Editorial

‘Irrikitan’

Miles de personas respondieron ayer a la llamaa de Argantzon Ikastola para compartir y reivindicar el esfuerzo y el trabajo en favor del euskera y la educación euskaldun en Trebiño

Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

CON toda probabilidad, la presidenta de Argantzon Ikastola, Maite Fernández, describió hace unos días mejor que nadie el porqué la edición de ayer del Araba Euskaraz era muy especial: “La ubicación, los irakasles que son geniales, el número reducido de alumnos, el tiempo que pasa lento, el medio rural... Y no he dicho lo más importante: una metodología propia y en la que el niño es el centro y se adapta a cada uno de ellos”. Y es que, por todas estas razones, la gran fiesta de las ikastolas de Araba que ayer tuvo epicentro en Argantzun fue muy especial. El pasado y presente del trabajo que viene desarrollando Argantzon Ikastola desde hace quince años y el futuro que prepara en el proyecto del edificio de Primaria queda resumido en ese Irrikitan que ha servido de lema a esta cita y con el que los organizadores quisieron trasladar las ganas de Argantzun por expandir y fomentar el euskera. Un mensaje en el que ayer incidía por ejemplo la consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, quien destacó en su intervención la labor de las ikastolas en general en la difusión del euskera y concretamente de Argantzon Ikastola, que además lo ha hecho y sigue haciendo “por encima de fronteras políticas y geográficas”. Y es que, lógicamente, esta ikastola no escapa a las vicisitudes que el enclave de Trebiño afronta por su condición geográfico-administrativa. Lo explicaba perfectamente Ekaitz Lotina, uno de los profesores del centro, subrayando cómo las nuevas instalaciones en Manzanos tienen una ventaja indudable y es que, pese a estar situadas a cinco kilómetros de Argantzun, estarán ya en la “Álava oficial”, de manera que podrán “continuar con la actividad, afianzarla, ampliar el currículum e impartir materias directamente relacionadas con el País Vasco”, soslayando además escollos que la Administración de Castilla y León ha ido sembrando en su camino, como el recurso planteado contra las ayudas que proyectaba concederles el Gobierno vasco por entender que financiar de manera directa a un centro de enseñanza en Trebiño excede las competencias del Ejecutivo. Sin duda, grandes motivos que explican la gran fiesta de celebración y reivindicación del euskera que ayer reunió a miles de personas en Argantzun, para acompañar en ese Irrikitan a su ikastola, por el camino recorrido y por el que seguirán recorriendo.

etiquetas: editorial deia

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120