Biribilketa

Ruperta es Venezuela

Por Iñaki González - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:17h

Columnista Iñaki Gonzalez

Galería Noticia

Columnista Iñaki Gonzalez

SE murió sola. Aclaremos desde el principio que se trataba de una popular elefanta del zoo de Caracas. Había hecho las delicias de niños y mayores y era afable, enorme y tranquila. Ruperta se agotó. Se ha ido por inanición en su recinto cerrado, sin opción de buscarse un sustento que dejaron de darle. Porque no había. Dicen las crónicas que al animal, que mostraba un aspecto desmejorado y esquelético, consumía diez kilos de alimento al día cuando necesitaba 130.

Ruperta era muy real pero ha acabado siendo la moraleja de la fábula de Venezuela. Impresionante en su tamaño y posibilidades;saludable y capaz de desarrollarse en el entorno adecuado. Pero consumida en uno decadente, sin posibilidad de buscar su propio sustento porque su vida estaba en manos de quienes tenían la responsabilidad de salvaguardarla para regocijo de otros. Ruperta no tenía libertad y quienes prometieron cambiársela por sustento han fallado también en eso. Su desgracia fue aterrizar en un zoológico fallido de un Estado que lleva camino de serlo si nadie lo remedia. A Venezuela, como antes a Ruperta, la retienen con el argumento de que es por su propio bien. Gestionan la miseria quienes deberían procurar la creación de riqueza. Con una economía eminentemente colonial en la que todo depende de los recursos naturales, primarios, sin transformación ni valor añadido. Y se raciona la escasez porque la que un día debió ser sana voluntad de superar desigualdades se tornó en mera vocación de perpetuarse en el poder. Administran las necesidades de los venezolanos como a Ruperta le fueron administrando a la baja el alimento hasta que ese modelo de gestión la mató de hambre.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120