DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Polonia 0, Colombia 3

Colombia tiene sangre

En una notable actuación coral y bien guiado por sus figuras, especialmente Cuadrado, el combinado americano destroza a Polonia, cuya apatía le cuesta 3 goles y el adiós al Mundial

José L. Artetxe - Lunes, 25 de Junio de 2018 - Actualizado a las 07:26h

Yerry Mina celebra el gol que abrió el marcador para Colombia.

Yerry Mina celebra el gol que abrió el marcador para Colombia. (EFE)

Galería Noticia

Yerry Mina celebra el gol que abrió el marcador para Colombia.

POLONIA: Szczesny;Piszczek, Bednarek, Pazdan (Min. 80, Glik);Bereszynski (Min. 72, Teodorczyk), Goralski, Krychowiak, Rybus;Zielinski;Kownacki (Min. 57, Grosicki) y Lewandowski.

COLOMBIA: Ospina;Arias, Mina, Davinson Sánchez, Mojica;Barrios, Aguilar (Min. 32, Uribe);Cuadrado, James, Quintero (Min. 72, Lerman);y Falcao (Min. 78, Bacca).

Goles: Polonia 0, Colombia 3. 0-1: Min. 40;Mina. 0-2: Min. 70;Falcao. 0-3: Min. 75;Cuadrado.

Árbitro: César Arturo Ramos (México). Amonestó a Bednarek y a Goralski, de Polonia.

Incidencias: Kazán Arena, ante 42.873 espectadores.

bilbao.Colombia se rebeló contra el inquietante destino que le había marcado su amargo debut en el Mundial. Confirmó que el amor propio mostrado ante Japón no era solo la respuesta al infortunio que supone afrontar un partido completo en inferioridad. Ayer volvió a exhibir carácter, fue la suya una actitud diametralmente opuesta a la de una Polonia que, pese a partir con idéntica necesidad, dio la sensación de no tener sangre en las venas. La dispar predisposición desembocó en una victoria contundente de los americanos, que se jugarán el pase a octavos frente a Senegal henchidos de orgullo.

Polonia dice adiós sin que sea posible discernir cuál era su propuesta, cómo pretendía avanzar en el torneo. Su falta de espíritu impidió conocer qué argumentos maneja. Quizá el plan se reducía a confiar en que Lewandowski, uno de los goleadores más cotizados, subsanase la pobreza futbolística del colectivo, pero tampoco el líder dio la talla, aunque fabricase un par de ocasiones. En cambio, las figuras de Colombia comparecieron puntuales, como corresponde en una cita a vida o muerte. Cuadrado, James, Falcao, Ospina y Quintero se agigantaron para arrastrar a sus compañeros hacia un éxito que se fraguó desde el mismo inicio.

Con un punto de ansiedad que remitió a medida que iba tomando el mando, Colombia jugó a lo que sabe. Intenso en las disputas, feroz por momentos, estableció el ritmo a su conveniencia y fue madurando al rival. Le costó media hora crear peligro, pero en ese tramo sus intenciones quedaron claras. Quería el balón y lo quería para asociarse. Dispone de gente muy dotada para trabajar entre líneas y pronto descubrió que Polonia era solo fachada: chicos fuertes sin una idea que desarrollar, aparte de buscar al ariete con envíos largos.

Quintero fue quien más asomó al principio, pero no tardó Cuadrado en cogerle el testigo y el extremo dio un recital. Ilocalizable para los defensores, recorrió ni se sabe cuántos kilómetros hasta dar con un resquicio: dos regates en el área y pase de la muerte que no halló rematador. Tres minutos después, en un córner sacado en corto, James, Cuadrado y Quintero trazaban un rondito y el primero templaba con sumo gusto. Surgió Mina poderoso en el área chica y cabeceó a la red evidenciando el acierto de la maniobra para descolocar a los polacos.

EPITAFIO POLACO La paciencia había cundido y era cuestión ahora de ver si por fin Polonia despertaba de su letargo. No lo hizo. Ganó unos metros, pero acaso influyese que Colombia concedió ese terreno sabedor de que le convenía disponer de espacios para contragolpear. La jugada le salió redonda. Antes, Lewandovski se presentó ante Ospina gracias a su velocidad, superior a la de Mina, y realizó un magnífico control, el portero tapó el marco en su ágil salida. Ahí murió Polonia, pues la siguiente vez que pisó área ya estaba tres goles abajo.

Un agotado Quintero ofreció su último servicio a la causa filtrando unos de los pases que siempre prueba. Krychowiak habilitó la posición de Falcao y este cruzó con maestría para resarcirse de la durísima batalla librada con los centrales. Por si cabía alguna duda, James protagonizó otra acción de categoría, avanzó sobre la línea de cal de la banda izquierda con un par de quiebros y antes de alcanzar la divisoria soltó un centro raso a la espalda de la defensa. Por allí apareció como un poseso Cuadrado, de nuevo lejos de la órbita de sus vigilantes, que con suma limpieza alojó la pelota junto a un poste. Listo, asunto liquidado. Dio igual que Ospina, agotados los cambios, se lesionase. Aparte de que aún tuvo arrestos para frustrar el coletazo de Lewandovski, Polonia era ya pura impotencia. Ha sido su tónica desde que puso el pie en este Mundial. Gran decepción.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120