Enkarterri

¡Y que cumplan muchos más!

El club de Jubilados de Zalla felicita a diez de sus socios al soplar 90 velas

Un reportaje de Elixane Castresana - Miércoles, 27 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Las homenajeadas estuvieron arropadas por sus familiares.Foto: E. Castresana

Las homenajeadas estuvieron arropadas por sus familiares.Foto: E. Castresana

Galería Noticia

Las homenajeadas estuvieron arropadas por sus familiares.Foto: E. Castresana

LA estadounidense Amelia Earhart se convirtió en la primera mujer en sobrevolar el océano Atlántico... mientras el papa Pío XI desaprobaba la participación femenina en competiciones deportivas. Un hostelero acuñó el término Costa del Sol para promocionar el turismo en las playas del sur, Walt Disney creó el primer cortometraje de Mickey Mouse y Alexander Fleming descubrió la penicilina. Todo esto ocurrió en 1928, el año en el que vinieron al mundo los socios del club de jubilados de Zalla homenajeados al cumplir los 90 años.

Ya se ha institucionalizado la tradición de cerrar el curso con la sencilla y sentida entrega de una placa, seguida de una comida en presencia de familiares y amigos, así como los concejales del gobierno Josu Santamaría y José Félix Saratxaga. Este año llevan grabadas los nombres de Donato Campo, Florencio de Ayerbe, Ángela García, Águeda Nieto, Isabel Camino, Nasi García, María Luisa Larrauri, Jesús San Vicente, Evelia Gómez y Esther Lolo. Mayoría de mujeres también en el acto, al que acudieron cinco de las agasajadas: Ángela, Nasi, María Luisa, Evelia y Esther.

A comienzos del siglo XX, los últimos descubrimientos en el campo de la medicina o el mundo de la aviación distaban miles de kilómetros tanto físicamente como en el pensamiento del Zalla más rural en el que crecieron. Eran apenas unos niños cuando las bombas de la aviación alemana cayeron sobre el municipio el 21 de junio de 1937, durante la Guerra Civil y su juventud transcurrió en una comarca que intentaba recuperarse de las heridas de la contienda, pero se encontró con otra pesadilla: la dictadura de Franco.

Poco rastro queda en lo urbanístico de aquella época. “El pueblo ha dado un gran cambio. Antes estaba lleno de huertas”, recuerda Nasi al sacarse la foto de familia teniendo de fondo la fachada trasera de la casa cural, uno de los pocos edificios antiguos aún en pie en el centro urbano. Situado en la plaza Euskadi, está a un paso del local donde comparten charlas, planifican salidas culturales y se mantienen al tanto de la actualidad. En especial, la lucha de los mayores para no perder poder adquisitivo en sus bien merecidas pensiones. “Además, hay otro club de jubilados en Aranguren”, señala Javier Bajo, asesor de la junta de la sede de Mimetiz.

etiquetas: ezkerraldea

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120