantes. La realidad es que es un proceso lento, dolorosísimo y directamente con la maquinaria negociadora de Bruselas.

También pensaron que el miedo de las empresas europeas a perder acceso al mercado británico pondría presión sobre Berlín y París para dar un estatus especial al Reino Unido. Pero lo que ocurre ahora es que Theresa May, primera ministra británica, está rodeada de una industria enfadada por la falta de claridad sobre el futuro y el acceso al Mercado Único de la Unión Europea (UE), amenazando algunas de ellas con sacar su producción del país.

Las críticas siempre han estado ahí, pero en los últimos días han sido mucho más directas, y algunos miembros del Ejecutivo británico han respondido de una forma que ha puesto en aprietos a la primera ministra. Airbus fue el primero en atacar, asegurando que el escenario de un Brexit sin acuerdo “amenaza directamente el futuro de la compañía en el Reino Unido”, según Tom Williams, director de producción de aviones comerciales. Airbus emplea a 14.000 personas en el país.

“Siempre hemos dicho que haremos todo lo que podamos, pero si al final la cadena de producción tiene que frenarse en la frontera, entonces no podremos producir en el Reino Unido”. Con esas palabras un directivo de BMW, que fabrica el Mini en su planta británica, además de piezas de Rolls-Royce y otros productos, amenazaba con sacar su producción del país. La empresa alemana emplea en el Reino Unido a 7.000 trabajadores. Solo un par de días después los sindicatos británicos y europeos pidieron progresos reales y tangibles en las negociaciones del Brexit.

La reacción del Gobierno no fue la esperada. Jeremy Hunt, ministro de Salud, aseguró en televisión que era “completamente inapropiado que las empresas hagan este tipo de amenazas”. “Tenemos que respaldar a Theresa May para ofrecer el mejor Brexit posible, que es lo que las empresas quieren”, añadió.

Más fuerte fue la reacción de Boris Johnson, ministros de Asuntos Exteriores: “que le jodan a las empresas”, dijo en un encuentro privado poco después de las advertencias de las compañías. May tuvo que salir a apagar fuegos el martes en un acto con la industria del país, asegurando que su Gobierno tiene en cuenta las posturas de las compañías. “Hemos escuchado con cuidado las voces de las empresas, y su visión nos ha ayudado a dar forma a nuestra posición negociadora”, dijo.

Empleos en Reino Unido

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120