Gerd Müller

El delantero infalible

A pesar de sus grandes números como goleador, el alemán Gerd Müller destacaba por su habilidad y visión de juego en posiciones retrasadas. Eso le convirtió en un peligro constante para los rivales

Aner Gondra - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 19:20h

Gerd Müller mantuvo durante décadas el récord de goles en los Mundiales con 14 tantos. Foto: DEIA

Gerd Müller mantuvo durante décadas el récord de goles en los Mundiales con 14 tantos. Foto: DEIA

Galería Noticia

Gerd Müller mantuvo durante décadas el récord de goles en los Mundiales con 14 tantos. Foto: DEIA

Gerd Müller se llevó un disgusto cuando, siendo adolescente, intentó entrar en un equipo de fútbol. No lo aceptaron. El motivo: no llegaba a los 160 centímetros, tenía sobrepeso y las piernas demasiado cortas para su edad. Pero no renunció a su sueño y, cuando trabajaba en una fábrica textil, hizo una prueba en el TSV de Munich. Esta vez sí lo aceptaron y él correspondió con buen juego, tanto que en 1964 fichó por el Bayern de Munich, que jugaba en Segunda División.

Allí cruzó su camino con el entrenador Zlatko Cajkovski, quien incluso, al inicio de su carrera, le hacía jugar de lateral izquierdo. “¿Qué hago yo con un delantero con pinta de levantador de pesas?”, decía el técnico. Lo cierto es que Müller nunca encajó en el estereotipo de delantero de área. Es lo que invitan a pensar sus estadísticas goleadoras, pero lo cierto es que sus características como futbolista eran mucho más amplias. Juanma Lillo, el entrenador guipuzcoano, quiso romper los tópicos que rodean al delantero alemán en una entrevista: “Müller era mucho mejor fuera del área que dentro de ella. Era un distribuidor fantástico. Todo el mundo veía cómo metió el gol de la final del Mundial de 1974 y cómo se giraba sobre su pierna izquierda. La gente cree que metió ese gol mil veces. Pero es falso: los goles de Gerd Müller no eran así. No era un goleador que jugaba, sino un jugador que goleaba”. Una demostración de su polivalencia se vio en la final de la Copa de Europa contra el Leeds inglés. Se lesionaron sus compañeros Andersson y Hoeness y Müller tuvo que colocarse de medio centro durante medio partido. Defensivamente su trabajo fue perfecto, dio el pase del primer gol y marcó el segundo. Todo jugando de mediocentro. Sepp Maier aseguraba que incluso era bueno de portero en los entrenamientos.

No era alto, no era especialmente rápido, pero contaba con un tren inferior muy fuerte que le permitía aprovecharse de una aceleración brutal en distancias cortas. Además, con un centro de gravedad muy bajo, podía girar y cambiar de dirección con rapidez en espacios reducidos. Pero la marca de la casa eran los pases, especialmente las paredes que hacía con Franz Beckenbauer. Junto a él subió al Bayern a Primera División y ganó cuatro Bundesligas y tres Copas de Europa. A nivel individual su rendimiento fue estratosférico. Anotó 680 goles en partidos oficiales. Es el máximo goleador de la historia de la Bundesliga con 365 goles en 427 partidos. Ganó la Bota de Oro en 1970 con 38 goles y la de 1972 con 40 dianas. Para la historia quedaron los 85 goles que anotó en un solo año natural, un registro que solo fue capaz de superar Messi en 2012 cuando anotó 91 tantos.

Gerd Müller jugó su primer Mundial en 1970, en México, donde alcanzó las semifinales y anotó 10 goles. Cuatro años después, en Alemania, anotaría otros cuatro tantos, destacando el que le dio a la anfitriona el título de campeón en la final contra Holanda. Sus 14 goles mundialistas solo los han superado Ronaldo, con 15 goles, y Miroslav Klose, con 16 dianas. Müller acostumbraba a jugar con Alemania portando el dorsal número 13, en homenaje a los goles que Just Fontaine anotó en el Mundial de Suecia de 1958.

Müller, que renunció a la selección con solo 28 años, terminó su carrera marcando 40 goles en Estados Unidos, en el Fort Lauderdale Strikers. Hoy en día, tras trabajar varios años en las categorías inferiores del Bayern, está alejado del gran público puesto que padece Alzheimer. Antes de perderse en sus propios recuerdos, el Torpedo que deslumbró al mundo explicó cuál es el secreto para ser un goleador letal: “Para un delantero centro lo esencial es juzgar la situación en una fracción de segundo y reaccionar debidamente en la siguiente fracción. Un delantero centro, a los ojos del público y de sus compañeros, no tiene derecho a fallar”.

Gerd Müller

Nacimiento:
Baviera, 3-XI-1945
Estadísticas en Mundiales:
Mundial de México, 1970
Mundial de Alemania, 1974
Campeón del Mundo en 1974
14 goles en 13 partidos

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120