DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Dinamarca 0, Francia 0

Un pacto de no agresión

Dinamarca y Francia firman el primer empate sin goles del Mundial, como se preveía, y pasan los dos

Roberto Calvo - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El danés Kjaer y el francés Giroud cambian impresiones en un momento del partido de ayer.

El danés Kjaer y el francés Giroud cambian impresiones en un momento del partido de ayer. (EFE)

Galería Noticia

El danés Kjaer y el francés Giroud cambian impresiones en un momento del partido de ayer.

DINAMARCA: Schmeichel;Dalsgaard, Kjaer, Christensen, S. Larsen;M. Jorgensen, Delaney (Min. 92, Lerager);Braithwaite, Eriksen, Sisto (Min. 60, Fischer);y Cornelius (Min. 75, Dolberg).

FRANCIA: Mandanda;Sidibe, Varane, Kimpembe, Lucas Hernandez (Min. 50, Mendy);Kanté, Nzonzi;Dembelé (Min. 79, Mbappé), Griezmann (Min. 69, Fekir), Lemar;y Giroud.

Árbitro: Sandro Ricci (Brasil), Mostró tarjeta amarilla a Jorgensen.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Luzhniki de Moscú ante 78.011 espectadores.

bilbao. Ahora que la FIFA ha aprobado el VAR para resolver algunas cuestiones polémicas del fútbol no estaría de más que encontrara la manera de evitar partidos como el de ayer en el Luzhniki donde casi 80.000 espectadores podían haber reclamado por estafa. Siempre ha ocurrido y ayer no fue menos. A Dinamarca y a Francia les valía con empatar para cumplir sus objetivos y el duelo acabó en empate. Como si las emociones vividas la víspera hubiera que compensarlas con 90 minutos de aburrimiento y fútbol previsible.

Fue el primer empate sin goles del Mundial de Rusia después de 37 partidos y el primero desde la semifinal Holanda-Argentina de hace cuatro años. Claro que para que haya goles el balón debe ir, al menos, entre los tres palos, causar ciertos problemas a los porteros. Por haber, solo hubo una tarjeta, a Jorgensen por cortar la única jugada en la que Griezmann apareció en el partido. Muchos centros del área, unos cuantos disparos lejanos que los guardametas solventaron sin mayores problemas y ninguna emoción llenaron un partido anodino que cumplió con aquello de que dos no se pegan si uno no quiere, menos aún si ninguno de los dos tiene esa intención.

Dinamarca estaba un poco más exigida, por aquello de que Australia podía ganar y quedarse con su plaza, y se anotó al principio algunos intentos de llegar hasta Mandanda, que había ocupado el puesto de Lloris. Y es que Didier Deschamps introdujo varios cambios en su once y dejó a algunas de sus figuras en el banquillo, con la excusa de evitar sanciones, pero dejando claro que su intención era arriesgar lo menos posible. Ni siquiera juntar en la izquierda al futuro trío del Atlético, Lucas-Lemar-Giezmann, mereció atención a lo que pasaba. Los nórdicos expusieron un poco más, pero en cuanto se supo que Perú encarrilaba su duelo ante los oceánicos, lo que pasaba en Moscú dejó de interesar porque ya se sabía lo que iba a ocurrir.

Por aquello del qué dirán, de vez en cuando, en medio de mucho juego en el centro del campo, alguien intentaba cambiar el ritmo, hacer como que chutaba a gol, pero los dos equipos se mantenían firmes en defensa sin dejar lugar a aventuras que no iban a ningún lado ni descubrirse en defensa. El público manifestaba con pitidos su disgusto, pero en el césped no había ganas de alterar el orden previsto. Solo Fekir, que enredó un poco e intentó dos disparos lejanos en los pocos minutos que jugó, puso algo de intención.

El conjunto escandinavo tenía la coartada de que el segundo puesto era quizás lo máximo a lo que podía aspirar y, además, el empate le venía bien porque el segundo puesto del grupo parecía, incluso, mejor. Pero de Francia se sigue esperando mucho más en Rusia. Los galos no están mostrando la imagen poderosa que se esperaba y se están comportando como una selección rácana en su propuesta y poco brillante. Perder no era una hipótesis ayer, salvo metíendose goles en propia puerta, pero ni siquiera el hecho de que su primer puesto no corriera peligro le llevó a exponer nada más que su conocida solidez. A lo mejor la FIFA deberia planterase no premiar los empates sin goles con puntos o evitar los cuadros sabidos de antemano. Pero partidos como el de ayer hacen un flaco favor al fútbol, aunque en cada Munduial haya uno o dos parecidos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120