Bizkaia implanta un plan de pensiones para las 18.000 personas cuidadoras

La Diputación creará una EPSV innovadora que será abonada a partes iguales entre este colectivo y la Administración

Aitziber Atxutegi - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

la Diputación de Bizkaia impulsa el Estatuto de las Personas Cuidadoras

la Diputación de Bizkaia impulsa el Estatuto de las Personas Cuidadoras (Borja Guerrero)

Galería Noticia

la Diputación de Bizkaia impulsa el Estatuto de las Personas Cuidadoras

Bilbao- Bizkaia ha tejido una amplia red para garantizar la atención a las personas dependientes: residencias, centros de día, prestaciones económicas, apoyos técnicos… Pero, ¿qué ocurre con los cuidadores, esas 18.000 personas que se hacen cargo de ellas en su entorno familiar? La Diputación ha dado un paso adelante para atender a este colectivo: realizará aportaciones a una EPSV o plan de pensiones privado, de forma que puedan disponer de una especie de cotización similar a la de un trabajo remunerado, y contarán con otros servicios como periodos de respiro de 15 días durante los cuales la persona dependiente podrá ingresar en una residencia, formación específica y reconocida, y derecho a ayudas técnicas para afrontar los riesgos laborales propios de su tarea. “Tenemos que cuidar mucho y bien a quienes dedican su tiempo a cuidar a quienes más lo necesitan. Es de justicia”, destacó el diputado general, Unai Rementeria, en la presentación de un Estatuto de las Personas Cuidadoras, que situará al territorio a la vanguardia social europea, a la altura de países como Finlandia.

Actualmente, en Bizkaia hay 17.941 personas que se hacen cargo en sus casas de sus familiares dependientes y cobran una prestación económica por estos cuidados. Esto es, casi la mitad de las personas dependientes del territorio son atendidas por sus familiares, principalmente sus mujeres o hijas. Lo que comenzó siendo una prestación excepcional en la Ley de Dependencia, se ha convertido hoy en día en la más demandada por la sociedad: si en agosto de 2007, cuando se puso en marcha la nueva normativa, apenas se solicitaron 18 prestaciones de este tipo, hoy en día la cifra se ha multiplicado por 1.000. “Las personas mayores deben poder residir en su domicilio tanto tiempo como sea posible”, apostó el diputado general. Es una realidad: ocho de cada diez personas que necesitan cuidados desean ser atendidas en casa. “Pudiendo elegir, todos preferimos estar en casa. Eso conlleva otra realidad: que toda persona que requiere ayuda precisa a otra a su lado”. En su mayoría son familiares directos que, cuando llega esa situación, “deciden dedicar su vida a cuidar a sus seres queridos: un hijo con discapacidad, a tu ama o tu aita… Aparcan su trabajo y se centran en cuidar a su familiar”, admitió Rementeria. Para el diputado general, es “de justicia” reconocer esta labor, “fundamental en lo social;y si es así, la sociedad también debe reconocer e implicarse en esta tarea que es común”.

Una de las medidas más novedosas e innovadoras del Estatuto de las Personas Cuidadoras, que será aprobado en breve y cuya implantación se llevará a cabo de forma progresiva, serán las aportaciones que realizará la Diputación para que este colectivo pueda tener derecho a una prestación económica cuando se jubile. “Es un trabajo y queremos asimilar a estas personas a otros trabajadores: vamos a ayudarles a que ahorren para su jubilación, como hacen otros trabajadores”, advirtió el diputado general. Para ello, la Diputación realizará una aportación económica a una EPSV, voluntaria para la persona cuidadora, que será completada por esta con el mismo importe que la Administración: 20 euros al mes en el caso de los dependientes de grado 2 y 3, los más graves, y de 15 euros, en el 1.

Llamamiento al Gobierno españolDe hecho, la propia Ley de Dependencia preveía en sus orígenes que las personas cuidadoras pudieran cotizar a la Seguridad Social. La medida, sin embargo, quedó suspendida en 2012 y nunca se llegó a aplicar. El diputado general anunció ayer que solicitarán al Gobierno español que reincorporen a estas personas a la Seguridad Social. “Hasta que eso pase, hay que afrontar la realidad y dar soluciones a los problemas que tenemos en estos momentos”, advirtió. Estas aportaciones se realizarán a partir del 1 de enero de 2019, aunque de momento no se han cerrado los detalles de esta medida ni con qué entidad financiera se llevará a cabo. Desde la Diputación se han puesto, eso sí, dos condiciones: máximas coberturas y gastos de gestión mínimos.

Muchas de las personas que tienen familiares dependientes a su cargo se hacen las mismas preguntas: ¿Estoy haciendo todo lo posible? ¿Ofrece la Administración más recursos que desconozco? Para facilitar toda esta información, se creará la figura de coordinador de caso o persona de referencia, con la intención de guiarles en esta tarea. Será la persona que realice un seguimiento de cada familia, identificando las necesidades tanto de dependientes como de cuidadores, diseñando un plan de intervención y coordinando el trabajo de todos los servicios implicados en esta atención.

A partir de septiembre, comenzará a testarse en forma de prueba piloto en Durangaldea, una comarca que emula la situación del territorio, con un núcleo urbano y zonas rurales, y donde hay 1.557 personas cuidadoras. Dos trabajadores sociales y dos administrativos trabajarán sobre este terreno, atendiendo a este colectivo tanto por vía telefónica como en las oficinas Gertu de atención o con visitas a los domicilios.

La formación será otro ámbito en el que se centrará el Estatuto. “Nadie nace sabiendo”, reconoció el diputado general. Con la llegada del próximo curso, en septiembre, se pondrá en marcha Zaintza Eskola, para informar y formar a las personas cuidadoras sobre los principales aspectos del cuidado y los recursos sociales y comunitarios para la atención a las personas con dependencia. Las sesiones, que rotarán por todas las comarcas del territorio, constarán de cinco módulos de dos horas cada uno sobre ámbitos como la movilización de personas, los cuidados, las incapacitaciones legales o las últimas voluntades.

Las sesiones se desarrollarán en centros de día, de forma que las personas a cargo de los cuidadores puedan estar atendidas por profesionales mientras dura la formación, una de las principales problemáticas con la que se encuentran a la hora de acceder a estos servicios. Toda esta formación y las competencias adquiridas, además, se irán acreditando con un título oficial, de manera que puedan servir a las personas cuidadoras para desarrollar una futura labor profesional en este sector, si así lo eligen. “Es una medida con mucho recorrido y potencial”, destacó Rementeria.

Aplicación móvilA través de las nuevas tecnologías se pondrá en marcha además la aplicación móvil Zain-tzAPP, con la que las personas cuidadoras podrán recibir consejos sobre cuidados, vídeos, comunicaciones de Zaintza Eskola y tener un canal directo de contacto con la persona coordinadora de caso. Está previsto su desarrollo durante el segundo semestre de este año, de forma que entre en funcionamiento en 2019.

La experiencia ha mostrado a la Diputación que las personas cuidadoras tienen lesiones propias de la tarea que desarrollan, como dolores de espalda, sobrecargas o estrés. “Todos sabemos lo que cuesta levantar o acostar a una persona si no se dispone de los medios o no se tienen los conocimientos adecuados”, advirtió Unai Rementeria. Otro programa piloto permitirá detectar, a través del análisis directo de 90 casos, cuáles son los riesgos laborales más comunes y cómo darle solución. Las ayudas técnicas, que ya están incluidas para las personas dependientes, se extenderán también a los cuidadores, por ejemplo en el uso de fajas o grúas.

Finalmente, el estatuto reconocerá el derecho al descanso de las personas cuidadoras. Para ello, junto a la posibilidad de estancias en centros de día los fines de semana, se garantizará el acceso a una residencia durante 15 días con un coste siempre inferior a los 520 euros que se abonan al mes por los cuidados en el entorno familiar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120