visita técnica

Una cubierta de vidrio cubre ya el claustro del Euskal Museoa

El público podrá conocer el nuevo espacio, abierto a actividades culturales, a partir del miércoles

Maite Redondo - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El alcalde Juan Mari Aburto, la diputada Lorea Bilbao y la concejala Nekane Alonso, durante la visita.

El alcalde Juan Mari Aburto, la diputada Lorea Bilbao y la concejala Nekane Alonso, durante la visita. (José Mari Martínez)

Galería Noticia

El alcalde Juan Mari Aburto, la diputada Lorea Bilbao y la concejala Nekane Alonso, durante la visita.

bilbao- Bajo la nueva cubierta de vidrio y acero que cubre el claustro del Museo Vasco-Euskal Museoa, luce ya con luz propia la joya de la colección, el Mikeldi, la misteriosa figura zoomorfa, que data del siglo III antes de Cristo. Este símbolo, una de las piezas arqueológicas más importantes del País Vasco, fue hallado en Iurreta a finales del siglo XIX y trasladado al museo en 1920. Desde entonces, ha sufrido las inclemencias del tiempo.

Ayer, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, la presidenta del Museo Vasco y diputada de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao -ambas instituciones son patronos del museo-, realizaron una visita técnica con los medios de comunicación acompañados de Eduardo Aurtenetxea y Cristina Pérez-Iriondo, del estudio de arquitectura A+PI, encargado de esta intervención, para explicar los trabajos realizados en el claustro. Junto a ellos, estuvieron también la coordinadora del Euskal Museoa, Sorkunde Aiarza, Andoni Iturbe, director general de Cultura, y los concejales Nekane Alonso y Koldo Narbaiza.

La nueva cubierta, realizada en vidrio y acero, no solo mejorará la conservación de las piezas que se encuentran en el patio, sino también creará un nuevo espacio para la ciudad destinado principalmente a actividades culturales, que albergará mañana ya su primer evento, un encuentro sobre la presencia del euskera en los sectores de comercio y hostelería, organizado por la Diputación. El público podrá visitarlo a partir del miércoles, día 13.

Los trabajos de cubrimiento han proporcionado al museo una estructura formada por un prisma realizado en vidrio que ha quedado, en palabras de sus responsables, integrado perfectamente en la actual imagen. Según explicaron los arquitectos, se trata de “una solución respetuosa” con la arquitectura y proporciones del edificio y, en concreto, de su claustro de estilo barroco clasicista temprano, “siempre pensado desde una perspectiva decididamente contemporánea sin olvidarnos del carácter sobrio y austero de la arquitectura histórica ilustrada vasca”.

luminoso y diáfanoLa cubierta crea una nueva altura y da mayor amplitud al espacio claustral y le dota de una gran luminosidad coherente con el carácter de espacio exterior con que fue concebido. La cubierta permite el paso de un 70% de luz, a la vez que reduce las radiaciones ultravioletas a un 30% para evitar el calor. “Técnicamente, se ha colocado una estructura muy ligera, y con una puesta en obra sencilla y económica al tratarse de elementos aislados que se han montado en la propia obra”, explicó Eduardo Aurtenetxea.

“Además, el acero y el vidrio es 100% reciclable y el mantenimiento es de muy bajo coste;con agua, jabón y una fregona se limpia. La luz es regulable también para atender a la distintas necesidades de uso”, detallaba ayer la arquitecta Cristina Pérez-Iriondo.

reforma integralLa obra, que ha durado seis meses, ha supuesto una inversión cercana a los 500.000 euros y se ha completado con la limpieza de las fachadas interiores del mismo patio. Esta intervención forma parte de una reforma integral en la que el museo está inmerso. “Queremos conseguir que el Euskal Museoa sea la referencia en cuanto a museo etnográfico y cultural de lo que somos y queremos ser en un futuro, no solo para Bizkaia y Euskadi, sino también a nivel internacional. El objetivo es conseguir un museo del siglo XXI, huyendo de los estereotipos de los espacios clásicos, que este museo se convierta en un centro cultural”, destacaba la presidenta del Museo, Lorea Bilbao.

El Museo Vasco alberga un patrimonio que, en su conjunto, supera los 20.000 objetos, que ilustra y refleja los distintos aspectos que conformaron la vida y el quehacer cotidiano de nuestros antepasados, lo que le convierte en el museo etnográfico más importante de Euskadi. “No hay ningún otro como este”, destacó Lorea Bilbao.

Una remodelación que se está realizando por fases: la restauración del Mikeldigracias a la aportación de la familia Gondra Barandiarán, la limpieza de las fachadas, la cubrición del claustro y ahora se está diseñando un proyecto museográfico, que sus responsables esperan poder acometer para 2021, año en el que la entidad ubicada en el corazón del Casco Viejo cumplirá su centenario.

datos

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120