Ha sido una singladura de 4.981 días

Corto, pero intenso

Las catorce temporadas del Bilbao Basket en la Liga ACB están repletas de momentos para el recuerdo

Jon Larrauri - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mumbrú, que anotó 26 puntos, se despidió ayer del baloncesto profesional.

Mumbrú, que anotó 26 puntos, se despidió ayer del baloncesto profesional. (J.M.M.)

Galería Noticia

Mumbrú, que anotó 26 puntos, se despidió ayer del baloncesto profesional.

Burgos- Ha sido un viaje de trece años, siete meses y 21 días que se ha hecho corto porque eso es lo que ocurre con las cosas placenteras, que pasan a la velocidad de la luz y quien no las saborea en su momento corre el riesgo de lamentarlo cuando ya son historia. Ha sido una singladura de 4.981 días que nació aquel 3 de octubre de 2004 con paliza contra el Baskonia y que terminó -ojalá se pueda añadir que por el momento- ayer en el Coliseum Burgos dos duelos después de que el descenso se hiciera matemático. Y en medio de estas dos fechas, un sinfín de acontecimientos, episodios gloriosos, algunos momentos sonrojantes, un buen puñado de ídolos deportivos y centenares de instantáneas que los aficionados tendrán memorizadas para siempre.

Porque el periplo del Bilbao Basket en la Liga ACB ha sido, por encima de todo, intenso. Muy intenso. En esos catorce cursos ha habido tiempo para todo. Para unos años iniciales de consolidación con algún que otro coqueteo con la zona baja de la tabla, a una fase de asentamiento que propició los primeros viajes a la Copa, al play-off y, por consiguiente, las primeras expediciones continentales en aquella Eurocup en la que al conjunto vizcaino solo le faltó la guinda del título. Y en la campaña 2010-11 llegó la obra cumbre, aquella final de la ACB contra el Barça tras batir al Real Madrid en una semifinal apasionante que, además, trajo como regalo el increíble curso de Euroliga solo frenado por el CSKA en la antesala de la Final Four.

Pero después de la fiesta llegó la resaca en forma de debacle económica y los problemas de impagos, huelgas, patrocinadores fallidos y los cambios accionariales fueron ganando titulares desplazando a las noticias deportivas y firmando una curva descendente que ha acabado por enviar a la LEB -y quién sabe si algo más- el proyecto. Pero lo que quedará en la memoria de la marea negra serán los héroes, los de casa como Javi Salgado o Txus Vidorreta, o los que vinieron de fuera para acabar siendo vizcainos de pura cepa como Álex Mumbrú, Marko Banic, Fotis Katsikaris, Fred Weis, Kostas Vasileiadis y decenas y decenas más. Han sido 14 años cortos, pero muy intensos, hasta el momento del adiós. ¿O será simplemente un hasta luego?

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120