DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Irán 0, España 1

Piqué y su gris centenario

El central del Barcelona celebra cien partidos con la selección estatal absoluta protagonizando un anodino partido, al mostrarse muy nervioso en las contadas pero peligrosas acciones ofensivas del combinado iraní

Un reportaje de Nagore Marcos - Jueves, 21 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Gerard Piqué intenta un remate ante la oposición de la defensa iraní y la atenta mirada del guardameta Beiranvand.

Gerard Piqué intenta un remate ante la oposición de la defensa iraní y la atenta mirada del guardameta Beiranvand. (AFP)

Galería Noticia

Gerard Piqué intenta un remate ante la oposición de la defensa iraní y la atenta mirada del guardameta Beiranvand.

Cuando apenas quedaban diez minutos para el final, cuando España ganaba por la mínima pero sufría lo indecible frente a los peligrosos contraataques de Irán, Gerard Piqué recibió su regalo de centenario.

Era el minuto 82 y Vahid Amiri había conseguido desbordar por la banda derecha de una defensa estatal que, más nerviosa e insegura de lo normal, hacía aguas. El extremo iraní se plantó a la altura del área defendida por De Gea en velocidad y con pasmosa facilidad;y el central del Barcelona se plantó frente a él, cerrándole cualquier escapatoria. Pero abriendo las piernas. Amiri no lo dudó y le tiró al blaugrana un caño que tardará en olvidar. Piqué se quedó clavado en el césped y cuando acertó a girar la cabeza, el extremo iraní ya había enviado al segundo palo un magistral centro que no acabó en gol porque la cabeza de Medhi Taremi mandó el esférico por encima del larguero. El defensa del Barcelona se llevó entonces las manos a la cabeza, escenificando sin pudor que esa no era la fiesta de centenario que había programado.

Porque ayer Piqué cumplía cien partidos con la selección estatal y entraba, de esta forma, en el selecto club -compuesto por tan solo 13 jugadores- de futbolistas que habían jugado un centenar de partidos con la España absoluta. Muy lejos le quedaba ya al central catalán su debut en febrero de 2009;pero mientras suspiraba de alivio porque el vergonzoso túnel sufrido no había acabado en gol, pareció asumir que el de ayer no sería, ni de lejos, el mejor de sus cien partidos. Y es que contra Irán, España sorprendió por su parsimonia en ataque, pero sobre todo por su inestabilidad atrás. Con Carvajal y Jordi Alba más concentrados en correr la banda que en tareas defensivas, echar el cerrojo recayó en Piqué. Sin embargo, el defensa del Barça estuvo descuidado en los rechaces, irregular en los pases y hasta sufrió en varios balones aéreos pujados con el delantero Sardar Azmoun. Demasiados sustos para una España que se jugaba la eliminación ante una Irán que puso muy cara su derrota.

De hecho, un descuido de la zaga estatal permitió que los iraníes lograran marcar de cabeza en una falta botada al área pequeña. Pero afortunadamente para Piqué y sus compañeros, el VAR anuló la acción por fuera de juego del goleador Ezatolahi, que se enteró mientras celebraba la diana en la banda junto a todos sus compañeros.

Con todo, el anodino partido de ayer tampoco fue, ni de lejos, el peor encuentro de Piqué con la camiseta de España. Porque si es cierto que el central estuvo poco acertado en la zaga -menos mal que por allí rondaba el siempre contundente Sergio Ramos-;pero también lo es que el catalán tuvo opciones de marcar. Tras una primera parte muy parada, el combinado entrenado por Fernando Hierro salió de los vestuarios con mucha más determinación a por la victoria. Sabiendo que el tiempo se les acababa. Así que el combinado estatal subió filas y en apenas cuatro minutos ya provocó un córner de lo más peligroso. De hecho, fue a salida de ese saque de esquina en el que Piqué se encontró un balón muerto a centímetros de la línea de gol que intentó empujar hacia la red;pero el esférico se encontró con la figura del guardameta iraní. El central volvió a intentarlo, pero esta vez el balón quedó encajado entre las piernas de la defensa rival. El incombustible Diego Costa fue a su ayuda y también consiguió rozar la pelota;pero finalmente el portero Beiranvand se lanzó a por ella y, protegiéndola entre sus brazos, acabó con las opciones de Piqué.

La rodilla de Costa Quien sí tuvo un buen regalo de centenario para Piqué fue Costa. El delantero de la selección española volvió a salvar a su equipo gracias a un tanto logrado con cierta fortuna, puesto que el esférico se metió en la portería iraní tras tocar en la rodilla del jugador del Atlético de Madrid después de un rechace de la defensa persa. Sin embargo, como el seleccionador de España, Hierro, anunció al final del encuentro, “así los goles también valen”. “He tenido un poco de suerte en el gol, pero estoy muy contento porque al final hemos podido ganar, que era lo importante. Hemos sabido esperar al momento exacto y tener paciencia porque ellos estaban metidos muy atrás y han parado mucho el juego en la primera parte. Estoy muy contento porque son tres puntos muy importantes”, explicó el propio Costa.

De hecho, cuando se le cuestionó por el pobre juego exhibido por España ayer, el delantero hizo valer aún más la importancia del triunfo: “Contra Portugal hicimos un partidazo y empatamos, lo más importante era ganar y lo hemos hecho”. De esta forma, tres goles lleva Costa y cuatro puntos España, que se jugará ser primera, segunda o incluso el pase en el último duelo de la fase de grupos. Aquel que le enfrentará a Marruecos el próximo lunes (20.00 horas).

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120