Carta a Irene

Daniel Ezpeleta Iruñea - Jueves, 24 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Ahora que ya ha pasado la canalla por la huerta y por el jardín, relájate. Tranquila, reina. Lo más importante en el mundo, en este momento, son los dos bebés que vas a parir. Cerca de la casa, si no hay, planta almendros, porque no hay primavera sin almendros en flor. También olivos;porque no hay invierno sin olivas. Al menos un melocotonero, porque no hay otoño sin melocotones. Y un pino piñonero y otro de tea;una higuera y alguna encina, pues la sombra es parte del sol del verano. Trae para las vacaciones a un par de niños del Sáhara y otros dos de Chernóbil para que gocen con el agua tibia de la piscina con tus niños y aprendan a ver el mundo con amplitud, con mirada amplia y crítica. Dile a Pablo que cuando hable de casta afine un poco porque le pueden devolver el golpe. Pero sin miedo, que vaya a por ellos sin miedo;a por los de la casta quiero decir, no a por catalanes o vascos, que estos decidan lo que quieran. Si no nos unimos en España, que se está convirtiendo en estercolero nauseabundo de mierda, nos uniremos en Europa;pero atento, que allí hay también mucha canalla de esa que se dedica a la política para forrarse: ellos y sus compinches, los ricos. Bueno, reina mora, te deseo un feliz parto y a por ellos, que son pocos y cobardes. Te esperan treinta años de hipoteca y de pagar el caro y duro peaje de tener hijos. Eroriz, eroriz, oinez ikasten da. Cayéndose, se aprende a andar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120