así lo contempla el Plan General de Bilbao

Zorrotzaurre pretende garantizar con puentes móviles que la ría sea navegable

Pablo Otaola señala que así lo contempla el Plan General de Bilbao, aunque reconoce que lo hace más costoso y difícil

Olga Sáez - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Vista de Zorrotzaurre.

Vista de Zorrotzaurre. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

Vista de Zorrotzaurre.

BILBAO- Zorrotzaurre apuesta por comunicar la futura isla con puentes móviles que garanticen la navegabilidad de la ría. El Plan General de Ordenación Urbana así lo contempla, según dijo ayer el gerente de la comisión gestora de Zorrotzaurre, Pablo Otaola, aunque eso suponga un mayor costo y complejidad técnica. “La isla de Zorrotzaurre es el futuro de Bilbao, pero una vez que el proyecto se ha lanzado y se ha comenzado a ejecutar, también es presente”, dijo Otaola.

En un encuentro organizado por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi, Adype, el gerente de la comisión gestora de Zorro-tzaurre analizó el proyecto urbanístico de este enclave bilbaino ubicado junto a la ría y aportó algunas claves sobre lo que a su juicio tiene que ser su desarrollo.

La isla será una realidad antes de que acabe el año y, pocos meses después, los primeros residentes habitarán las primeras promociones de viviendas que se encuentran ahora en construcción en la zona de San Ignacio. Cómo resolver la comunicación entre las orillas de la ría es una de las cuestiones que determinará también los usos futuros de la lámina de agua. Otaola apuesta claramente por que los puentes sean móviles, tal y como recoge el Plan General de Bilbao, un debate que en todo caso no está cerrado, según confesó en este mismo foro Ibon Areso que, aunque no se encuentra en estos momentos en activo, es una de las personas que más implicación ha tenido en la gestión del proyecto. El concejal de Urbanismo, Asier Abaunza, tampoco da por cerrada esta decisión que, en principio, afectaría a cuatro nuevas conexiones. Se trata de la unión entre Zorrotzaurre y Punta Zorrotza y la unión desde la isla hasta Olabeaga, además de otros dos puentes entre ambas puntas de la isla.

Tanto el puente de Frank Gehry como el de San Ignacio, que se está construyendo en estos momentos y que conectan la isla con el canal son fijos, pero, “a partir de ahora el resto de levadizos deberían de ser móviles si se quiere recuperar la imagen de los veleros por la lámina de agua”, dijo Otaola. Y no solo eso, el gerente de la comisión gestora cree que esta decisión influirá también en la importancia que se le quiera dar al Museo Marítimo. “¿Qué queremos del Museo Marítimo? A veces parece que a nadie le interesa”, se preguntó ante un nutrido grupo de profesionales que asistieron al coloquio organizado por Adype para conocer en detalle este proyecto.

“La modificación del planteamiento que se hizo para Zorrotzaurre establecía que los puentes aguas abajo de la ría tienen que ser móviles. El Gobierno vasco hizo un estudio de alternativas de cómo saltar la ría. Ahora se va a activar cómo ponerlo en marcha, puesto que pronto van a comenzar a construirse viviendas en la isla y, por tanto, habrá que empezar a conectarlo con transporte”, dijo. La complejidad técnica tiene que ver con los tiempos del tranvía, que de ser móviles los puentes tendría que tener una sincronización escrupulosa. En todo caso existen ejemplos como el puente Chaban-Delmas en Burdeos que han utilizado el sistema izable sobre el río.

Zorrotzaurre es una de las iniciativas más ambiciosas en la transformación de Bilbao tanto por las dimensiones de este espacio -casi 840.000 metros cuadrados- como por los retos técnicos, urbanos y ambientales que plantea. Así, otro de los aspectos que preocupan al gerente de la comisión gestora de Zorro-tzaurre es el tipo de comercios que se implanten en el futuro. Lo conveniente para Otaola es que exista vida y eso lo genera un modelo de establecimiento, por lo que sugirió que se aplicara “una política fiscal que seleccionara el tipo de comercio que fuera a implantarse en la isla”.

Un Casco Viejo

El plan urbanístico planea la construcción de 5.500 viviendas, de las cuales la mitad serán protegidas. Pero al mismo tiempo se conservará el actual núcleo de viviendas que se han sometido a un proceso de rehabilitación y conformarán un casco viejo dentro de la isla. Se han reformado 312 viviendas que mantendrán en el futuro la esencia de lo que fue Zorrotzaurre en el pasado. Junto a esto se desarrollarán equipamientos públicos para atender las necesidades de vecinos y trabajadores. Además, el tranvía recorrerá la isla a lo largo de cuatro paradas y “se dará prioridad peatonal a viandantes y ciclistas”, dijo Otaola. De hecho, están previstos pocos aparcamientos para que la zona sea eminentemente peatonal.

En su opinión, en estos momentos hay muchos bilbainos que no conocen Zorrotzaurre porque nunca han tenido necesidad de acercarse a esta península que “hasta ahora les quedaba al final de la ciudad”, pero poco a poco “y gracias a las actividades que ya se han empezado a organizar” se está convirtiendo en una zona de moda, sobre todo para las personas más jóvenes. Otaola está convencido de que va a ser una zona muy codiciada y de hecho confesó que “hay mucho interés de las empresas y de los bilbainos por residir en la isla”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120