DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
brasil elimina a costa rica

Calidad y máxima implicación

Brasil rentabiliza una ofensiva total para firmar su primer triunfo en rusia derrotando a una Costa Rica que, liderada por Navas, volvió a hacer gala de su solvencia defensiva

José L. Artetxe - Sábado, 23 de Junio de 2018 - Actualizado a las 08:18h

Neymar no pudo contener las lágrimas al final del partido. Foto: Efe

Neymar no pudo contener las lágrimas al final del partido. Foto: Efe

Galería Noticia

Neymar no pudo contener las lágrimas al final del partido. Foto: Efe

Brasil 2

Costa Rica 0

BRASIL: Alisson;Fágner, Thiago Silva, Miranda, Marcelo;Paulinho (Min. 68, Firmino), Casemiro, Coutinho;Willian (Min. 46, Douglas Costa), Gabriel Jesús y Neymar.

COSTA RICA: Navas;Gamboa (Min. 75, Calvo), González, Acosta, Duarte, Oviedo;Venegas, Guzmán (Min. 83, Tejeda), Borges, Ruiz;y Ureña (Min. 54, Bolaños).

Goles: 1-0: Min. 91;Coutinho;2-0: Min. 97;Neymar.

Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Neymar (Min. 80), Coutinho (Min. 80) y Acosta (Min. 85).

Incidencias: 64.468 espectadores en el San Petersburgo Stadium.

Bilbao- Escarmentada por las tablas que le arrancó Suiza cinco días atrás, Brasil adoptó el perfil de apisonadora tras el descanso para ganar a Costa Rica, que queda eliminada. Los goles se registraron en el añadido, pero no fueron fruto del azar y sí de la insistencia. A un primer tiempo anodino le siguió un aluvión de llegadas a los dominios, nunca mejor dicho de Keylor Navas, cuyo acierto fue insuficiente. Brasil le metió tres marchas más a su amplio dominio y terminó por resquebrajar una de las zagas más solventes del torneo. El liderato del Grupo E se decidirá en la tercera jornada.

Se estrenó Neymar, aún corto de forma y de nuevo demasiado egoísta. Su infantil manera de buscar protagonismo (ocho pérdidas en el primer acto, protestas, simulaciones, etc,) lastra a un conjunto muy pendiente de él, pero cuando se centra es letal y va a llegar fuerte a la fase decisiva del torneo. No es el único que marca diferencias, cualquiera de los hombres de ataque o del medio campo es sinónimo de peligro. También Marcelo, cómo no. Adenor Leonardo Bacchi, Tite, no puede quejarse. El grupo a su cargo adereza su enorme calidad con la máxima implicación y cuando eleva las revoluciones es muy complicado neutralizarle.

Lo intentó de salida Costa Rica con su característico rigor sin balón. Pretendía desgastar a una máquina, algo que logró invirtiendo toneladas de sudor. No queda otra incluso si parece que Brasil se atasca, que su juego se ralentiza. Y es que, aunque carezca de profundidad, la pentacampeona no cesa de acumular posesión y sus circulaciones obligan a observar una concentración exquisita. Al mínimo despiste, acelera, rompe líneas, intimida o sentencia. Ayer el empate no colmaba a ninguno de los bandos, pero al intermedio Costa Rica se mostraba satisfecha de su solidez. Había salido indemne de una avalancha de remates, la mayoría lejanos, en torno a la media hora, el ratito en que Coutinho y Marcelo se cansaron de intentar atravesar la muralla tocando en corto. El buen balance centroamericano obligaba a la favorita, no podía conformarse, Navas casi ni se había despeinado. La necesidad de agitar el partido era obvia y el paso no lo iba a dar el más débil, que en todo caso y de persistir el 0-0, apuraría cerca de la conclusión.

Así que Brasil asumió la responsabilidad, aparcó la parsimonia y fue con todo. Pronto inició el meta del Madrid su recital de reflejos, velocidad e instinto. Gabriel Jesús cabeceó al larguero, Gamboa evitó sobre la línea que se colase un tiro de Coutinho y el propio Navas se anotó un paradón ante un ansioso Neymar. El panorama iba reduciendo las opciones de vida de Costa Rica, pero hay que poner el balón en la red y el tiempo no se detenía.

PENALTI ANULADOCon el contrario totalmente sometido, Tite suplió a Paulinho con Firmino. El significativo retoque provocó más y más aproximaciones. Un mal corte de Gamboa permitió a Neymar plantarse en solitario ante Navas, pero el derechazo acarició por fuera la madera. A un excelente pase de Firmino le dio continuidad Neymar con un recorte en seco ante González, que le tocó lo justo en el pecho para que el delantero se desequilibrase. Kuipers interpretó penalti, pero intervino el VAR y el árbitro revisó la imagen para desdecirse. Huelga referirse al mosqueo que agarró Neymar, que ya estaba muy sensible y poco después se cargó con una amonestación por protestar enrabietado otra decisión del paciente holandés.

La acción entrañaba su relevancia, pues a esas alturas del choque (minuto 78) daba mucho aire a un combinado que se veía avasallado, sin margen para replicar a un planteamiento ultraofensivo. A su vez, Brasil, que había puesto en liza todos sus delanteros, podía acusar la angustia y, por qué no, caer en la trampa de la provocación, dado que Costa Rica apelaba ya a toda clase de artimañas para evitar que se jugase. A este respecto, apuntar que quien no se dejó engañar fue Kuipers, que concedió seis minutos extras.

Sin embargo, perseveró Brasil, había rondado el premio con frecuencia y demostró convicción, fortaleza mental para percutir una, dos, tres, las veces que hiciera falta. El honor le correspondió a Coutinho, quien irrumpió de segunda línea y de puntera superó a Navas tras un control de Gabriel Jesús en el área a cesión de Firmino. Costa Rica se hundió en ese preciso instante y asistió impotente a un rondo interminable que generó otra oportunidad para Firmino y el gol de Neymar, quien se limitó a tocar a puerta vacía un pase de Douglas Costa. La exultante celebración de los brasileños tenía su razón de ser. Bregaron hasta el último pitido en pos de su primera victoria en Rusia. Supieron rentabilizar el inconformismo que bulle en su interior así como las múltiples bazas que atesoran. Puede sonar muy obvio, pero a día de hoy no todas las selecciones candidatas al título están en condiciones de decir lo mismo. Cuesta ganar, a todos les está costando, pero Brasil ya sabe cómo.

Las lágrimas de neymar

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120