fotógrafo vasco-chileno

Miradas con historia

El fotógrafo vasco-chileno Mauro Saravia Belles capta la mirada de los gudaris del último batallón

El documentalista traslada con sus retratos la pérdida de la juventud de los niños de la guerra

Emilio Zunzunegi - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Desde su estreno en 2016 en la sede de Juntas Generales, Mauro Saravia ha encontrado a otros cuatro antiguos gudaris y milicianos cuyos rostros expone en la OKE.

Desde su estreno en 2016 en la sede de Juntas Generales, Mauro Saravia ha encontrado a otros cuatro antiguos gudaris y milicianos cuyos rostros expone en la OKE. (E.Z.)

Galería Noticia

Desde su estreno en 2016 en la sede de Juntas Generales, Mauro Saravia ha encontrado a otros cuatro antiguos gudaris y milicianos cuyos rostros expone en la OKE.

Ortuella- Decenas de personas han sucumbido ya a la mirada triste, por momentos desangelada, de los gudaris y milicianos de la Guerra Civil en Euskadi, que se prestaron a posar ante el objetivo escudriñador de sensaciones que porta el fotógrafo chileno Mauro Saravia Belles y que se exponen en la OKE de Ortuella hasta el viernes en la exposición Azken batailoa. Descendiente de bisabuelos vascos y catalanes que recalaron en el corredor andino de Chile tras la Guerra Civil, Saravia expone 34 retratos que se enmarcan en el compromiso de la recuperación de la memoria histórica del municipio minero. Este está a cargo de la Mesa de la Memoria de la localidad y el blog Crónicas de una fosa con la colaboración del Ayuntamiento, que ha organizado para la próxima semana una serie de actos con motivo del 81º aniversario de la Guerra Civil en la localidad.

Mauro Saravia reconoce que la exposición -en la cual se muestran cuatro nuevos retratos posteriormente recopilados desde su inauguración oficial en las Juntas Generales de Bizkaia en 2016- traslucen una mirada melancólica de sus protagonistas. “Vivir un conflicto bélico, al final te marca para toda la vida. No en vano a estas personas se les robó la juventud y eso quieras que no te marca para siempre. Se te quedan grabadas esas imágenes vividas porque además muchos fueron a campos de trabajadores y luego siguieron la lucha antifranquista. Es una mezcla de muchas situaciones y experiencias negativas”, resalta este joven chileno nacido en la localidad de Viña del Mar un 23 de septiembre, fecha en la que falleció su mentor filosófico y existencial, Pablo Neruda, líbérrima voz de Iberoamérica que tuvo un papel destacado en el exilio vasco a Chile con el apoyo del presidente chileno Pedro Aguirre al que convenció para fletar el barco Winnipeg. Este barco evacuó a 2.500 exiliados desde Francia con un grupo numeroso de vascos entre los que estaba la barakaldarra Agnes América Winnipeg Alonso Bollado que vino al mundo en plena travesía y que aún reside en el país austral.

Sin odio “En este trabajo que también incluyó la recopilación de la trayectoria de los fotografiados, yo me encontré con muchos casos que, al igual que en mi familia, no habían compartido sus vivencias sobre aquel conflicto. Esa fue una de las razones que me impulsaron a llevar a cabo este trabajo”, apunta este creativo, casado con una vasca de Zeberio con la que tiene una hija, Enara, y que aún hoy recuerda el argumento de sus familiares para justificar el silencio sobre lo acaecido entre 1936 y 1949.

“No queremos que os criéis desde el odio”, fue la respuesta que obtuvo este chileno nacido en 1982 en plena crisis económica del régimen del dictador Augusto Pinochet. Azken batailoa, alusión a la reagrupación de batallones de gudaris y milicianos que se produjo hacia el final de la guerra, “es ante todo una mirada documental del dolor”, señala este profesor de Educación Deportiva (similar a la IVEF) que luego se decantó por la fotografía en la Universidad católica de Valparaiso y que tras su llegada a Euskadi en 2014 quiso buscar respuestas al exilio de sus antecesores.

Profesor del Centro fotográfico contemporáneo de Bilbao, Mauro compagina su labor docente con la realización de este trabajo de memoria histórica con el Gobierno vasco el Gobierno navarro y la Sociedad de Ciencia Aranzadi. Una labor colateral a sus documentales en Chile donde conoció a un vasco, niño de la guerra, que llegó a ser portero del Everton de Viña del Mar. “Vicente Alpi no quiso nunca aceptar la nacionalidad chilena porque el dice que es vasco”, relata Mauro.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120