DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
TRAS LA SENTECIA FIRMA DEL SUPREMO

Urdangarin podrá elegir prisión si se presenta voluntariamente

EFE - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 18:10h

Exterior de la cárcel de Zaballa.

Exterior de la cárcel de Zaballa. (Alex Larretxi)

Galería Noticia

Exterior de la cárcel de Zaballa.

Iñaki Urdangarin, a quien el Tribunal Supremo ha condenado a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Nóos, lo que conllevará su ingreso en prisión con toda probabilidad, podrá ingresar en la prisión que elija si se presenta voluntariamente con el mandamiento judicial que lo ordena.

MADRID. Ese mandamiento lo tendrá que dictar la Audiencia de Palma, el tribunal que lo condenó, una vez que reciba la sentencia del Supremo para ejecutarla, algo que puede hacer directamente o tras convocar una vistilla para escuchar a las partes.

Solo un recurso al Constitucional podría demorar ese ingreso en prisión, pero el criterio habitual de ese tribunal es el de no suspender la ejecución de las condenas que sean de más de cinco años.

Tal y como establece la normativa penitenciaria, Urdangarin, como cualquier otra persona que haya sido condenada y se encuentre en ese momento en libertad, podrá acudir con el mandamiento a cualquier instalación penitenciaria de España, donde tendrá que ser acogido obligatoriamente.

Como establece la normativa, cualquier instalación penitenciaria tendría la obligación de acoger a Urdangarin si allí llegara voluntariamente, desde cualquier Centro de Inserción Social (CIS), hasta los dos hospitales penitenciarios o las tres cárceles de mujeres, aunque lógicamente no será ninguno el elegido.

Sea cual sea la cárcel donde vaya, lo normal es que pase por todos los trámites del primer ingreso. Se le hará una ficha y será reconocido por el servicio médico, además de ser entrevistado por un equipo multidisciplinar formado por trabajadores sociales y psicólogos que el evaluarán.

Como es habitual, el preso pasará la primera noche en el módulo de ingresos y después se le trasladará al módulo más adecuado. Probablemente, y dadas sus características, al conocido como "de respeto", donde el interno, al que se clasificará en segundo grado, acepta unas normas de comportamiento e higiene y de organización de la vida diaria en esa instalación.

De todos modos, la prisión puede analizar si la cárcel que ha elegido Urdangarin es la más apropiada y, acogiéndose al artículo 75 del Reglamento Penitenciario, Instituciones Penitenciarias puede decidir cambiarle de prisión si considera que la elegida por el condenado no es la idónea para salvaguardar la seguridad del interno o el buen orden del centro.

Urdangarin podrá elegir desde la cárcel con menos presos, como es la de la isla de La Palma, hasta uno de los denominados centros tipo, como puede ser la prisión de Estremera (Madrid), con capacidad para algo más de 2.000 internos. En total, podrá seleccionar entre las 70 cárceles dependientes de la administración del Estado y las 12 de Cataluña, la única comunidad que las tiene transferidas.

Probablemente, el marido de la infanta Cristina ya tenga tomada su decisión y pasará a formar parte de los 59.556 reclusos que, a primeros de este mes, estaban internos en las cárceles españolas, de los que más de 8.000 lo están en las catalanas.

Una población reclusa bastante inferior a los casi 70.400 presos, tanto preventivos como penados, que estaban ingresados en las prisiones de nuestro país a finales de 2011, cuando estalló el caso Nóos. Desde esa fecha, el descenso en el número de reclusos se cifra en el 15,4 por ciento.

Y si Urdangarín prefiere cumplir su condena en una cárcel más nueva, sería la de Archidona (Málaga) la primera opción, al ser la última en inaugurarse y que junto a las de Ceuta, Pamplona y Murcia 2 son las cuatro más nueva. Otras, como la de Soria, están ya construidas, pero aún sin actividad.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120