se encierran en la empresa tras ser precintada

Empleados de Servasa: “Es demencial que por algo así nos quedemos en la calle”

Diez empleados de Servasa se encierran en la empresa tras ser precintada

Miguel A. Pardo - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

La empresa busca soluciones para subsistir.Foto: Borja Guerrero

La empresa busca soluciones para subsistir.Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

La empresa busca soluciones para subsistir.Foto: Borja Guerrero

Santurtzi- Sus nombres son Iratxe, Mari Ángeles, José Jesús, Francisco, Javi, Eneko, Álvaro, Roberto, Agustín y Javier. Son empleados de Servasa, una empresa de neumáticos con 40 años de trayectoria que podía estar viviendo sus últimos días a causa de una sentencia judicial que le condena a devolver un terreno contiguo que en su día invadió. “Es demencial que por algo así nos podamos quedar en la calle”, afirman estos trabajadores, que llevan encerrados en las instalaciones de la empresa desde el pasado jueves por la tarde, cuando el edificio fue precintado.

El encierro es su manera de intentar hacer ver su problema y tratar de hallar solución a una cuestión que, en los últimos cinco años, se ha ido envenenando hasta llegar al punto actual. En 2013, antes de trasladarse a las instalaciones, el dueño de una parcela contigua denunció tras haber detectado que la construcción del edificio había invadido sus terrenos. El primer fallo judicial estableció que Servasa debía indemnizar con 9.000 euros al propietario por los 37 metros cuadrados que determinó que se habían invadido y en los que se sitúa un vial de acceso al taller. “Se le ofrecieron 30.000 euros y nos dijo que no. Pensaba que, mediante la negociación, se iba a lograr un acuerdo, pero nunca ha querido negociar”, apunta Javi Simó, empleado e hijo de los propietarios de la empresa.

Ese primer fallo fue recurrido y la Audiencia Provincial de Bizkaia se pronunció el pasado 28 de abril. “No establece los metros cuadrados que se han invadido, pero dice que se hizo esa invasión a mala fe, cosa que no es cierta. Creemos que es una sentencia injusta”, apuntan los trabajadores. Ante esa sentencia, les quedaban dos opciones: recurrir al Tribunal Supremo, con la consecuencia de que la licencia de actividad continúe paralizada como ocurre desde 2015, o acatar la sentencia y buscar vías de solución. “Hemos querido negociar con el propietario y nos ha pedido 750.000 euros por toda la parcela. Esa cantidad es inasumible”, indica Javi.

El pasado 10 de mayo, el Ayuntamiento de Santurtzi les indicó que el cierre podría ser inminente y, desde entonces, han buscado todas las vías posibles para que la empresa siga. Desde buscar asentarse otro polígono hasta un estudio topográfico a pie de terreno que estableció que la superficie ocupada es de 19 metros cuadrados. El pasado jueves llegó el temido momento, el del precinto del local. La reacción fue instantánea: encerrarse en la empresa. “Si para este jueves no hay solución, iniciaremos una huelga de hambre”, anuncia Francisco, quien lleva 30 años en la empresa. Toda una vida. “Necesitamos una solución rápida. Cada día que estamos cerrados es un hilo de vida que pierde la empresa”, asegura Iratxe, la recepcionista, quien lleva 36 años en Servasa.

Hoy, reunión

La búsqueda de soluciones ha de ser rápida y, en este aspecto, hoy habrá una reunión entre el Ayuntamiento y la empresa. “Les pedimos que nos concedan la licencia de demolición para tirar los 19 metros cuadrados que dice nuestro estudio que se han invadido. Queremos acatar la sentencia”, apunta Javi Simó.

El Consistorio marinero tiene poco margen de maniobra porque está obligado a “hacer cumplir la sentencia judicial entre dos partes privadas”;dos partes que parecen muy alejadas de una solución y de la que dependen once personas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120