DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Eduardo Zaplana Exdirigente del PP y exministro de Aznar

Eduardo Zaplana, un superviviente en la cuerda floja

Los escándalos han rodeado a Zaplana, que siempre ha capeado el temporal

Un reportaje de Javier Núñez - Miércoles, 23 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Galería Noticia

Zaplana, detenido por la UCO en ValenciaReproducirEduardo Zaplana, acompañado por agentes de la Guardia Civil durante el registro de su chalé de Benidorm ayer tarde.

LOS escándalos y la sospecha de corrupción ha rondado a Eduardo Zaplana (Cartagena, 1956) pero, superviviente como nadie, hasta ayer había sabido capear el temporal. Su nombre ha salido a la palestra en elcaso Naseiro, el caso Lezo o Terra Mítica, pero ha demostrado una exquisita habilidad para eludir cuantos asuntos judiciales amenazaban su carrera política.

Su primer contacto con la cuestión pública ya estuvo marcado por la polémica. En 1991 accedió a la Alcaldía de Bernidorm gracias al voto de una concejal tránsfuga del PSOE, Maruja Sánchez, que estuvo escondida varios días en un chalé hasta que se logró concretar la votación en la corporación municipal. Trasvencer a Pedro Agramunt en la lucha por presidir el PP valenciano, las sospechas también le acompañaron en su asalto a la Generalitat valenciana. Gracias alPacto del Pollo(llamado así por celebrarse en el despacho del empresario avícola Federico Félix) entre el PP y Unión Valenciana, Zaplana se convirtió en 1995 en el presidente de la Comunidad.

Zaplana impulsó Terra Mítica, gran parque temático que se creó bajo sospecha y que acabó en los tribunales, con más de una veintena de condenados, entre estos su cuñado. Costó a la Generalitat Valenciana más de 300 millones de euros y se vendió por 65 millones. Bajo su mandato también se reconfiguró la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava, con enormes sobrecostes. Sin embargo, de ambas cuestiones salió indemne sin que se pudiera imputarle delito alguno.

En 2002, la llamada de Aznar lo elevó a Madrid. Fue el portavoz del Gobierno de Aznar durante los atentados yihadistas del 11 de marzo y para la memoria han quedado sus desesperados intentos de vincular a ETA con estos hechos cuando ya todos los indicios apuntaban al terrorismo yihadista. Años después Telefónica le abrió la puerta a su salida de la política, tras los batacazos del PP en 2004 y 2008.

También eludió sus responsabilidades en el caso Lezo tras descubrirse sus conversaciones telefónicas con Ignacio González, donde se atacaba a Mariano Rajoy y a Esperanza Aguirre. Sin embargo, todo acabó ayer. Quien había sabido escurrir el cieno de la corrupción que ha acompañado al PP valenciano en los últimos 20 años era detenido.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Estado

ir a Estado »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120