Hurrengo geltokia... Basurto

Txema, el más ‘freskue’ del 58

Millones de historias van surgiendo en el ir y venir de quienes a diario utilizan el transporte público. Txema Rodríguez, vecino de Basurto, comparte con DEIA su recorrido en Bilbobus

Un reportaje de Sandra Atutxa - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Txema Rodríguez, vecino de Basurto

Txema Rodríguez, vecino de Basurto (Jose Mair Martínez)

Galería Noticia

Txema Rodríguez, vecino de Basurto

LÍNEA 58
● Recorrido. Atxuri-Mintegitxueta.
● Hora. 11.30 horas. La Ribera.
● Paradas. 21.

DE casa al mercado de La Ribera;de puerta a puerta. A Txema Rodríguez, vecino de Basurto, le encanta ir casi todos los días a hacer las compras al mercado bilbaino. Es allí donde adquiere la carne y el pescado más fresco del día. Lo hace con frecuencia y con la comodidad que le proporciona contar en Bilbao con un transporte público eficiente, cómodo y cercano. “Treinta céntimos es lo que me cuesta y siempre puntual”, añade. Y prosigue: “¿Qué podemos pedir? No nos podemos quejar. En Bilbao tenemos un transporte maravilloso. No me hace falta el coche para nada”.

Como todos los miércoles, en casa tocaba comer carne. Después de realizar un obligado recorrido por el mercado de La Ribera, Txema guarda en una mochila negra la compra que ha realizado. “Me encanta ir de compras y mirar los productos, es un lujo”, confiesa.

Con amabilidad, este vecino accedió a realizar con DEIA el recorrido de autobús que suele hacer prácticamente a diario. En el trayecto aprovechó para plasmar, según apunta él, alguna vieja reclamación, como la que hace un tiempo le generó un pequeño susto. “A una conductora de la línea 48, la que acaba en el número 35 de Lezeaga, le entró ganas de hacer sus necesidades y ante la ausencia de baños buscó hueco en una caseta donde había un perro. ¡Vaya susto! Yo pensaba que el animal le mordía”, relata. Desde la asociación de vecinos de Basurto no es la primera vez que han solicitado en diferentes instancias un baño público en aquellos barrios altos en los que no hay opciones. Según Txema, hay conductores que ya han encontrado una solución alternativa para dar salida a las necesidades fisiológicas. “Algunos aprovechan el cambio de sentido de Basurto para dejar por unos minutos el autocar cargado de gente y acercarse al baño público que está cerca del hospital”, relata. Y añade: “No se van a mear encima. No creo que cueste tanto poner unos baños. Los conductores no pueden estar así aguantándose”, lanza.

En la calle Autonomía se sube una mujer que ocupa el asiento al lado de Txema. “¡Ay, madre! Me he dejado olvidado el paraguas en la parada. Qué mala cabeza”, exclama en alto. Su destino es Altamira, como el de Ángel, sentado más atrás y que también utiliza el 58 para acercarse al centro de la villa. “Bilbao es como un pueblo grande”, comentan.

Algunas veces Rodríguez coge el bus 48 (Santutxu- Lezeaga) y la gran mayoría el 58 (Mintegitxueta-Atxuri). Mucha veces ni necesita mirar la pantalla del vehículo para saber si el próximo autobús le dejará en su destino. “Me fijo en la gente que va dentro”. Los conductores suelen ser habitualmente fijos. “La mayoría son agradables y atentos. A la gente mayor nos acercan a la acera para que sea más fácil la bajada”, concluye.

SI QUIERES FORMAR PARTEde nuestra comunidad y usas el autobús, envíanos un Whatsapp al 610 213 506o escríbenos a zuzaradeia@deia.eus para compartir un viaje contigo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Qué mundo

ir a Qué mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120