Final del Manomansita

“Estoy muy contento porque entro en la historia”

Jokin Altuna reconoció que “todos los tantos han sido muy peleados” y se mostró tremendamente satisfecho por ganar la txapela del manomanista

Jokin Victoria de Lecea - Lunes, 28 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Jokin Altuna, ya con su txapela del Manomanista, exterioriza su alegría.

Jokin Altuna, ya con su txapela del Manomanista, exterioriza su alegría. (Foto: Jose M. M.)

Galería Noticia

Jokin Altuna, ya con su txapela del Manomanista, exterioriza su alegría.

Bilbao- Las emociones vividas durante la final del Manomanista todavía se reflejaban en Jokin Altuna tiempo después de haber conseguido vencer a Aimar Olaizola por 14-22. Saturado por los sentimientos que le invadieron desde que el cartón 22 apareció con color azul. Felicidad e incredulidad. “No me puedo creer lo que ha pasado”, afirmó el amezketarra. Altuna consiguió hacerse un hueco en la historia del campeonato y, como él mismo reconoció, mucho antes de lo esperado. Fue una final para confirmar lo vivido en estos meses. Primero logró creer que era capaz de hacerlo y ayer ese sueño que veía lejano hace cuatro años se hizo realidad. La txapela fue la guinda perfecta y el pelotari guipuzcoano quedó tremendamente satisfecho con el partido realizado, reconociendo que “he hecho una grandísima final”.

A pesar de su juventud, Altuna no llegó como un neófito en las finales. Sabe de qué va esto y ayer las lecciones aprendidas en sus dos finales del Cuatro y Medio vividas le dieron un aplomo extra para superar los nervios iniciales. “La primera final que jugué estaba muy tenso y en esta también lo estaba, pero esta vez no era nuevo. Al salir a la cancha veía que estaba tenso, pero tenía la experiencia de que si calentaba le podía dar la vuelta y así ha sido”, explicó. En esos primeros pelotazos, la igualdad fue máxima y ninguno de los dos pelotaris pudo dar su mejor nivel. Ver la txapela en el horizonte pesa, agarrota las piernas y encoge el brazo. “Creo que al principio ninguno de los dos hemos jugado bien. Hemos salido tensos. Nos costaba gozar con la pelota, también a la hora de buscar los ángulos. No me encontraba bien, pero al final los tantos duros me han ayudado a meterme en el partido”.

A partir de ahí, el partido se mantuvo igualado. Ninguno de los dos finalistas pudo escaparse en el marcador y, pasado el primer descanso, aventurarse en apostar por el ganador todavía era muy arriesgado. No había dominador claro. “Ha ido a tramos. Al principio yo he estado más lleno, luego cuando le he hecho la primera tacada le he visto muy lleno, pero luego ha hecho muchos tantos”, comentó. Altuna consiguió su victoria a base de trabajar y trabajar. Nunca pudo confiarse y la lucha fue una constante para él, hasta cuando el marcador era más favorable. “Todos los tantos han sido muy peleados. Creo que le he hecho poco daño con el saque. He conseguido pegar algunos a la pared, pero Aimar, con esa muñeca izquierda increíble que tiene, me abría al ancho y me quitaba el juego de aire. Cuando iba ganando sabía que todavía tenía que sufrir mucho y así ha sido”, analizó Altuna, que reconoció que “ganar una final así sabe mejor todavía”.

El partido se rompió cuando el guipuzcoano logró el 13-15 tras un tanto dominado por Olaizola. Fue su despegue. Aun así, sentía que creer en la victoria todavía era una temeridad y “a pesar de ir 13-20 lo veía difícil porque Aimar con el saque es muy peligroso”. Fue llegar a 21 tras un intercambio de pelotazos “durísimo” y empezar a saborear la txapela, a creer que por fin era suya. Y con último tanto, Altuna por fin pudo liberarse. Soltar toda la tensión acumulada y arrodillarse en el suelo para saborear la gloria. Lo había hecho. “Tengo una felicidad increíble aunque creo que cuando pase el tiempo lo valoraré mejor. Todavía ni me lo creo. Tenía esperanzas en esta distancia, pero no creía que iba a llegar tan pronto”, expresó el amezketarra. Esta victoria significa mucho más que la txapela, es el paso definitivo para que Altuna entre dentro del privilegiado grupo de los campeones del Manomanista. “Estoy muy contento por lo que he conseguido y porque entro en la historia”, afirmó.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120